Cerrar Buscador

Qué es el Bitcoin: guía de supervivencia para el futuro

Por Redacción - Agosto 25, 2020
Qué es el Bitcoin: guía de supervivencia para el futuro

Muchas personas, sobre todo de las generaciones que no están muy familiarizadas con las tecnologías digitales, no saben qué es el Bitcoin. Lo cierto es que el desconocimiento sobre las criptomonedas parece estar extendido, no es cuestión de unas pocas generaciones.

Pese a ello, el Bitcoin avanza de manera inexorable, y ya en 2017 superó el precio del oro por primera vez en su historia. Fue a principios de marzo de ese año cuando un Bitcoin se cambiaba en los mercados por 1245 dólares, superando así el precio de una onza que, aquella jornada, cotizaba en 1241,5 dólares.

Se dice que el sistema en el que se basa va a cambiar incluso nuestra manera de interaccionar en redes sociales. Ya hay comunidades con interfaces parecidas a las actuales, como Facebook o Instagram, que promueven la creación y compartir contenido a cambio de tokens y criptomonedas. Y lo mejor para los usuarios es que son redes descentralizadas, de manera que no es una gran empresa tecnológica ávida de beneficios la que manda en su trabajo creativo.

Con todo, antes de proceder a la consulta del precio del Bitcoin y otros datos relevantes sobre la actualidad de la criptomoneda, repasamos lo básico sobre ella.

Qué es el Bitcoin

Tres palabras clave: moneda digital descentralizada. Es una moneda porque, como sucede con el dólar o el euro, sirve para comprar. Es digital porque no existe físicamente y para su gestión hay que tener dispositivos electrónicos. Y descentralizada porque no depende de la supervisión ni de gobiernos ni de bancos.

Eso es precisamente lo relevante, que es un sistema que funciona sin necesidad de que haya administradores que ejercen el control. El dinero tradicional, el que rige hoy día, no es más que una tecnología diseñada para llevar las cuentas resultantes de los intercambios entre personas.

La de Bitcoin es una tecnología que se propone hacer lo mismo, con la importante diferencia de que nadie tiene potestad para imprimir dinero ni actualizar las cuentas de los demás. Su uso evita también los altos costes asociados a las transacciones de las entidades financieras y la distorsión de gobiernos con medidas que, entre otras cosas, pueden generar inflación.

Bitcoin fue la primera y, a partir de ella, surgieron otras monedas también descentralizadas como Ripple o Ethereum que también pretenden reducir de forma significativa el alto coste asociado al sistema tradicional.

Cómo funciona el Bitcoin

En ese sistema tradicional, las transacciones entre personas se hacen a través de una entidad con la permanente supervisión estatal. Pero en Bitcoin la comunidad está conectada de forma directa y sin que haya ninguna autoridad que vigile. Todos los usuarios llevan las cuentas de todo el mundo, que están encriptadas.

Al validar las transacciones, algo que ya decimos que hace la comunidad en su conjunto, no transcienden los nombres y apellidos de las personas, sino su contraseña. Y es que, realmente, son dispositivos informáticos los que actualizan la comunicación, y no los usuarios.

La validación supone un trabajo muy complicado para los dispositivos, que deben descifrar algoritmos y fórmulas matemáticas que impiden cualquier alteración voluntaria de la información. Es en este punto donde acabe hablar de los usuarios que se dedican a la minería de datos.

Este proceso es ejercido por usuarios que verifican las transacciones, algo a lo que no se dedican todas las personas que intercambian criptomonedas. Pero se necesitan dispositivos muy potentes y encendidos 24/7 para procesar información. Se trata, en todo caso, de una actividad voluntaria.

Para mantener el orden entre la infinidad de operaciones que se realizan, hay que conocer el concepto de blockchain que, dicho coloquialmente, ayuda a empaquetar las acciones en un mismo bloque que se une a la cadena y, por lo tanto, queda vinculado a las transacciones del pasado para que esté actualizado el inmenso libro de cuentas. El sistema elige de manera aleatoria qué bloque será el siguiente en el orden, lo que sucede cada 10 minutos.  

El incentivo de tener equipos informáticos potentes para validar acciones, lo que ya decimos que es voluntario, es obtener Bitcoins. Dado que se cambia por bastantes dólares, la recompensa resulta muy jugosa.

¿Es legal el Bitcoin?

Sí, en España el Bitcoin es legal. Desde 2018, quien realice acciones de compraventa de criptomonedas tiene que tributar por ellas, ya que da lugar a la obtención de rentas que se pueden calificar como ganancias o pérdidas patrimoniales. La medida no estaba exenta de polémica y ahora, en 2020, el Gobierno pretende endurecerla.

La legalidad del Bitcoin varía entre países. En Estados Unidos, por ejemplo, se considera una moneda o forma de dinero, y por lo tanto, está sujeta a jurisdicción.

En una línea similar se pronuncian Japón y otros países, pero en otros, como China, se considera ilegal. En concreto, fue en septiembre de 2017 cuando el Banco Popular del país asiático prohibió que las empresas del país se financiasen con criptomonedas, lo que provocó caídas en la cotización.

El Bitcoin genera suspicacias por el anonimato de los usuarios a través de una tecnología potente que, igual que las legales, también puede dar soporte a las transacciones ilegales. De hecho, ya ha habido noticias que asocian ciberdelincuencia y Bitcoin.

Pese a los contras, la criptomoneda sigue al alza de forma imparable y cuenta con cada vez más usuarios. Se presenta como gran alternativa al sistema tradicional con el control que ejerce sobre las transacciones, luego merece la pena ponerse al día.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK