Cerrar Buscador

Cómo me duele tu presencia

Por Antonio Manrique - Junio 22, 2019
Cómo me duele tu presencia

Cómo me duele cuando camino por mi ciudad y veo colgados tantos carteles 'Se alquila, se traspasa, se vende' de pequeños y medianos comercios con dificultades para competir contigo. Si competir es imprescindible, competir a la altura de los nuevos tiempos tecnológicos, es otra historia. Y esto solo acaba de empezar.

Cómo me acuerdo de ti cuando un amigo me comenta que su hijo se marcha a otro país a trabajar porque en nuestro entorno no encuentra trabajo, cuando un vecino cierra su tienda por que le es imposible mantenerse dado a tu alto nivel de competitividad, cuando tantos proyectos pueden quedar a la espera de que 'una varita mágica' les permita llegar donde sus emprendedores los tenían en mente. Cuántas ilusiones tiradas por el suelo.

Cómo es posible que 'donde pongas el ojo pongas la bala'. Reconozco que eres propietario de una alta inteligencia (tecnológica). Te recuerdo que la inteligencia heredada no es motivo de orgullo. El autentico orgullo es mirar atrás y comprobar lo que se ha aportado, aunque reconozco que cada cual tiene su propio sentido del orgullo. Reconozco que la inteligencia y la ambición nacen con el ser humano ¿Por qué han tenido que nacer contigo? Reconozco que eres un enemigo difícil a abatir.

No tienes ni idea de al escuchar el palpitar de la evolución de tus cuentas de resultados anuales, cuántos sueños de emprendedores se derrumban. Tú, que en cierto modo te aprovechas de la evolución tecnológica que otros crearon antes y que la misma halla afilado tanto tus uñas que te permita convertirte en el dueño del mundo económico. Te puedes creer que me preocupa que te puedas convertir en el espejo en el que se miren las nuevas generaciones que, influenciados por tus éxitos, quieran seguir tu camino.

No puedo remediarlo, cada día te veo preparando tu nuevo plan de futuro tecnológico, incorporando nuevos productos y ofertas, desarrollando tu próxima estrategia de marketing, la evolución continua de tu logística y regando tu ambición sin límite cada día y cada noche. Confío en que en algún momento el mercado te ponga en su sitio y nos devuelva a otros tiempos en los que los demás también somos parte de este mundo.

Me gustaría que te vieras 'cerrando tus puertas' porque otros como tú, posiblemente que están a tu lado y aprendiendo de ti y con nuevas tecnologías, han evolucionado y de nuevo te devuelven a tus orígenes, y los demás, recuperan el suyo. Posiblemente te daría que pensar.

Cómo me duele cuando yo mismo tengo la tentación de caer en tus redes.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.