Cerrar Buscador

Úbeda ejerce ya como capital española de la novela histórica

Por Javier Cano - Noviembre 13, 2019
Úbeda ejerce ya como capital española de la novela histórica

El certamen internacional, que comenzó ayer martes y se extiende hasta el próximo domingo, trae a la ciudad a la flor y nata de este género literario

Ocho años hace que Úbeda se puebla de autores de prestigio y lectores fieles de novela histórica cada otoño, cuado la ciudad se convierte en capital de este género literario y todos los ojos miran hacia ella con ganas de admirarla a pie de calle, de disfrutarla, de vivirla. Sí, el certamen acumula ya tanta historia que, en sí mismo, podría protagonizar un libro firmado por alguno de las más brillantes plumas de hoy día en lo suyo. 

"Son ocho ediciones y la verdad es que hay ya un arraigo del evento con la ciudad, durante todo el año ya somos parte del calendario, como la Semana Santa u otras tradiciones, y el apoyo que tenemos de la gente es increíble. Sobre todo lo que respecta al bloque de actividades que se hace un poco más en la calle, que son las de recreación histórica; si lo pensamos y echamos la vista atrás parece que fue ayer, pero son ya ocho ediciones", celebra Pablo Lozano, director de la cita.

Todo un acontecimiento cultural que va camino de formar parte del patrimonio monumental de la patria chica de Muñoz Molina, al menos en cualquier guía que se precie. Y es que este encuentro que implica a lectores, escritores e incluso a quienes no tocan un libro ni para calzar un mueble pero que tienen la suerte de ser vecinos de la preciosa urbe renacentista atrae, y mucho, hasta el punto de poner a Úbeda en el centro del mapa internacional de la literatura histórica. 

"Ahora mismo es el evento del género más importante a nivel nacional, y no lo digo yo, lo dicen los propios escritores, los periodistas...", apostilla Lozano. Para muestra, un botón: el cartel de 2019, que incluye "un plantel muy completo, tanto de autores a nivel nacional como internacional, primeras figuras de la novela histórica como por ejemplo Simon Scarrow o Ben Kane, entre otros". Con estos mimbres y un hilo conductor centrado, este año, en la guerra anglozulú de 1879 y los gladiadores, el éxito está asegurado.

Así van como van de espónsores, se puede pensar: "Tenemos apoyo de la Administracion, en este caso el Ayuntamiento de Úbeda y la Diputacion provincial de jaen, y luego tenemos otros apoyos, patrocinadores privados como la Fundación Caja Rural, Software del Sol, Grupo Avanza, Gráficas La Paz o entes como en este caso la UNED de Jaén; o sea, que el evento es fifty fifty de apoyo privado y de administraciones públicas. Cada año sumamos más, para 2020 seguro que agregamos nuevos patrocinadores", detalla el responsable de la organización.

Pasen y vean: ayer martes, primera jornada del certamen, la tarde convocó a los incondicionales del lucense Francisco Narla a la puesta de largo de su último trabajo, Fierro. Fue en el salón de actos de la sede ubetense de la UNED y la cita dejó claro que, esta semana, irse por los cerros de Úbeda conduce al mejor de los destinos. Hoy miércoles, el escritor ofrece una charla, a partir de las doce del mediodía, en el Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa, un entorno más que apropiado para no perderse sus palabras. 

 Narla presenta su libro en la UNED.
Narla presenta su libro en la UNED.

ACTIVIDADES LITERARIAS

El calendario de presentaciones de libros continuará mañana miércoles, a las siete de la tarde, en la Biblioteca Municipal de Navas de San Juan, primera extensión, este año, de las actividades del encuentro, que lejos de ensimismarse entre los cuatro puntos cardinales de la capital de La Loma, trasciende fronteras y abre agenda también en los municipios hermanos. Allí, la catalana Claudia Casanova dará a conocer a naveros y desplazados Historia de una flor. Media hora más tarde, de nuevo en la UNED de Úbeda, Mercedes Santos desgranará lo desgranable de Sitiados, su entrega más reciente.

Por su parte, Carlos Bardem hablará de su libro Mongo Blanco en la UNED, a las ocho y media, una de las citas que más atención despierta.

Las puertas del fin de semana se abrirán de par en par para que pase por ellas un grande de la novela histórica internacional, Simon Scarrow, que pronunciará una conferencia a las cinco de la tarde (hora lorquiana) en el Antiguo Coliseo España de Santisteban del Puerto. Un par de horas después, Claudia Casanova presentará su novela en Libros Prohibidos, de la ciudad anfitriona del certamen, el mismo escenario que a las ocho y cuarto acogerá la cita con el tinerfeño José Zoilo y sus Cenizas de Hispania.

A esas alturas de la película, la Ciudad de los Cerros andará ya ebria de literatura, pero con un programa pendiente de desarrollo que hará del sábado y el domingo dos días de esos en los que quedarse sin batería en el móvil puede provocar ataques ansiosos, de tanto nombre ilustre como poblará sus calles, de tantísima fotografía como se pondrá a huevo.

 Alan Pitronello, ganador del premio de novela histórica.
Alan Pitronello, ganador del premio de novela histórica.

Ahí estará Alan Pitronello, ganador del codiciadísimo premio de novela de esta edición, que lo recibirá en olor de multitud en el Hotel Palacio de Úbeda, a eso de las diez y cuarto de la mañana. A quien madruga, Dios le ayuda, reza el refrán, así que quienes acudan al acto seguramente se lleven, firmada, La segunda expedición, obra que ha incluido al chileno en el palmarés del galardón. 

Para un ratito después, a las once y media, también el salón del hotel albergará la presentación de El ateniense, del cántabro Pedro Santamaría. ¡Menuda sucesión de maestros de la palabra! Allí mismo, epicentro literario del día, Scarrow conversará con sus lectores a la una menos veinte de la tarde, Ben Kane presentará su novela Guerra de Imperios (otro de los platos fuertes de la octava edición) y Baptiste Teuverey hará lo propio con Constantinopla, a las seis y cuarto. 

 El escritor Simon Scarrow.
El escritor Simon Scarrow.

RECREACIONES HISTÓRICAS

¿Qué sería del Certamen Internacional de Novela Histórica sin sus actividades de calle, sus espectaculares recreaciones, su versión más popular? Pues eso. Así que la organización no ha dejado cabo suelto y pone en bandeja, el sábado, horas memorables. Desde las once de la mañana, cuando el patio del Ayuntamiento ubetense se transforma en mercado medieval, a ver quién es el guapo que no se suma a la propuesta que Úbeda despliega como una alfombra acogedora.

En esta ocasión, la antigua Roma y la guerra zulú de 1879 copan la jornada. No en vano, a partir de las doce del mediodía, el campamento británico instalado en la monumental Plaza de Vázquez de Molina sirve de auditorio para una charla centrada en el ejército zulú en su contexto histórico, a la que cuarenta y cinco minutos después da la réplica otra conferencia acerca de las fuerzas inglesas en el mismo conflicto bélico. 

Lo gordo llegará a la una y media, ese momento en el que la plaza dejará de serlo para transformarse en campo de batalla, la de Isandlwana; qué montón de gente y qué catálogo de sensaciones en medio de una escenificación que si a alguien deja indiferente, deberá mirárselo. A la hora del café, El rapto de Gémina culminará la recreación sabatina.

Ya el domingo, los gladiadores se dejarán la piel sobre la plaza a mediodía, y a la una y media otro episodio bélico, Rorke's Drift, cerrará el capítulo anglozulí. Por rato como estos merece la pena aguantar las temperaturas gélidas que los pronósticos prevén para un finde que, a su manera, será de todo menos frío. 

JORNADA DE CLAUSURA

Que la tarde noche ubetense dará mucho de sí, está claro; pero de trasnochar, líbrense los que llegaron con ganas de apurar el programa del certamen, que aún faltará el domingo, el último de un buen número de días que ya hubiera querido vivir en primera fila un ubetense de pro, histórico hasta el tuétano: el cronista Cazabán. 

Comenzará la mañana a las diez y media en el Hotel Palacio de Úbeda con mucha, mucha satisfacción. Lo normal en una entrega de premios en la que los organizadores saben que consagran y el ganador se sabe consagrado. Le pasará a Pitronello, con su galardón, y a I. Biggi, que se llevará a su Guipúzcoa natal el premio Los Cerros de Úbeda gracias a Valkirias, la novela que Emilio Lara, Isabel San Sebastián, Jesús Maeso y Jesús Velasco (¡menudo jurado!) han estimado la mejor de 2018.

 El escritor jiennense Emilio Lara.
El escritor jiennense Emilio Lara.

Precisamente Emilio Lara será el protagonista de la penúltima actividad de este año, la presentación de su celebrada Tiempos de esperanza, a las doce menos cuarto en el mismo recinto. 

"Hay una actividad que es nueva, que no habíamos hecho nunca y que la vamos a hacer por primera vez este año; el domingo por la mañana tenemos una sesión general de firmas con los escritores, o sea: vamos a juntar a todos ellos en el patio del Ayuntamiento con sus mesas, con sus libros, y van a estar allí firmando durante una hora, para que el que no haya podido acudir a las presentaciones u otros actos, ese día pueda tener la oportunidad de verlos, de dialogar y de que les firmen", revela Pablo Lozano. Una suerte de procesión magna, pero en modo firma. 

Se cerrará así, cuando el reloj marque la una de la tarde, una nueva convocatoria que dejará en Úbeda el mejor de los sabores: el del olor de las páginas escritas a fuerza de talento. 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.