Cerrar Buscador
PITEROS EN LA RED

PITEROS EN LA RED

Por Esperanza Calzado - Diciembre 30, 2017

"Extraordinario y rarísimo as de Cástulo. Inédito. En anverso se puede apreciar media luna. En el reverso, esfinge a izquierda y se aprecia perfectamente que la leyenda es retrógrada". Con tan solo teclear Cástulo en un portal de venta online se abre un abanico de piezas. En este caso, es de las más caras, 800 euros. Pero hay más. Hasta 240 entradas bajo la misma búsqueda, todas monedas. Escribir la combinación Obulco y Porcuna da como resultado otras 50. Son ases y el de mayor valor, en este caso, puede alcanzar los 200 euros.

Los piteros, nombre con el que se conoce a las personas que utilizan detectores de metales, encuentran en internet y en los portales de venta online un escaparate fácil para colocar su producto. La gran mayoría son monedas, ases para más señas (la romana de menor valor). Pero no siempre está clara su procedencia, su legalidad e, incluso, si son falsificaciones.

El director del conjunto arqueológico de Cástulo, Marcelo Castro, explica que una mayoría proceden del tráfico ilegal. Lamenta que desde el punto de vista judicial todos estos procedimientos se atoren. Y es que hay una "sombra" normativa que les ampara. La actual ley de Patrimonio Histórico se publicó en 1985. Esto significa que todo lo que se consiguiera antes es legal.

—Dicen que lo han legado de su abuelo, por ejemplo, y como la ley actual es del año 85 acaban escurriendo el bulto. En algunas hay certeza de que pueden venir de antiguas colecciones, pero la inmensa llegan del expolio actual con medios como detectores.

 Material incautado por la Guardia Civil en la Operación Alfaíbero. Foto: Javier Esturillo
Material incautado por la Guardia Civil en la Operación Alfaíbero. Foto: Javier Esturillo

Castro también reconoce que hay muchas falsificaciones circulando por la red y que, en ocasiones, la gente que las vende ni tan siquiera saben si son auténticas o no. Algo que le choca es ver las monedas de plata romana, que son las más raras, junto con las de oro. Es el denario romano y no es posible que hubiera tantos como se venden.

Para el director del conjunto arqueológico el problema del expolio en los yacimientos está casi peor que antes.

—No es algo de ahora, ni del año pasado. Aunque la actuación de Policía y Guardia Civil es más eficaz existe esa sombra legal y ese argumento que me consta que se usa. Son muchas las veces que incautan cosas y al final no llega a ningún puerto.

En la misma línea se manifiesta el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno:

—Está totalmente prohibido vender piezas arqueológicas de Obulco, están protegidas. Aquí, los canteros hacen reproducciones y son las que se venden.

Recuerda aquellos tiempos en los que el yacimiento arqueológico era objeto de expolio. Pero eran otros tiempos, pasaron a la historia. Fue a primeros de 2016 cuando el Ayuntamiento elaboró un informe que denunciaba la "lamentable y trágica" situación de una de las ciudades más importantes de la Bética y de Hispania romana. El estudio indicaba daños por expolio, especialmente por el uso de detectores de metales. Y es que no hay que olvidar que Obulco acuñaba moneda propia, como Cástulo. De ahí, que sean un atractivo para piteros.

—Ahora está muy vigilado y es muy difícil que se d´3 un episodio de estos.

PORTALES DE INTERNET

Uno de las webs donde se comercializan estas monedas es Wallapop. En algunos, el vendedor hace constar su factura y autentificación. Pero no en todos los casos. Según explican fuentes del portal de internet a este periódico, luchar contra el fraude y la estafa es una de sus prioridades como empresa.

—Queremos garantizar que en Wallapop haya un buen producto, y que los usuarios puedan comprar y vender sin problemas y siempre respetando la legalidad.

¿Cómo se controla? A través de un sistema de filtros y de alertas, se detecta cuando un usuario sube un producto que pueda ser presuntamente propenso al fraude o ilegal. De forma automática, se pone tanto el material como al usuario en observación, ocultándolo de la plataforma hasta que un equipo interno de la compañía revisa uno por uno aquellos productos que han sido marcados con sus alertas.

—Aparte de este sistema de detección automática, los usuarios también pueden denunciar a aquellos productos o usuarios que consideren que puedan ser fraudulentos. Y el proceso vuelve a ser el mismo. Pasamos a revisar esta denuncia para comprobar si cumple o no con las normas de la plataforma. Tenemos un equipo que trabaja en exclusiva para frenar el comercio ilícito y nos esforzamos a diario para que este tipo de prácticas no se repitan.

Las mismas fuentes remarcan que colaboran de forma estrecha con los cuerpos de seguridad del Estado para frenar este tipo de malas prácticas. Además, reconocen su satisfacción por la colaboración que prestan los usuarios con la lucha contra la estafa.

—Es altísima. Los usuarios son los primeros interesados en tener una plataforma sana y por suerte, las malas prácticas dentro de Wallapop son hechos aislados.

Finalmente aseguran que muchas veces, los propios vendedores ofrecen las hojas de garantía del producto al comprador y hasta lo venden con la caja original.

¿CÓMO SE PROTEGE EL PATRIMONIO?

 Una arqueóloga trabaja en el Mosaico de los Amores de Cástulo. Foto: Ayuntamiento de Linares
Una arqueóloga trabaja en el Mosaico de los Amores de Cástulo. Foto: Ayuntamiento de Linares

Una parte del negocio de los piteros se concentra en el sur de España. No es de extrañar si se tiene en cuenta la gran cantidad de yacimientos arqueológicos que atesora. Hablar de protección del Patrimonio Histórico Andaluz es hablar de legislación. La  Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía; el Decreto 19/1995, de 7 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Protección y Fomento del Patrimonio Histórico de Andalucía, y el 168/2003, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Arqueológicas de Andalucía. Son la base de la actividad protectora. Pero en el caso de Jaén, la Junta tiene claro que es el equipo humano de la Delegación de Cultura, que con una labor callada pero constante, día a día trabajan por la preservación para las generaciones futuras del rico patrimonio cultural de la provincia.

Expertos conservadores, arqueólogos, arquitectos, licenciados en arte, conservadores de museos, restauradores, licenciados en derecho y personal de administración general. Todos ellos forman un equipo que interviene en todos las fases de protección del patrimonio, explican fuentes de la Junta a este periódico.

Según los datos aportados, Jaén cuenta con 23 conjuntos históricos; 522 inmuebles, incluyendo los anteriores, entre los catalogados como Bien de Interés Cultural y los protegidos con Catalogación General; así como 2.000 yacimientos arqueológicos inventariados. Es la provincia europea con mayor número de castillos y estructuras defensivas, todas ellas declaradas BIC. Esto implica que es una de las provincias con mayor patrimonio arquitectónico. Cualquier proyecto de investigación que se realice deberá ser presentado en la Delegación y será aprobado, o no, tras el estudio e informe de estos técnicos.

—Esta labor garantiza que no se esconde ningún interés fraudulento tras una solicitud de este tipo. Estos mismos técnicos deben supervisar e informar las posibles utilizaciones de los detectores de metales. Y es que no cabe duda que los detectores de metales son los instrumentos más utilizados para los pequeños expolios, que poco a poco se realizan, especialmente en los aledaños de los yacimientos arqueológicos.

En este punto, la Junta agradece la labor que realiza el Seprona intentando erradicar a los coloquialmente llamados piteros. Son personas que intentan localizar monedas, exvotos, y piezas de metal para revenderlas, hurtándolas de su destino legal, la conservación y exposición al público general en los museos.

 La Guardia Civil encuentra parte de una efigie tallada en piedra caliza, posiblemente de época Romana. Foto: Guardia Civil.
La Guardia Civil encuentra parte de una efigie tallada en piedra caliza, posiblemente de época Romana. Foto: Guardia Civil.

CIEN EXPEDIENTES ESTE AÑO

Estas infracciones tienen su respuesta en la labor de la Delegación Territorial de Cultura. Son más de 100 los expedientes que, de conformidad con la ley 39/2015, se han tramitado este año. Incluyen actuaciones previas para averiguar la infracción e infractor y expedientes sancionadores. Así, la actividad de la Junta en materia de protección actúa antes, durante y con posterioridad al hallazgo casual, expolio, investigación arqueológica, obra, remoción del terreno o cualquier otra actuación que pudiera afectar a estos bienes.

Durante 2016 se realizaron 168 informes sobre intervenciones arqueológicas, 127 de Comisión de Patrimonio y 94 de Ponencia de Patrimonio. Hacen un total de 379 actuaciones que se califican de prevención en la conservación del patrimonio histórico. Pero después, se colabora estrechamente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, órganos judiciales y fiscalía en todo cuando se le requiera. En lo que va de año se han tramitado 49 expedientes sancionadores. Se han finalizado 30 con sanciones que van desde los 800 euros hasta los 17.000. Actualmente, hay 19 abiertos y en trámite por infracciones que en algún caso puede calificarse como grave y, por lo tanto, con una posible sanción que va de los 100.001 euros a los 250.000, según los datos aportados por la Delegación de Cultura.

OPERACIÓN ALFAÍBERO

https://youtu.be/CucYe95ov50

Es la operación más importante llevada a cabo este año está vinculada al mundo íbero. La Guardia Civil descubrió en una vivienda las piezas arqueológicas de las que no podían ni imaginar que en sus manos tenían una lámina íbera con la escritura más antigua de España, la escultura de fauno o un decadracma griego del siglo V ante de Cristo en excelente estado de conservación. Un patrimonio de “incalculable valor” que de no ser por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) hoy estaría en el mercado negro o en poder de coleccionistas.

La denominada Operación Alfaíbero se saldó con la detención de seis personas en Jaén, La Guardia, Andújar y Mancha Real, a las que, además de las 748 piezas, se le ha requisado material para ejecutar el expolio. Las piezas obtenidas se comercializaban a través de páginas especializadas de Internet, mediante la venta a coleccionistas y a través de otras personas que se dedicaban también a esta actividad.

Pero no es la única. En abril se incautaron otras 23.000 piezas. La mayor parte de los objetos incautados proceden de yacimientos de la comarca del Noroeste murciano y, en menor cuantía, de Jaén y Albacete. Además, en noviembre, el Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid logró recuperar dos fragmentos del artesonado mudéjar del siglo XV de la Iglesia Santa María de Curiel de Duero. Tras la detección de la subasta de estas piezas en la red y la realización de las correspondientes indagaciones policiales, fueron localizadas y recuperadas en la localidad de Bailén.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.