Cerrar Buscador

Mures reafirma la “plena disponibilidad” del parque y del Centro Social

Por Fran Cano - Septiembre 16, 2017
Compartir en Twitter @FranCharro
Mures reafirma la “plena disponibilidad” del parque y del Centro Social
El bastón de mando está otra vez en poder de la ELA de Mures. En la imagen, los vocales en un pleno. Foto: Fran Cano.

Rifirrafes y acusaciones entre las vocales de IU y la portavoz del PSOE marcan un pleno extraordinario que repasó las incidencias de San Roque

La ELA de Mures reivindicó ayer la “plena disponibilidad” del parque de la aldea y del Centro Social gracias a los votos favorables de las dos vocales de IU y del representante del PP. El PSOE votó en contra en los dos puntos cruciales de la sesión extraordinaria. Los rifirrafes y las acusaciones entre Francisca López “Paquitina”, presidenta de la ELA, y María Villegas, líder del PSOE, fueron constantes. Había que repasar las incidencias en las últimas fiestas de San Roque —el bajo del Centro Social estuvo precintado después de que López lo abriera; la adjudicataria del bar cerró su negocio en fiestas, y hasta hubo un vigilante. De ahí la tensión, presente también entre el público que acudió al pleno.

El cuarto punto abordaba la disponibilidad del parque. Loli Prieto, vocal de IU y mano derecha de Francisca López, argumentó que el parque es “el corazón de la ELA” y que la aldea tiene las competencias exclusivas. Además, previamente se leyó el inventario de bienes, donde figura el parque. Prieto calificó de “usurpación” y “transgresión de la competencias” el permiso que recibió la adjudicataria del Centro Social para colocar mesas y sillas en 270 metros cuadrados. El permiso provino del Ayuntamiento de Alcalá. Prieto habló de “ilegalidad” y expuso la notificación destinada al equipo de Gobierno de la ciudad de La Mota para que retirase las sillas en dos días. Asimismo, se mostró a favor de habilitar López para hacer lo que fuese necesario por la vía jurídica.

EL AJUSTE DE CUENTAS

Cándido Berlanga, vocal del PP, señaló en su breve intervención que estaba a favor de aprobar el punto. Todo lo contrario que María Villegas, quien se quejó de que en seis años no había tasas aprobadas para regular las mesas y las sillas que se pueden colocar en el parque “público”.

—Los bienes de Mures no son privativos suyos —le dijo Villegas a López.

Fue sólo el primer encontronazo de la tarde.

Villegas, que se fue antes de que acabara la sesión, reforzó el argumento que mantuvo en el conflicto de San Roque. A su juicio, López comete una “persecución política” con la última adjudicataria del Centro Social.

—Su único objetivo es la venganza absurda y estúpida —abundó la socialista.

El murmullo del público fue subiendo hasta que hubo interpelaciones directas. La cuestión del parque era tan delicada como lo que se abordó justo después, el Centro Social.

—Fue una vergüenza que no tuviésemos lavabos en el centro durante las fiestas. El alcalde de Alcalá tiene mucha soberbia —criticó Prieto luego de que López y Villegas se enzarzaran en otra discusión.

“Paquitina” levantó los aplausos de parte del público cuando recordó el episodio de las llaves que nunca recibió, tras acceder al cargo en 2011, para abrir el Centro Social.

—¿Sois los amos del cortijo? Tú quitaste la cerraja. ¡Vaya San Roque! –le dijo a Villegas.

“ESPACIO PÚBLICO, GESTIÓN PRIVADA”

El punto sobre el Centro Social también fue aprobado, de nuevo con el voto favorable de Berlanga.

—Yo lo ratifico. Y no por lo que ha pasado este año, sino que desde antes estoy a favor —dijo.

Los vocales del PSOE votaron en contra. Villegas insistió en diferenciar la titularidad pública de espacios como el Centro Social de la “gestión privada”. Lo hizo con ejemplos, y recibió un toque de atención por parte del secretario. Entendió que había cierto tono paternalista y condescendiente en la forma de ilustrar esa diferencia. Villegas insistió en que la gestión del centro compete al área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Alcalá. Por ello justificó sus acciones cuando era edil acalaína del ramo.

EL CORREO QUE NO LE LLEGÓ A VILLEGAS

El secretario tuvo que pedir silencio en varias ocasiones. Recordó al público que no podía hablar con los vocales ni mostrar aceptación o rechazo a sus intervenciones.

El pleno ya empezó trabado. Villegas se quejó de que no había recibido en su correo ni los puntos del día ni las actas. De hecho, aseguró que tuvo la convocatoria tres horas antes de la sesión.

El secretario, que también tuvo sus roces con Villegas, le recordó que enviar la documentación es una deferencia de la ELA, y que su deber es ir al Ayuntamiento a coger cualquier documento que precise la sesión.

Fue un pleno extraordinario.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK