Cerrar Buscador

Profesor Valeriano

Por Fran Cano - Noviembre 15, 2019
Compartir en Twitter @FranCharro
Profesor Valeriano
El profesor Valeriano Rodriguez Villén.

Conocí al profesor Valeriano Rodríguez Villén (Castillo, 1959) cuando yo tenía trece años, en primero de Secundaria. Llegó al colegio Santa Lucía de Frailes aquel año y nada más verlo en clase coincidimos en que había un parecido razonable con Miguel Rellán, actor que entonces era muy famoso por dar vida a un profesor de la serie Compañeros. Eran los años 90, no existían ni Twitter ni Youtube y buscamos referencias en la pequeña pantalla.

Bastaron pocas clases de Lengua, de Francés, alguna que otra de Educación Física e intercambio de impresiones sobre el Barça y Madrid para darme cuenta de que la referencia estaba en el aula; la persona era mejor que el personaje de ficción. El profesor Valeriano sabía conectar con el alumnado: conectaba la teoría con bromas y las broncas también con más bromas. Era un buen docente y parecía un buen tipo.

Acabé el primer ciclo de Secundaria en Frailes y como todos los de la villa tuvimos que 'emigrar' a Alcalá para seguir estudiando. De niño me di cuenta que todo lo que me faltaba en el pueblo estaba siempre a doce kilómetros de distancia. Lo cuento porque a partir de entonces le perdí la vista al profesor Valeriano. Un día, ya yo ejerciendo de periodista, me llamó:

—Soy yo, Vale —me dijo.

El nombre había disminuido; el tiempo se había estirado para los dos. Publiqué una noticia sobre su hijo, según recuerdo ahora, y otra vez nuestra relación se disipó, como ocurre con todo lo que una vez fue en el aula.

Hace unos días, Mercedes Jamilena, la esposa del profesor, me escribió al correo de Lacontra para que yo le mandara un vídeo con motivo del homenaje que hoy recibe su marido. Reformulé la propuesta y le pedí permiso para escribir unas líneas. Mercedes me cuenta que el profesor Valeriano inició andadura en la Estación Linares-Baeza, pero siempre tuvo claro que quería volver a su pueblo, Castillo. Lo consiguió tras pasar por un puñado de municipios. 

En ese ánimo de regresar a la patria pequeña me identifico con Vale. Uno quiere volver como él lo ha conseguido: con los deberes hechos. Enhorabuena, profesor, y buen servicio. A disfrutar de la música, del fútbol y a seguir aprendiendo. 

Con cariño y más respeto.

F.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK