Cerrar Buscador

El olivar, ejemplo de cultivo sostenible

Por Esperanza Calzado - Diciembre 10, 2019
El olivar, ejemplo de cultivo sostenible
Foto: Juan Carlos Fernández.

El ciclo de vida de un litro de aceite de oliva, desde que se produce hasta que se consume, genera una media de 1,5 kilos de CO2

La celebración en Madrid de la Cumbre del Clima (COP25) pone sobre la mesa la necesidad de tener unos gobiernos y una sociedad comprometida con un futuro sostenible. Pero también sirve para reivindicar el papel que el sector agrario tiene como salvaguarda del medio ambiente. El olivar es un gran ejemplo de cómo todo un sector trabaja para luchar por un futuro más verde, según informa la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.

Científicos han establecido que este cultivo ayuda a retirar una ingente cantidad de gases de efecto invernadero. Así, el Consejo Oleícola Internacional (COI) apuntó en la Cumbre del Clima de Marrakech que el ciclo de vida de un litro de aceite de oliva, desde que se produce hasta que se consume, genera una media de 1,5 kilos de CO2. Pero al mismo tiempo, es capaz de llegar a fijar hasta 11,5 kilos de CO2 por cada kilo de aceite producido. ¿En qué se traduce? En balance positivo de fijación de 10 kilos de gases de efecto invernadero.

De esta manera, el olivar se convierte en uno de los ecosistemas más ricos de España, como ha puesto de manifiesto el proyecto LIFE Olivares Vivos, nacido en Jaén. Una iniciativa que cuenta con la colaboración de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, entre otras instituciones. Tras evaluar la biodiversidad de una serie de olivares, se han catalogado 165 especies de aves, una cuarta parte de las documentadas en la Península. Algo similar ocurre con los invertebrados, con 58 especies de hormigas y 119 insectos polinizadores. Asimismo se han localizado 549 especies de herbáceos y 137 de leñosas. Partiendo de esa realidad, este proyecto está desarrollando estrategias que se puedan aplicar de forma sencilla a todo el olivar español para garantizar una óptima biodiversidad.

OLIVARES VIVOS

Precisamente, en los últimos días Torredonjimeno se ha sumado a la red de municipios por los “Olivares Vivos” tras su aprobación en el pleno por unanimidad y la firma del manifiesto por parte del alcalde, Manuel Anguita, y el coordinador de esta iniciativa, el tosiriano José Eugenio Gutiérrez. Este proyecto persigue mejorar la rentabilidad del olivar mediante la recuperación de su biodiversidad.

Anguita ha valorado el acuerdo. “Se trata de luchar en beneficio del olivar”, remarca el munícipe, quien subraya la doble finalidad: “Es un proyecto de ámbito europeo que conjuga la producción con la sostenibilidad del medioambiente”, expresa.  El Ayuntamiento hará de correa de transmisión con los agricultores que quieran adherirse a la iniciativa. “Estamos muy contentos, porque es un cultivo muy importante para la conservación de la biodiversidad y tiene mucho que decir en la lucha contra el cambio climático, pues secuestra carbono”, valora Gutiérrez.  Más de sesenta munipios se han adherido al proyecto.

El COMPROMISO DE LA JUNTA

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible va a citar el próximo mes de enero a los primeros ediles integrados en el conocido como Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía con el fin de mostrar por primera vez el visor de los escenarios locales de cambio climático, una herramienta con la que los ayuntamientos podrán contar para elaborar sus respectivos planes municipales contra el calentamiento global, tal y como recoge la Ley Andaluza de Cambio Climático.

La Junta de Andalucía presentará a los alcaldes dicho visor de escenarios climáticos locales, que ya se encuentran definidos y que cuentan con hasta 32 variables climáticas para un amplio horizonte temporal. En Andalucía, el 70% de los municipios se encuentra adherido al Pacto de los Alcaldes que auspició en su día la Unión Europea. Esta organización mantuvo el pasado mes de octubre un encuentro a nivel nacional en Málaga, donde intervino el secretario general de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Francisco Gutiérrez, que incidió en la contribución que las entidades locales pueden realizar contra el calentamiento global.

La Junta de Andalucía considera clave el papel de las entidades locales en los desafíos medioambientales, ya que la ley aborda cuestiones que tienen mucho que ver con los municipios, puesto que éstos estarán obligados a elaborar y a aprobar los planes municipales contra el cambio climático, complementarios al Plan Andaluz. Entre otros objetivos fundamentales se encuentra la descarbonización que marca la ley, ya que las medidas deben enfocarse, entre otros asuntos, a promover energías renovables para que se pueda aportar con ellas, al menos, el 35% del consumo final bruto de energía. Ademas, la ley obliga a los ayuntamientos a contemplar en esos planes municipales cuestiones relacionadas con las emisiones de gases de efecto invernadero o la identificación de elementos vulnerables en los municipios al cambio climático, entre otras cuestiones.

De esta forma, la Consejería de Medio Ambiente continúa avanzando con paso firme en el desarrollo de la Ley de medidas frente al cambio climático y para la transición hacia un nuevo modelo energético en Andalucía, aprobada por unanimidad por el Parlamento andaluz. De hecho, ya se encuentra prácticamente finalizada la creación de la comisión interdepartamental, al tiempo que se están redactando también las memorias preceptivas para la tramitación del Consejo Andaluz del Clima.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.