Cerrar Buscador

Memorias de un romántico de la televisión local

Por Fran Cano - Junio 12, 2018
Memorias de un romántico de la televisión local
Salvador Ramos, en su etapa de reportero en la televisión local de Villacarrillo.

Salvador Ramos enfila la publicación de sus libros Charlas Salvi, una vida, donde repasa sus vivencias y su etapa como reportero en Villacarrillo

Tiempo de mirar atrás para proyectar las experiencias pasadas. Salvador Ramos Juárez "Salvi" nació en la Estación Linares-Baza, vivió en diferentes municipios de la provincia y desarrolló una de sus pasiones, la comunicación local. En breve dará cuenta de las etapas que atravesó con dos publicaciones, Charlas... Salvi, una vida... Ramos recuerda con cariño el inicio de la década de los 90. De aquel tiempo es deudor Charlas..., que recoge las entrevistas que hizo a diferentes personalidades de Villacarrillo. "Es de corte local. Tuve una televisión. Me encantaba la comunicación y fui uno de los pioneros en aquel tiempo", remarca en declaraciones a este periódico. Pasaron decenas de personas por el plató de Televisión Las Villas. La contraportada del libro ya refleja que Salvador Ramos recabó testimonios de todo tipo de protagonistas: profesores, expresidiarios, actores de cine, alcaldes, biólogos, poetas y agricultores, entre otras profesiones. El reportero guarda todas las grabaciones: "Mi mujer me ha ayudado a transcribir las entrevistas", reconoce. Tuvo cuatro estudios en Villacarrillo. El primero estaba en la calle Luis Clement, donde inició aventura de la mano de dos socios. Posteriormente, ya en solitario, se mudó al número 49 de la calle Concepción. De ahí pasó al 69 de la calle Gustavo Adolfo Bécquer y más tarde al número 4 de Francisco García del Valle, donde compró su casa.

UN HOMBRE POLIFACÉTICO

Antes de llegar a Villacarrillo, "Salvi" también estuvo conectado a la televisión, pues llevó el extinto vídeo comunitario por cable en Jabalquinto, Espeluy, Estación de Espeluy, Lupión y Guadalimar del Caudillo. También asumió el vídeo comunitario por ondas en Andújar, y fue operador de telecomunicaciones con redes de cable desplegadas en Castellar, Villanueva del Arzobispo y Villacarrillo. Si bien la comunicación tuvo un espacio importante en su vida desde 1990 hasta 2008, también tuvo otras profesiones: desde matriceria y calderería en la Estación Linares-Baeza hasta maestro industrial pasando por hostelero y constructor de pisos. Estas últimas labores las desarrolló en Bailén, donde abrió la Cafetería-Pub Salvi, aún con actividad comercial pero con distintos nombres y dueño. Ramos contrajo matrimonio en Bailén, donde vivió antes de afincarse en Villacarrillo. De todas las vicisitudes que le acompañaron dará cuenta en un libro con tres tomos. "En estos momentos estoy comenzando mi cuarta vida. Tengo que resolver unos asuntillos pendientes. Si Dios me concede la gracia de seguir viviendo, escribiré mi tercer libro", promete. De la televisión a la pluma. Las ganas de contar siguen muy vivas.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.