Cerrar Buscador

La remunicipalización de los servicios públicos, una necesidad para Jaén

Por Redacción - Enero 17, 2020
La remunicipalización de los servicios públicos, una necesidad para Jaén
Fachada del Ayuntamiento de Jaén. Foto: Esperanza Calzado.

Por María Dolores Nieto y Miguel Quesada, miembros de Jaén, Sentido y Común

Los servicios públicos locales que han de garantizar las necesidades básicas y los derechos de las personas que habitan la ciudad, están siendo objeto de un ataque furibundo por parte de las políticas neoliberales de recortes y privatizaciones. Lo que hay de fondo es someter a las instituciones más próximas y cercanas como son los Ayuntamientos, quitándoles capacidad de respuesta y actuación en tiempos de crisis y precariedad.

En Jaén los gobiernos municipales han sido alumnos aventajados en esta política de entregar al control privado nuestros servicios públicos, aquellos bienes comunes que nos pertenecen a toda la ciudad porque los usamos y los pagamos. Si a ello le unimos la reducción de la financiación que le corresponde al Ayuntamiento por justicia, la falta de inversiones de las Administraciones en sus presupuestos,  el  endeudamiento a altos intereses con la banca privada y la venta del patrimonio municipal a previo de saldo,   el resultado es la realidad actual de un Ayuntamiento endeudado y una ciudad en declive económico, urbano y demográfico

No hay dudas, las privatizaciones han sido un fracaso. El argumento ideológico utilizado como coartada privatizadora de que la gestión privada es más eficiente que la pública se ha demostrado totalmente falso. En nuestra ciudad los servicios gestionados por empresas concesionarias son de mala calidad, están entre los peor valorados de todo el país. Privatizar ha significado que ha primado el beneficio económico de las empresas gestoras sobre el bien común y las necesidades de la ciudad, que además en busca de más beneficios recortan empleos y derechos laborales. 

Y todo ello a un mayor coste económico para las arcas públicas. Los costes de las privatizaciones son en gran medida la causa de la deuda municipal de nuestra ciudad. Un estudio realizado por el grupo municipal de Jaén en Común, en 2015 con motivo del debate de presupuestos municipales, estimaba sobrecostes acumulados a lo largo de años  en el conjunto de las concesiones por unos 350 millones. 

La distribución del capítulo de gastos corrientes del presupuesto municipal arroja datos muy significativos.  Más de la mitad de los gastos corrientes municipales (aproximadamente un 68% del capítulo II del presupuesto municipal liquidado en 2017) fue gasto relacionado con privatizaciones. Como consecuencia no es de extrañar que la mayor parte de los préstamos del Fondo de Pago a Proveedores solicitados por el Ayuntamiento, durante el periodo 2015-2019 una media del 70-75%, tenía como destino el pago de la deuda con concesionarias.

Por el lado de los ingresos de las arcas municipales, las privatizaciones también han supuesto una merma importante. La recaudación de tasas que antes gestionaba al ayuntamiento pasa a las empresas concesionarias, sin posibilidad de control público eficaz del dinero que pagan los ciudadanos y ciudadanas de Jaén por estos servicios, situación que se deduce de los informes de la propia intervención de fondos municipal. De manera similar la opacidad que afecta a los ingresos del servicio de autobuses urbanos. En los presupuestos municipales consta lo que paga el Ayuntamiento en concepto de subvención, pero no lo que recauda la empresa, que periódicamente  solicita un aumento del precio del billete en base a un supuesto déficit entre gastos e ingresos.

En definitiva es bastante evidente que el argumento del mayor coste económico que supone para la ciudadanía la gestión pública, parten de un engaño deliberado que opera a escala globlal y local pero que ha sido desmontado por informes elaborados siempre a posteriori y por la propia experiencia. Así, por ejemplo, el informe del Tribunal de Cuentas de 28 de noviembre de 2013, sobre la fiscalización del sector público local del ejercicio de 2011, concluye que la gestión privada de la limpieza viaria, del abastecimiento de agua potable y de la recogida de residuos sólidos tiene un coste medio superior a la gestión directa realizada con medios propios de los Ayuntamientos. Solo en el servicio de limpieza viaria la gestión directa del municipio es un 71% más económica.

Recuperar los servicios públicos locales, volverlos a poner bajo el control y la gestión directa del Ayuntamiento, es una acción necesaria e imprescindible en un proyecto de futuro y de rescate de Jaén. Por ello saludamos el acuerdo adoptado  por el Pleno del Ayuntamiento el pasado 15 de Octubre, en respuesta a la solicitud presentada por Jaén en Común, hoy Jaén Sentido y Común, de iniciar un expediente de declaración de nulidad de pleno derecho de la prórroga de 2005 del contrato del Servicio Municipal del Transporte Urbano. Esta decisión es una vía abierta, una oportunidad para iniciar una nueva etapa de empoderamiento del Ayuntamiento y de participación social en la gestión de la ciudad, y que no puede cerrarse, como  propone el actual y continuista equipo de gobierno municipal, con una nueva privatización, supuestamente a una empresa mejor y más “ moderna”,  una vía ya fracasada en Jaén.  

Desde Jaén Sentido y Común proponemos a los movimientos vecinales y colectivos sociales de la ciudad, la iniciativa de realizar un debate público y una consulta popular, para que sean los habitantes de nuestra ciudad los que de forma consciente e informada decidan sobre la gestión de un servicio público tan vital para la ciudad. 

Lo que está en juego  para Jaén con la nulidad del contrato de los autobuses públicos urbanos es mucho, lo que nos jugamos es  si la ciudadanía va a ser un sujeto activo en la construcción de la ciudad que queremos o solo un mero sujeto pasivo de políticas regresivas. Por otro lado, también nos jugamos cual va a ser el papel del Ayuntamiento en el futuro, un mero instrumento al servicio de los que han saqueado durante décadas  nuestros recursos o un instrumento útil y fuerte, capaz de impulsar políticas de reactivación de la ciudad. 

Por María Dolores Nieto y Miguel Quesada, miembros de Jaén, Sentido y Común

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.