Cerrar Buscador

La Policía mantiene abierta la investigación por el falso aviso de bomba en Úbeda

Por Javier Esturillo - Enero 03, 2019
La Policía mantiene abierta la investigación por el falso aviso de bomba en Úbeda
Clientes y trabajadores del centro comercial de Úbeda tras el desalojo.

El caso está en manos de la Policía Judicial y la Brigada Provincial de Información que continúan con las pesquisas para dar con el autor de la llamada que alertaba de la colocación de un explosivo

La Policía Nacional se ha tomado muy en serio la 'broma' del aviso de bomba del pasado sábado en el centro comercial de Úbeda que fue necesario desalojar durante unas dos horas. La investigación está en manos de la Policía Judicial y la Brigada Provincial de Información, especializada en asuntos de terrorismo, dado que la persona que realizó la llamada desde una cabina de la propia ciudad tenía "un acento parecido a árabe".

Fuentes de la Comisaría Provincial informan a este medio que se sigue adelante con las pesquisas para dar con el autor de la falsa alarma para su detención. Los agentes continúan revisando imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, así como analizan las huellas tomadas en una cabina en busca de pistas que permitan la identificación del sujeto.

Las mismas fuentes recuerdan que comunicar una falsa amenaza de bomba como la del pasado sábado puede acarrear una condena para su autor de hasta un año de cárcel, según el artículo 561 del Código Penal.

Este artículo estipula que "quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento, será castigado con la pena de prisión de tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses". La gravedad de la amenaza o su carácter terrorista supondría un agravante por el que la pena se impondría en su mitad superior, es decir, de siete meses y medio a un año de prisión.

El incidente ocurrió el pasado sábado cuando el servicio de emergencias 112 era alertado a las 18:20 horas por parte de la Policía Nacional de este supuesto aviso de bomba en el referido hipermercado, ubicado en la Avenida Ciudad de Linares. Tras ello se dio aviso a Bomberos, servicios sanitarios, Policía Nacional, Local y Guardia Civil, que establecieron un operativo en torno al tráfico de la zona.

La Policía realizó una “inspección muy exhaustiva” en el interior del centro comercial, donde se encontraron dos mochilas sospechosas, pero que pertenecían a dos personas de origen subsahariano que trabajan en la recolección de la aceituna y que estaban ajenos a lo que estaba pasando en la tienda, según informaron desde el Cuerpo policial. Así, se comprobó que los bolsos solo contenían “objetos personales” de sus propietarios.

Nada más volver todo a la normalidad, se abrió un atestado policial y comenzó la investigación para identificar al individuo que telefoneó alertando de la presencia de un explosivo en el referido centro comercial.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK