Cerrar Buscador

No es aún provincia para (otras) películas

Por Fran Cano - Octubre 14, 2017
Compartir en Twitter @FranCharro
No es aún provincia para (otras) películas
Foco Henris Langlois lamenta la infrautilización de espacios públicos para el cine educativo que permiten reproducir otras historias. Foto: Enrique Fort.

Foco Henri Langlois lamenta la infrautilización de espacios públicos para expresiones artísticas después de recibir dos negativas en Jaén y en Linares

No habrá cine alternativo en Jaén el próximo domingo, 15 de octubre. No habrá cine con arista pedagógica porque el intento de Foco Henri Langlois de sumarse a un día con más de 1.000 proyecciones en más de 30 países ha caído en saco roto por falta de apoyo de las administraciones. Y no es la primera vez. Ni la sala B del Teatro Infanta Leonor de la capital ni el Auditorio del Pósito de Linares proyectarán La vida de Calabacín y El otro lado de la esperanza. Dos ejemplos de películas diferentes, potencialmente populares, estrenadas y premiadas en 2017, que no verán la luz en la provincia, pese a que una asociación con cariz cultural ha hecho cuanto ha podido para que esas historias llegasen al público jiennense.

José Chica, programador cinematográfico y presidente de un colectivo que trabaja desde hace cuatro años en Jaén, está cansado. No lo va a dejar, pero le dan ganas. "Llevamos años con un uso del Nuevo Teatro Infanta Leonor muy por debajo de su potencialidad", señala. "Desde el Ayuntamiento, desde su Patronato de Cultura, se niegan a hacer uso de los dos espacios a la vez", añade.

La última doble negativa es difícil de asumir. Aun cuando la asociación pertenece a la Confederación Internacional de Cines de Arte y Ensayo (CICAE Art Cinema), la puerta de las administraciones no termina de abrirse. “Nos llamaron el 23 de agosto desde la organización del European Art Cinema Day para que nos uniésemos a este día festivo”, dice Chica sobre la programación fallida del domingo.

La negativa le ha valido una reflexión con aire ensayístico publicada en la cuenta de Facebook del colectivo. ¿Qué cuenta Chica? Que no hay manera de ofertar cine en el casco urbano de la capital desde hace seis años. Que el todavía monopolio en La Loma está bendecido por las instituciones. Y que la cosa no parece tener remedio. Otro cine debería ser posible. Porque existe.

 Proyección de Astral Salón Universidad Popular, en octubre 2016.
Proyección de Astral Salón Universidad Popular, en octubre 2016.

EL SÉPTIMO ARTE COMO HERRAMIENTA EDUCATIVA

La cuestión va más allá de difundir el cine independiente, alternativo o de autor. La clave es que Foco Henri Langlois apuesta por una idea: el centro de la ciudad debe favorecer la existencia de espacios en los que poder llevar a cabo una programación cinematográfica estable —no necesariamente diaria— con buenas condiciones técnicas. “Por desgracia hoy se utiliza como excusa para otros intereses; no se trabaja en una cultura cinematográfica”, lamenta. Estimular la mirada, remarca varias veces. "No se trabaja en el desarrollo de una cultura cinematográfica, de una visión más amplia, no se trabaja en el cine como arte, como patrimonio cultural, como algo más que puro entretenimiento", apostilla.

El pálpito social que reivindica tiene que ver con un programa de título elocuente: Del cine a las aulas, de las aulas al cine. Esta línea de actuación fue presentada —y aprobada— hace dos años ante la Comisión de Cultura del Plan Estratégico de la Provincia de JaénLo que ocurre con el proyecto refleja ese querer y no poder que ya aburre al colectivo. “Cuando lo presentamos nos dicen que está muy bien, pero luego no hay administración que lo financie”, critica.

Lamenta que las instituciones destinen presupuestos notables a actuaciones muy concentradas que son “flor de un día” en lugar de dar pie a cine semanal en Jaén. La comparación con los cines de verano que itineran por la provincia también duele. "Replica y reproduce la programación de las salas comerciales con las que cuenta la provincia en las Jaén, Linares, Andújar y Úbeda o La Carolina los fines de semana en su Centro Cultural", señala. "En otras provincias, como Málaga o Granada, por poner ejemplos cercanos, la programación de estos cines de verano se nutre no solo de taquillazos y películas premiadas en los Oscars o los Goya, sino de otras muchas: así se pueden ver en lugares cercanos", especifica.

“El año pasado, para el desarrollo de una gala conmemorativa, vinieron a Jaén más de 50 profesionales relacionados con el mundo del cine. Estuvieron tres días conociendo las bondades de nuestra provincia en relación con el cine. La mayor parte de la gente que vino no entendemos muy bien para qué lo hizo, con qué criterio se les invitó, ya que no juegan ningún papel en la consecución de los objetivos que se querían favorecer. Vinieron simplemente para la foto y para mayor gloria de alguna persona", enjuicia.

"Con el coste de aquella gala se podría programar cine una vez a la semana durante más de un año y traer a varios profesionales de reconocido prestigio a que compartieran sus saberes y su oficio con profesionales y ciudadanos interesados de nuestra provincia", contrapone.

La otra cara de la moneda —o es la misma cara, según se mire— es que hay presupuestos mínimos para proyectos interesantes propuestos por la asociación que no reciben el visto bueno.

DEL CINE CLUB AL REGRESO FRUSTRADO DEL ALKÁZAR

A Chica, que viaja y se gasta dinero para ver cine, le da envidia que haya ofertas tan ricas e interesantes en Málaga, mientras en su provincia todo se reduce al “cine palomitero”. Al apartado comercial. Él recuerda con cariño y nostalgia el Cine Club de la Universidad Popular. Allí adquirió el espíritu autodidacta que lo llevó a lecturas y a relatos que lo han cultivado. Había entonces algo físico desde donde partir. Hoy, no. Y no basta con Filmin o con otras plataformas de internet.

“También intentamos retomar el Cine AlKázar pero no se han dado las condiciones económicas y humanas para poder hacer frente a un proyecto de esta envergadura", lamenta. "Dos jóvenes arquitectos, Bruno y Gadea, realizaron un trabajo excelente, planteando un proyecto para remodelar el espacio por el que siento especial cariño, ejemplo de lo que pudo ser y no será", narra. 

MÁS DE 50 PROYECCIONES EN CUATRO AÑOS

Foco Henri Langlois ha proyectado más de 50 historias audiovisuales desde su nacimiento, hace menos de un lustro. También ha traído a profesionales del sector y ha realizado actividades en la Escuela de Arte José Nogué con el fin de dar herramientas a los jóvenes. “Son profesionales potenciales”, dice.

Prueba de que el colectivo quiere favorecer la pedagogía del cine en centros educativos fue el nacimiento de Kinodetour. "Es un grupo de cineastas y profesionales del cine que desarrollan su trabajo en Andalucía, que se acercaron a Jaén y con los que compartíamos el interés por este acercamiento del cine como arte, del patrimonio cinematográfico, a las aulas", abunda Chica.

Hay colegas que ya se han ido de Jaén o que piensan, como él, en que es mejor mirar a otras provincias. Aún no hay estructura ni apoyo para las quizá injustamente llamadas otras historias. La vía educativa y social que vende menos, pero cuya riqueza cultural no debería ser discutida por quienes, entiende Chica, están llamados a difundirla. La vía del cine como fin, no como "excusa superficial".

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK