Cerrar Buscador

Sindicatos claman contra los recortes en las residencias de la Diputación

Por Esperanza Calzado - Marzo 02, 2022
Compartir en Twitter @Esperanza44
Sindicatos claman contra los recortes en las residencias de la Diputación
Protesta a las puertas de la Diputación. Foto: Esperanza Calzado.

Manifestantes denuncian que de las 276 plazas residenciales disponibles se ha pasado a 222, lo que conlleva, además, una pérdida de unos 30 empleos

Trabajadores y representantes de los sindicatos ASI, CSIF y CC OO de la Diputación de Jaén se han concentrado esta mañana ante las puertas del palacio provincial para denunciar lo que califican como el "desmantelamiento progresivo" de las residencias Santa Teresa y José López Barneo. Explican que la propuesta de la administración pasa por suprimir 54 plazas residenciales, lo que conllevaría también la destrucción de más de 31 puestos de trabajo.

Además, alertan que se dejaría de contar con alrededor de 100 personas que temporalmente trabajan a lo largo del año, mayoritariamente mujeres de Jaén. Ana Rosa Moreno es enfermera en la residencia Santa Teresa y rechaza que se trata de un "cambio asistencial y de ratios", argumento que en sus palabras ha dado la Diputación. "La medida solo busca un ahorro económico, destinando menos dinero a las residencias reduciendo el número de personas que se atienden, que son vulnerables ya que son mayores y con discapacidad", advierte. 

"En la pandemia ha sido fundamental el apoyo del personal sanitario y ahora la Diputación quiere prescindir de ellos porque quiere reducir las plazas residenciales". Así lo denuncia otra de las manifestantes, Arancha Fernández, que argumenta que el nuevo modelo que quiere aplicar la Diputación todavía está siendo negociado. "Nuestras residencias se pueden adaptar a ese nuevo modelo; no es necesaria la reducción de plazas asistenciales", defiende.

Por su parte, Juan Francisco López, otro de los asistentes a la protesta, asegura que hace cerca de un año que se planteó esta situación pero que "no hay proyecto" del nuevo modelo que se quiere implementar. "No hay absolutamente nada", denuncia. 

A la protesta han acudido representantes políticos. El portavoz del Grupo Popular en la Diputación, Miguel Contreras, denuncia el recorte en plazas de residencias y la falta de diálogo mostrada para aplicar la medida hasta el punto que no se ha llevado a pleno. "Lo que demuestran los socialistas es su gran demagogia social y que lejos de pensar en favorecer la prestación de servicios de dependencia lo que hacen es pensar en la rentabilidad económica", asegura.

Por si parte, el portavoz de Cs en la Diputación, Ildefonso Ruiz, asegura no entender por qué por "un mero tema económico que no tiene nada qué ver con la calidad" ha tomado esta decisión. "Estamos en un escenario en el que necesitamos más plazas y más recursos para atender a nuestros mayores", asevera.

Finalmente, la vicepresidenta segunda y portavoz del Equipo de Gobierno de la Diputación, Pilar Parra, defiende la toma de decisión para garantizar los "estándares de calidad" de las residencias. "Se están manifestando porque están mirando, como debe ser, a los trabajadores, pero nosotros tenemos la obligación de mirar hacia los residencias y por que los servicios públicos sean eficaces y eficientes", defiende. Por eso, asegura que se apuesto por un modelo "distinto" que apueste por una atención personalizada en estos espacios. "Eso conlleva que se pase de un modelo hospitalario y masificado a un modelo mucho más personalizado y dignificado", concluye. 

Además, Pilar Parra defiende que la Diputación ha dado el paso para incrementar el trabajo estable y reducir los contratos temporales. Van a tomar posesión 55 auxiliares de clínica y se está en proceso de oposición de otras dos de enfermería. Además, argumenta que al trabajar con unidades más pequeñas reduce el estrés de los empleados y la fatiga física y psicológica.

Finalmente, recuerda que las plazas que se reducen son las de gestión pública de la Diputación, pero que se mantienen las concertadas con la Junta. "Es un modelo que avanza en dignificar la intimidad, a las personas y es el camino que garantiza estabilidad en el empleo y seguridad para el futuro de las residencias", sentencia.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK