Cerrar Buscador

María del Pilar Contreras, una alcalaína en el Parnaso

Por Javier Cano - Marzo 20, 2020
María del Pilar Contreras, una alcalaína en el Parnaso
La escritora alcalaína María del Pilar Contreras.

La poetisa, dramaturga y compositora brilló en el mundo artístico nacional a finales del XIX y en el primer tercio del XX hasta su fallecimiento en 1930, hace ahora 90 años

"Conocía algunas obras poéticas y teatrales de la insigne escritora, y unas y otras (...) lleváronme irresistiblemente al sentimiento admirativo hacia su autora (...). El alarde que el numen poético de María del Pilar Contreras (Alcalá la Real, 1861-Madrid, 1930) muestra (...) es sólo posible en aquellos a quienes las Musas conceden sus peculiares dones".

Con estas (y otras muchas) palabras laudatorias saludó el poeta Antonio Alcalá Venceslada (Andújar, 1883-Jaén, 1955) la aparición de Impresiones del verano en El Escorial en las páginas de la legendaria revista Don Lope de Sosa, que creó y mantuvo con entusiasmo hasta días antes de su muerte el no menos mítico cronista Alfredo Cazabán, allá por 1927, año literario donde los haya.

Su autora y merecedora de la envidiable crítica del autor del Vocabulario Andaluz, la alcalaína María del Pilar Contreras de Rodríguez (segundo apellido que adoptó tras su matrimonio y con el que sustituyó su Alba natal), ponía así una pica en Flandes en un momento histórico de España en el que la mujer luchaba por ocupar un sitio difícil, reservado al varón también en el ámbito de la escritura.

No fue lo que hoy se entiende por una feminista, pero desde sus posiciones conservadoras reclamó para la mujer un espacio mucho más amplio que el que tenía entonces. Visto con la perspectiva del tiempo, se puede decir sin temor a equivocarse que sus postulados, desde la moderación y en las antípodas ideológicas, confluían sin complejos en la causa común que, por ejemplo, defendió su coetánea Clara Campoamor y que, a día de hoy, no está aún resuelta del todo. Ni mucho menos.

Dramaturga, poetisa, conferenciante compositora, periodista, docente... Los campos en los que destacó Contreras fueron muchos, y en todos obtuvo reconocimiento. Residente en Madrid desde los veintinueve años de edad, la de esta polígrafa jiennense fue, sin embargo, firma frecuente en revistas y diarios del Santo Reino. No en vano, la distancia jamás quebrar en su memoria los años de aprendizaje y formación literaria en la Ciudad de la Mota, en los que tuvo indudable importancia la figura de Antonio Piedra, a la sazón cronista alcalaíno y referencia imprescindible a la hora de adentrarse en la historia del municipio de la Sierra Sur. Los dos, a propuesta del prócer Prado y Palacio, fueron condecorados con la Cruz de Alfonso XII, en 1919, como premio a su labor investigadora y divulgativa.

 Portada de una de las obras de la autora.
Portada de una de las obras de la autora.

Escribió en periódicos provinciales como La Verdad y hasta es posible leer textos suyos en la celebrada revista Blanco y Negro, cuyas páginas, por aquellos años, gozaban de hondo prestigio en España. En su faceta musical, ahí está un catálogo de zarzuelas, sainetes y sus conocidos juguetes cómicos (¡Qué cosas tienes, Benita!) que le conceden un sitio importante entre los creadores de su tiempo, así como un buen número de himnos y musicalizaciones de obras ajenas Como autora teatral, su Teatro para niños: diálogos, monólogos, comedias, apropósitos y revistas en un acto, en prosa y verso, para escuelas, colegios y salones (1910-1917) le concedieron fama en el primer tercio del pasado siglo XX.

Sin embargo fue la poesía el género que con mayor frecuencia practicó: Páginas sueltas, Entre mis muros, el ya citado Impresiones del verano en El Escorial... y en su Parnaso decimonónico goza María del Pilar Contreras de Rodríguez de un renombre que, incluso, la llevó a figurar en la antología Cien sonetos de mujer, seleccionada por Martín de la Cámara hace un siglo. 

Fue tierra de Jaén mi cuna amada escribió en un soneto esta creadora fallecida en Madrid hace ahora noventa años, cuya obra está ungida por cierto olvido a día de hoy pero cuyo nombre, en su patria chica, la recuerda a diario.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.