Cerrar Buscador

Pasa, Raphael

Por Fran Cano - Diciembre 24, 2017
Pasa, Raphael
Raphael volverá a tener un especial en TVE con motivo de las fiestas navideñas. Foto: Twitter Raphael.

El artista con ambición vitalicia renueva su clásico compromiso navideño con la televisión pública

Siiiuu, Raphael —el de la pe antes de la hache— estará hoy otra vez con nosotros si es que nos animamos a poner TVE en Nochebuena. La voz linarense más universal. El mérito no es tanto su carrera sin fin, sino la vitalidad en esa melena que reta al tiempo. Sólo Camilo Sexto puede hablarle de tú a tú en lo que a fortaleza capilar se refiere.

Habrá quienes no salgamos de cotillón por un motivo u otro. Si la apuesta es la tele, todos sabemos que hay un invitado que nunca falla por estas fechas. Es difícil entender el porqué, pero la fórmula Raphael es incuestionable para TVE. En los últimos tiempos se le ha buscado un compañero del gremio, para que el de Linares no cargue en solitario con el peso del share. Han convenido los muchachos de la programación que el elegido sea un cantautor malagueño con nombre de mar. Pablo Alborán está llamado a sustituir a Raphael cuando este decline de ese rol navideño que se perpetúa sin tener muy claro cuándo la Navidad se hizo Raphael para siempre. Infinita. Si presenta las campanadas, qué podríamos escribir.

Los especiales de los dos cantantes y un musical llamado Telepasión son los programas de música que La 1 propondrá antes de su plato estrella el día 25, la gala de Pascuas de Operación Triunfo, con los participantes de ahora y los de hace 16 años. Viaje al centro de la tele cerrará la programación pública de hoy: la voz en off de Santiago Segura acompañará escenas de ayer sobre la tele y sus expresiones navideñas.

De cuantos homenajes le hayan hecho a Raphael, ninguno tan simbólico como reivindicarlo cada diciembre no por sus discos, sino por su asegurada —y pagada por todos— presencia en los hogares de España. No se reforma la Constitución, no hay autogobierno que satisfaga a la Cataluña clasista y tampoco hay debate que valga sobre la ausencia de tensión narrativa en cada reelección raphaeliana. Qué alegría de TDT, con cientos de canales, y de plataformas por cable.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK