Cerrar Buscador

Luis Pérez, un "obrero de la voz" con muchas ganas de trabajar

Por Javier Cano - Septiembre 04, 2020
Luis Pérez, un "obrero de la voz" con muchas ganas de trabajar
El vocalista jiennense Luis Manuel Pérez.

El cantante, vocalista principal de la Orquesta Zodiaco, lamenta el parón causado por el Covid y aspira a volver a cantar, en grupo o como solista, allí donde haya un escenario

Nació en Jaén en 1993 y se llama Luis Manuel Pérez Gómez, pero carteles y neones prefieren nombres cortos y, con humildad franciscana, lo ha recortado por los extremos hasta quedarse en ese Luis Pérez con el que pisa el escenario como un "obrero" de la música, según él mismo se define. Humildad franciscana, vaya que sí.

"A veces he ido por sitios y me han reconocido; eso es un orgullo, te da alegría que te reconozcan, pero la fama es complicada", asegura. No es su camino, lo tiene claro de la misma manera que prefiere no transitar la senda de los talent shows, donde "todo está muy medido y muy vendido": "En 2017 me presenté a OT, en Granada, con una compañera; estuvimos un rato, pero no lo pasamos. No me convencen", aclara.

Muchos lo han oído ya, conocen su talento al frente de la Orquesta Zodiaco, de la que es vocalista principal después de debutar en el musical Vida en 2015, formarse vocalmente al lado de David Martín y pasar por formaciones como Tubular Show o el dúo Dragonfly, que compagina con el grupo y cuyo trabajo encabeza este reportaje; una trayectoria artística plena de vocación que el coronavirus ha interrumpido bruscamente, como una afonía en plena actuación o una descarga eléctrica micrófono en mano. ¡Ay, el Covid-19!

"Ahora mismo la profesión está en stand by, en sus horas bajas; está todo parado, y desde que se declaró el estado de alarma la orquesta no ha tenido ninguna actuación nueva. La mayoría se están separando y los integrantes forman grupos pequeños para actuar. Zodiaco está aguantando y, aunque algunos de sus componentes tienen sus grupos paralelos, la mayoría estamos a la espera"... En el silencio de la espera, diría el modernista Villaespesa.

Como buen vocalista orquestal, se adapta a cualquier estilo, "desde el pasodoble hasta el reggaeton, que es lo que más se lleva ahora", por mucho que lo suyo sea el pop y el rock. Es un profesional y lo tiene claro: lo que el cliente demande, eso se canta. 

"Continúo con la orquesta, pero si me sale algún contrato como Luis Pérez ahí estaré, en un pub, en las fiestas de un pueblo, en cualquier barrio...", sentencia el cantante jiennense, un "obrero de la voz" con muchas, pero que muchas ganas de trabajar.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.