Cerrar Buscador

Mujeres que engrandecen el nombre de la capital del Santo Reino

Por Esperanza Calzado - Abril 17, 2021
Compartir en Twitter @Esperanza44
Mujeres que engrandecen el nombre de la capital del Santo Reino
Jurado del premio Jaeneras 2021.

Siete jiennenses y un colectivo engrandecen el nombre de Jaén gracias a un esfuerzo que es recompensado por el jurado de los Premios Jaeneras 2021

Hace nueve años, de la mano de una Concejalía de Promoción Económica e Igualdad dirigida por Marina Paterna, nació el Premio Jaeneras. Era una figura similar a los reconocimientos 'Ciudadanas' organizados por PSOE-IU. Se creó con el objetivo de aplaudir de forma pública a aquellas personas, colectivos de mujeres, entidades o instituciones que con su esfuerzo contribuyen a la defensa de la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres. Se presentaron 29 candidaturas. 

Nueve años después, son 28 las que se presentaron a una edición que cambia su nombre para añadirle el lema "por la Igualdad y contra la Violencia de Género". Las galardonadas son mujeres e instituciones, algunas anónimas, otras muy reconocidas, que hacen de Jaén una ciudad mejor en todos los aspectos. 

Así, el jurado ha decidido reconocer al Colectivo de Mujeres de Ayuda a Domicilio, la arqueóloga Francisca Hornos, la árbitra Isabel Serrano, la jueza Isabel Moreno Almagro, María del Carmen Muñoz Rodríguez, en el ámbito Universitario y Científico; Lucía Morales Soto, en el apartado Laboral; Carmen Espín, en Salud, y Ana Isabel Quijada Fernández, en Educación. 

La gala de entrega de galardones está prevista para mayo, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan. 

GALARDONADAS

María del Carmen Muñoz Rodríguez. Es profesora titular del Área de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Jaén, con una dilatada trayectoria docente en la que ha hecho gala de su implicación en la enseñanza desde una perspectiva de género. Coordina e imparte la asignatura “Marco jurídico en materia de violencia de género”, en el Máster de Análisis crítico de las desigualdades de género e intervención integral en violencia de género de la Universidad de Jaén y ha sido directora de secretariado de Colegios Mayores, con una amplia producción científica.  

Francisca Hornos Mata. Es arqueóloga y conservadora del Patrimonio en el Cuerpo Superior Facultativo de la Junta de Andalucía y, desde 2008 la primera directora del Museo de Jaén, al frente de una fase de apertura y difusión de esta institución a la sociedad giennense. Actualmente se vincula al Instituto Universitario de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén. Sus trabajos publicados se orientan hacia dos temáticas principales: el patrimonio arqueológico y su gestión en Andalucía y las formas de representación de las mujeres en las diversas instituciones culturales. Ella es de las primeras arqueólogas en excavar en la Zona Arqueológica de Marroquíes Bajos.

Isabel Serrano García. Es árbitra asistente específica de Primera División de Fútbol Femenino y conoce todos los entresijos de este deporte, al vivir la experiencia desde la visión de jugadora y de colegiada. María Isabel Serrano García se ha convertido en uno de los exponentes del arbitraje femenino, ya que su ámbito de acción no se circunscribe solo a esta categoría. María Isabel Serrano García también pita partidos de Primera y Segunda Andaluza masculina. Maribel Serrano García lleva en el arbitraje doce años. Antes fue jugadora, y es una de las árbitras provinciales con más proyección.  Además, es graduada en Ciencias Químicas y en la actualidad está vinculada a la Academia de la Guardia Civil de Baeza.

Lucía Morales Soto. Diseñadora, creativa, emprendedora, formadora, polifacética y comprometida con más de 15 años de experiencia en diseño y entornos “online”. Está especializada en Branding, Comunicación y Customer and Guest Experience y, desde 2017, al frente de Días D, empresa que ofrece asesoramiento y soluciones de diseño, comunicación y organización de eventos para empresas y particulares. También es directora de Cuatro Gatos Espacio Coworking, el primer espacio de este tipo en Jaén capital, abierto en 2019 y es cofundadora de Somos Thinking, comunidad de conocimiento enfocada en la formación para empresas.

Isabel Moreno Almagro. Magistrada con más de quince años de experiencia, ha sido Jueza Primera Instancia e Instrucción  en Barcelona, y con  competencia en materia de Violencia comenzó en El Ejido (Almería). Desde abril de 2016, es Magistrada del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jaén. Compagina la actividad judicial con la labor divulgativa, dirigiendo e impartiendo cursos, ponencias y conferencias enfocados en la protección y tratamiento a las víctimas de violencia de género. Impulsora y colaboradora de proyectos individuales y colectivos en la mejora a la asistencia y atención a las víctimas de violencia de género en el ámbito judicial.  Tiene, entre otros reconocimientos, el Premio Menina 2018, concedido por la Delegación del Gobierno Central en Andalucía, por las innovaciones llevadas a cabo en su Juzgado para la mejora en la atención a la víctima, y la Medalla Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco.

Ana Isabel Quijada Fernández. Diplomada en Magisterio y licenciada en Pedagogía.  Actualmente es funcionaria de carrera del Cuerpo de Profesorado de Enseñanza Secundaria y ejerce como técnica responsable del Gabinete de Convivencia e Igualdad de la Delegación de Educación en Jaén. Ha desarrollado su carrera profesional de maestra en distintos centros de la provincia de Jaén, con especial atención debido a la situación socio-económica, donde ha asumido la coordinación de distintos planes y programas educativos. Fue pionera, junto con Carmen Ruiz Repullo, en la impartición de talleres para la formación de adolescentes como Agentes de Igualdad, para la lucha y prevención de la violencia de género y fundadora  de la Asociación de mujeres “Mujeres Visibles”, de Linares, cuyo objetivo fundamental es contribuir al desarrollo de una sociedad más justa e igualitaria entre mujeres y hombres.

Carmen Espín Quirante. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada en el año 1976, cuando tímidamente se asomaban las mujeres a las facultades y su esfuerzo debía de ser demostrado de manera más que suficiente. En el año 1980 obtiene el título de Especialista en Pediatría, comenzando su relación con la provincia de Jaén en 1981, cuando es destinada a Alcalá la Real, hasta el año 1994. Mujer formada, inquieta, ha compatibilizado su labor profesional y su faceta familiar con una estrecha e íntima atención a la vida social de su ciudad de adopción. Así, es sobradamente conocida como Presidenta de la Obra social de Unicaja y por su papel como socia fundadora del Comedor Social de San Roque, en el que continúa como activa colaboradora y su relación con Iuventa, el colectivo feminista Carmen Olmedo; "Mujeres progresistas contra la discriminación y la violencia de género".

Colectivo Mujeres Auxiliares de Ayuda a Domicilio. Ha sido un colectivo muy implicado en la primera línea durante la pandemia, en especial a las mujeres que en su trabajo diario han tenido que cuidar a mayores y personas dependientes en sus domicilios. Un colectivo esencial que, tristemente, en algunas ocasiones ha quedado fuera de los protocolos establecido por las administraciones, así como el sector sociosanitario. Su trabajo y sensibilidad ha sido meritorio en este tiempo tan difícil, aportando cariño y calor humano. El trabajo  de este  colectivo ha sido encomiable por su precisión y complicación debido a las dificultades sanitarias que debían soportar y sortear en la mayoría de las situaciones que nuestros mayores han podido ver.

Las trabajadoras del sector, mujeres en su mayoría afrontan a diario largas jornadas y tienen que hacer penosos desplazamientos entre vivienda y vivienda (que en la mayoría de los casos nos se pagan), suelen además tener contrato parciales, con jornadas partidas de seis a siete horas (cuatro por la mañana y tres por la tarde), dificultado la conciliación familiar. En este año de pandemia este colectivo más que nunca ha demostrado su capacidad de entrega y responsabilidad ante la necesidad en apoyo de toda una sociedad a la hora de atender a los mayores, personas dependientes, un grupo de riesgo a quienes no podías dejar de tenerles puestos los cinco sentidos diariamente, tanto física como emocionalmente. Trabajadoras que han soportado un peso enorme a sus espaldas sin desfallecer y por el bien de las personas que atendían con todas las medidas de seguridad precisas, a la hora de realizar su labor tal y como se merecen.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK