Cerrar Buscador

El Jaén Rugby quiere cantar el alirón en Las Lagunillas

Por Fran Cano - Marzo 16, 2020
El Jaén Rugby quiere cantar el alirón en Las Lagunillas
La plantilla de Jaén Rugby, unidad. Foto: Club.

La entidad presidida por Eduardo Sánchez vive la proximidad del primer título con la incertidumbre de si contará con patrocinadores para la fase de ascenso

El deporte sigue congelado por el coronavirus. El parón ha dejado en el aire el alirón del Jaén Rugby, que sólo necesita vencer al CAU Madrid en la última jornada para ser campeón de la División de Honor B. El partido, previsto para el próximo domingo, está suspendido y sin nueva fecha. La fase de ascenso es incierta y el club no sabe si contará con patrocinadores específicos para luchar por subir a División de Honor.

"No es lo mismo ser campeón en el campo que publicarlo por Facebook después de un correo electrónico", expresa Eduardo Sánchez, presidente del Jaén Rugby, en declaraciones a este periódico. No sabe qué pasará con esa última jornada, si bien la voluntad del plantel es refrendar la temporada histórica —sólo una derrota en 21 fechas disputadas— sobre el verde. "Queremos jugar, nos hemos ganado el mérito de terminar el curso vibrando, como hemos hecho siempre", apunta Juan Alfredo Cerván, el entrenador.

Los jugadores ya tienen el plan de entrenamiento para ejecutarlo desde mañana en casa. Cerván tiene previsto hacer videoconferencias para seguir en contacto con los 40 jugadores que dirige entre el primer y el segundo equipo. El mensaje a trasladar: "Que mantengan los pies en el suelo", dice.

El presidente piensa en la fase de ascenso. De disputarse, son eliminatorias de ida y vuelta de cuartos, semifinales y la final. Además, el perdedor de la finalísima tiene una segunda oportunidad contra el penúltimo de División de Honor. "Hablamos, en total, de ocho partidos. No podemos calibrar el esfuerzo económico en esta situación", apunta.

"ESPERAMOS QUE LA SOLUCIÓN SEA APLAZAR EL PARTIDO"

José María Espinosa, capitán del equipo de Rugby, ha entrenado en casa esta mañana. Los gimnasios y el campo de Las Lagunillas están cerrados. "Nos toca seguir las órdenes que nos han mandado", dice en entrevista con este medio.

La ilusión del equipo es disputar el partido que resta, como confirma el capitán: "Esperamos que la Federación de Rugby lo posponga y podamos ganar en Las Lagunillas, que ha sido nuestro fortín toda la temporada", manifiesta.

Espinosa llama la atención sobre la vitalidad de un club que ahora ve frutos al trabajo realizado en las categorías inferiores, con jugadores ya representado a la selección de España. El coronavirus y la situación decretado ha dejado en el limbo un alirón que debe caer, sea como sea. Y lo que es peor, ha trastocado la planificación económica para el reto más apasionante del club: llegar a la élite del rugby.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK