Cerrar Buscador

El presunto asesino del sacristán de Alcalá la Real ya está en prisión

Por Fran Cano - Marzo 01, 2021
Compartir en Twitter @FranCharro
El presunto asesino del sacristán de Alcalá la Real ya está en prisión
Última despedida de Francisco José Zúñiga. Foto: Fran Cano.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 decreta el ingreso en prisión preventiva del arrestado, que tenía antecedentes en España y se investiga si también en Rumanía

El hombre de 33 años que fue arrestado la noche del pasado viernes por, presuntamente, apuñar hasta la muerte a Francisco Zúñiga, sacristán de la Iglesia de Consolación de Alcalá la Real, ya está en prisión. Así lo ha decretado, de forma preventiva, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 del municipio. Según fuentes consultadas por este periódico, el detenido, de nacionalidad rumana y con iniciales D. E. B., ha confesado la autoría de los hechos.

El sospechoso del crimen abundó, cuando le tomaron declaración durante horas, en que que la discusión con Zúñiga sobre la mascarilla —el sacristán lo instó a ponérsela, dada la normativa sanitaria— había sido reiterada, tal y como señalaron tanto fuentes del Ayuntamiento como los propios vecinos de la zona, que ya habían visto al pedigüeño en actitud desafiante y a menudo bajo los efectos del alcohol.

El arrestado tiene antecedentes en España y ahora, a través de la Oficina Europea de Policía Europol, se investiga si también arrastra delitos en Rumanía o incluso si estuvo en la cárcel en su país de origen, extremo que todavía no está confirmado. Según el testimonio de migrantes asentados en la Sierra Sur, el detenido es un temporero que había venido por primera vez a Alcalá la Real y que no encontró tajo en la recolecta olivarera. 

La navaja, arma con la que asestó varias puñaladas en el abdomen a Francisco Zúñiga, sigue siendo buscada. Los intentos de los agentes que llegaron a Consolación para reanimar a Zúñiga fueron estériles y perdió la vida a los pies del templo.

DESPEDIDA Y FUTURO RECONOCIMIENTO

La población alcalaína despidió con cariño y tristeza al vecino a lo largo de la jornada del sábado pasado. Vecinos llegaron a Consolación para encender velas y dejar ramos de flores en honor de Paco. Todos recordaron la armonía y el carácter amigable del hombre de 53 años.

La misa para dar el último adiós a Zúñiga se celebró con el aforo permitido en el nivel sanitario y destacaron los mensajes vitalicios sobre el fallecido por parte del obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez; el párroco de la Iglesia Santa María la Mayor, Juan Ramón Gómez, y de Jesús Zúñiga, hermano de Paco.

Según ha podido saber este medio, el entorno de la parroquia tendrá un gesto para honrar al malogrado sacristán. Aún no ha trascendido cómo será el reconocimiento, pero la iniciativa ya está en marcha.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK