Cerrar Buscador

El basurero en torno a la Puerta de Los Leones

Por Jesús Antonio Rodríguez - Septiembre 07, 2019
El basurero en torno a la Puerta de Los Leones
Basura acumulada en el Portón de los Leones.

Hemos convertido el medioambiente en una situación grave de carácter poliédrico el cual, carece de cara regular que se repita, pero si irregular al igual que los infractores. Resulta cada vez más bochornoso contemplar a diario y en ocasiones, únicamente en espacio de horas, el torrente de noticias tan penosas sobre agresiones al medio ambiente.

A primera hora de la mañana, el desayuno de este columnista ha consistido en la lectura habitual de Lacontrajaén y otros medios sobre las habituales proliferaciones de residuos furtivos en diversas zonas de Jaén, según toca, e inclusive, con conatos de incendios.

Para combatir esta lacra vecinal, y aunque parezcamos en ocasiones cansinos, no cabe mejor solución que persistir con la denuncia ciudadana y la vigilancia y actuación de las autoridades del Seprona y Policía Local. No bastaría, no, que los presuntos culpables, caso de sorprenderles en la infracción, procedieran a una limpieza voluntaria de los lugares afectados, ya que mientras no se actualicen sanciones ejemplarizantes, asistiremos atónitos a una serie de distintos episodios interminables de agresiones que afectan a la salud.

No nos cansamos de repetir que estos tipos de vertederos u escombreras vienen a ser como la mala hierba, aparecen y crecen en los lugares más insospechados contribuyendo a denigrar todo tipo de paisaje, y sobre todo, salubridad en el caso que nos ocupa, que si no se aborda, más seriamente, podría proceder nueva denuncia de las autoridades europeas.

El autor viene siguiendo con suma atención el hecho llamativo de que, una vez más, España se ha visto condenada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en varias ocasiones, convirtiéndonos en el Estado más sancionado de la Unión Europea, y el segundo, en denuncias de sus habitantes, que sí no se controla, vamos caminos de convertirnos en lo “peorcito” de Occidente.

Igualmente, seguimos con regularidad las evoluciones de nuestro ya clásico problema, y estancamiento en las direcciones henerales pertinentes, lugar, donde los “muros del silencio” de Bruselas, al igual que los españoles, son altos y escarpados, lugares, donde ciudadano o colectivo, sucumbirán burocráticamente hablando.

Las mismas suelen tener “tres paternidades responsables”: estatal, autonómico y local, que suelen tirarse piedras los unos a los otros y los contribuyentes en medio. Prácticamente, no existe una “receta magistral” contra las “inacciones” de tipo político, que nos tocan soportar, y para eliminar este tipo de vertederos, se debería recurrir a la cultura urbana y a la solidaridad vecinal y sus denuncias, tal y como venimos sosteniendo. Cámaras de Vigilancia (si existen lugares para su instalación) “drones”, y, sobre todo, más atención por parte de las autoridades, aunque repito, problema de difícil solución.

La creación de vertederos específicos en terrenos municipales y su posterior sellado, podría aceptarse de forma provisional, pero tampoco es la solución en el tiempo. Las plantas de valoración son las soluciones más idóneas, pero tienen otro gran enemigo que se une: la falta de suelo.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.