Cerrar Buscador

El aniversario más triste de los cofrades pastoreños de Jaén

Por Javier Cano - Agosto 09, 2020
El aniversario más triste de los cofrades pastoreños de Jaén
La procesión de la Pastora, por la calle Colón. Foto: Javier Cano

La hermandad jiennense suspende los actos externos de este año, que incluyen el pregón y la procesión, a causa de la crisis sanitaria del coronavirus 

Ni la Pasión ni la Gloria, nada respeta este Covid-19 que sigue desarmando teselas del hermoso mosaico de la religiosidad popular jiennense. 

A la Semana Santa y las romerías y fiestas ya suspendidas se une ahora gran parte del programa de actos organizado por la Ilustre, Fervorosa y Muy Antigua Hermandad de la Pura y Limpia Concepción de María y Archicofradía de la Divina Pastora de las Almas de Jaén, que en plena efeméride fundacional vive horas tristes: 

"Encontrándonos ante un hecho insólito para la historia de nuestra hermandad, sabedores de que dicha decisión será difícil de asimilar para muchos de nuestros hermanos así como para las decenas de devotos pastoreños que tantas ilusiones habían puesto en los actos conmemorativos del 425 Aniversario de nuestra Cofradía, la salud debe primar por encima de todo y, en estos momentos, son otras las prioridades que deben preocuparnos", aclara el colectivo que preside Manuel Castellano Hernández.

"Por consiguiente (continúa el comunicado emitido por la hermandad pastoreña), el calendario de actos y cultos para el próximo mes de septiembre sufre importantes modificaciones: suspensión definitiva de cualquier tipo de manifestación pública externa, en especial la procesión extraordinaria del día 26 de septiembre, así como todos y cada uno de los acostumbrados desfiles corporativos tradicionales en nuestra hermandad". Entre ellos se caen también el pregón de exaltación y el tradicional y antiguo concurso de revoloteadores de banderas, enumeran.

De esta forma, y si la evolución de los contagios no procura un nuevo zarpazo al programa, los devotos de la Pastora de Jaén sí podrán asistir al solemne triduo (del 17 al 19 de septiembre) y a la fiesta principal de estatutos (el día 20), para los que la imagen será trasladada al altar mayor de la basílica de San Ildefonso.

Una proximidad a la Señora que, al menos, paliará su ausencia en las calles de la capital, impacientes todo el año por verla esa tarde septembrina a la que precede un volteo de banderas que, este año, solo sucederá en los mejores sueños. 

"Tan solo nos queda, como creyentes y devotos, ponernos en las manos del Señor y su bendita Madre, la Divina Pastora de las Almas, rogándoles por la pronta recuperación de los enfermos, orando por los fallecidos y pidiéndoles iluminen a cuantos trabajan día a día por superar esta realidad", concluyen desde la cofradía.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.