Cerrar Buscador

La Policía Nacional desmantela 12 plantaciones de marihuana en Linares

Por Redacción - Junio 18, 2021
Compartir en Twitter @lacontradejaen
La Policía Nacional desmantela 12 plantaciones de marihuana en Linares
Foto: Policía Nacional.

Tres personas han sido detenidas y los agentes incautan 2.600 plantas de marihuana

Más de cien agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Comisaría de Linares, Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Andújar, Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Jaén y la Unidad de Intervención Policial (U.I.P.) de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental, han desmantelado en Linares doce plantaciones indoor de marihuana. Los investigadores, con el fin de no perjudicar a varios vecinos que nada tenían que ver con el supuesto grupo criminal, utilizaron diferentes medios técnicos para detectar dónde se encontraban las mencionadas plantaciones, detectando altísimas tensiones eléctricas y temperaturas superiores a los 40 grados en las doce viviendas registradas, según señala el Cuerpo en un comunicado.

Gracias a la perfecta coordinación entre los investigadores y el titular del juzgado no 1 de Linares, así como los diferentes informes de bomberos y técnicos de la empresa suministradora de fluido eléctrico, la Operación“Sativa” se ha saldado con la detención de tres personas y la incautación de 2.600 plantas de marihuana, así como abundante material de cultivo, aparatos acondicionadores, lámparas de intensidad calorífica, una escopeta de cañones recortados y abundante documentación

LA OPERACIÓN 'TORRE'

Los investigadores del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares venían observando cómo conocidos delincuentes de la ciudad, que tradicionalmente se dedicaban a la venta de cocaína y heroína, habían optado por dedicarse al cultivo intensivo de plantas de marihuana en el interior de las viviendas; por dos motivos. Uno porque producían la droga entre ellos sin tener dependencia externa. El segundo porque obtenían grandes beneficios económicos. Por otra parte, tras realizar un intenso trabajo de información e inteligencia, los agentes observaron la tendencia de estos delincuentes a centralizar sus cultivos en una misma zona, protegiéndolos de supuestos robos de otros grupos criminales.

Con todo ello y después de analizar diferentes informaciones, así como la realización de técnicas policiales, los agentes detectaron que un edificio de once plantas de viviendas sociales conocidas popularmente en la barriada de Arrayanes como “torres”; donde cada vez quedaban menos familias que nada tenían que ver con estos grupos, se había convertido literalmente en un “huerto vertical”. Cada vez que una familia se marchaba del edificio, los delincuentes ocupaban la vivienda que quedaba vacía, estableciendo una nueva plantación de marihuana.

Una vez detectada y analizada la situación, los investigadores, amparados por el titular del Juzgado no 4 de Linares, junto a responsables de la Consejería de la Vivienda de la Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Linares y técnicos de la empresa suministradora de fluido eléctrico, desarrollaron la Operación “Torre”. Desmantelando 14 plantaciones donde se intervinieron 1.200 platas de marihuana. Tras la acción policial, las autoridades rehabilitaron completamente el edificio, asignando las viviendas a familias necesitadas.

INCENDIO EN UN EDIFICIO

Los investigadores no dieron por cerrado el anterior operativo, estaban convencidos de que muchos de los delincuentes implicados en la mencionada operación, presuntamente, se habían trasladado a otro punto negro de la barriada denominado “pisos blancos” con un total de cien 

viviendas sociales que, al igual que ocurría con la “torre”, con el paso del tiempo se fue degradando, siendo un foco de delincuencia y marginalidad donde la Policía era recibida con la máxima hostilidad, dificultando de esta manera la labor policial.

Cuando las investigaciones sobre las nuevas posibles ubicaciones de las plantaciones se estaban desarrollando, el pasado día siete se produjo un incendio en la instalación eléctrica de uno de los edificios debido a una sobrecarga en la red. Aprovechando las labores de la extinción del incendio, los investigadores trataron de identificar los inmuebles que pudieran ser utilizados como plantaciones indoor, sin embargo, no pudieron determinar con exactitud las ubicaciones de esas supuestas plantaciones.

LA OPERACIÓN 'SÁTIVA'

Los investigadores recibieron diferentes informes, tanto de los técnicos de la compañía eléctrica como de los bomberos de Linares. En ambos informes se coincidía en el gravísimo peligro de incendio y electrocución que pondría en serio peligro la integridad física de las personas que vivían en la zona donde también se ubicaba un centro educativo con una alta presencia de escolares. Por todo ello, los agentes comunicaron al titular del juzgado no 1 los avances de la investigación, informando de la grave situación, proponiendo una estrategia nunca antes realizada, consistente en el establecimiento de un amplio dispositivo policial que permitiera el examen externo de todas las viviendas utilizando medios técnicos con el fin de comprobar la tensión eléctrica y la temperatura de cada una de ellas, con el fin de discriminar las viviendas utilizadas como plantación y las que no lo eran.

En perfecta coordinación entre la Policía Nacional y la autoridad judicial, a primeras horas del día de ayer, los agentes provistos de los medios anteriormente mencionados, comprobaron que doce de las cien viviendas controladas, su interior superaba los 40o de temperatura y la tensión eléctrica resaltaba con creces el consumo habitual de un edificio. Con gran celeridad, el titular del juzgado no1 autorizó el registro de las doce viviendas comprobadas, que supuestamente eran utilizadas para cultivo intensivo de marihuana, logrando intervenir 2.600 plantas, una escopeta de cañones recortados y deteniendo a tres personas.

Los investigadores consideran desmantelada la principal zona de cultivo de sustancias estupefacientes de la zona, siendo considerada por los expertos como “la huerta de la provincia”. En las dos operaciones policiales se han intervenido más de 4.000 plantas de cannabis sativa. Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan más detenciones.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK