Cerrar Buscador

El SOS de un sector de feriantes asfixiado por la pandemia

Por Esperanza Calzado - Octubre 06, 2020

Cacerolada a las puertas del Ayuntamiento de Jaén para pedir la instalación de atracciones durante la feria de San Lucas como se ha hecho en otras ciudades

FERIANTES SIN PATRÓN Y SIN DINERO

Las únicas sirenas que se escucharán este año son las que se han hecho sonar esta mañana en la Plaza de Santa María al ritmo de la famosa canción de Los Desgraciaus. Este San Lucas, no habrá autos de choque para el domingo por la tarde y el colectivo lanza un SOS.

Es el grito que entona la Asociación Provincial de Atracciones de Feria de Jaén, que hoy ha protestado frente al Ayuntamiento de la capital para hacer visible la situación de asfixia que atraviesan. Piden autorización para que los feriantes puedan retomar su actividad con todas las garantías de seguridad que implica la pandemia de Covid-19. Y lo han hecho a la misma hora que el concejal de Cultura, Turismo y Festejos, José Manuel Higueras, presentaba la programación con motivo de la festividad de San Lucas.

El acto de protesta ha comenzado a las diez con una cacerolada frente a las puertas del consistorio jiennense, del que esperan obtener una respuesta afirmativa a la solicitud de instalar, tal y como se ha hecho ya en otras ciudades, atracciones durante los días que tradicionalmente se celebra la feria de San Lucas. Eso sí, respetando todos los protocolos y medidas de seguridad impuestos.  

Federico Gaitán es el presidente del colectivo jiennense, que aglutina a unas dos mil familias de manera directa e indirecta, principalmente de Torredelcampo y Navas de San Juan. Denuncia que han sido los ayuntamientos quienes no les han permitido ejercer su profesión. "A día de hoy no hay ley alguna que nos impida trabajar y en muchos sitios, como Barcelona, Murcia o Valencia, se están llevando a cabo con un protocolo de seguridad. Igual que están abiertos los parques de atracciones, los móviles también podemos", asevera.

En declaraciones a los periodistas, Gaitán recuerda que llevan desde octubre del año pasado sin trabajar, que fue cuando se terminó la campaña. "Hemos atravesado un largo invierno haciendo frente a pagos, impuestos, hipotecas, mantenimiento... Nos ha pillado con toda la inversión hecha para empezar la campaña y, la final, ha sido una ruina total", denuncia.

Además, se da la circunstancia de que se trata de un sector de temporada, por lo que un 80% de los profesionales, aproximadamente, son autónomos de temporada y cuando se decretó el Estado de Alarma no estaban dados de alta. Esto hacen que a día de hoy no tengan ayuda alguna. "A los que nos cogió de alta estamos cobrando el paro de autónomos, pero al final nos queda en casa poco más de 400 euros", relata desesperado. Es más, advierte que algunos profesionales han tenido que acudir a organizaciones como Cáritas para poder comer. 

 Protesta de feriantes en la Plaza de Santa María. Foto: Esperanza Calzado
Protesta de feriantes en la Plaza de Santa María. Foto: Esperanza Calzado

 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK