Cerrar Buscador

El Tribunal Supremo acepta el confinamiento de Peal de Becerro

Por Esperanza Calzado - Julio 22, 2021
Compartir en Twitter @Esperanza44
El Tribunal Supremo acepta el confinamiento de Peal de Becerro
Cribado en Peal de Becerro.

El problema es que la decisión llega tarde, cuando el municipio ya ha bajado su incidencia de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha ratificado la Orden de la Consejería andaluza de Salud de 7 de julio de 2021 por la que se acordó el confinamiento durante una semana del municipio de Peal de Becerro por razones de salud pública para la contención del COVID-19 al considerar que la medida es “necesaria y proporcionada”. El problema es que la decisión llega tarde, cuando el municipio ya ha bajado su incidencia de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

La Junta de Andalucía recurrió, la semana pasada, al Tribunal Supremo la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Granada, de no avalar la orden de la Consejería de Salud del pasado 7 de julio, cuando decretó el cierre perimetral de Peal de Becerro al registrar una tasa de incidencia que superaba el umbral de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. Ahora, el supremo da la razón al Gobierno autonómico, pero demasiado tarde.

La sala estima el recurso de la Junta contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla, con sede en Granada, que denegó el confinamiento del municipio jienense por entender que era contrario a los principios de motivación, proporcionalidad, necesidad e idoneidad. El auto queda anulado. 

En su sentencia, el tribunal afirma que no encuentra razones para denegar la ratificación de la citada medida debido a la alta incidencia de la enfermedad, que era de 1.793 casos por 100.000 habitantes, y a los restantes datos ofrecidos por la Junta de Andalucía, principalmente, el elevado nivel de asintomáticos, cuya movilidad llevaría a intensificar los contagios en las localidades próximas, sensiblemente menos aquejadas. Esos datos se recogían en el informe técnico del Comité de Alertas de Salud de Alto Impacto de la provincia de Jaén. 

Además, considera que es necesaria y proporcionada porque se limita a una semana, puede ser dejada sin efecto antes de su transcurso y, desde el punto de vista material, no impide ni circular dentro del municipio, ni el tránsito por él, ni los movimientos debidos a las causas previstas en el artículo segundo de la Orden. 

La Sala recuerda que la clave para ratificar o no una medida de este tipo no está en la extensión, sino en la intensidad de la limitación pretendida, y que en el caso de este municipio tiene un alcance relativo. “A diferencia de lo que ha sucedido en otras ocasiones, -explica el tribunal- no se han traído a las actuaciones elementos que apunten a un cambio significativo en el momento de decidir el TSJA de la situación en cuya virtud la Junta de Andalucía consideró necesario el cierre del municipio”. 

El Supremo tampoco comparte con el TSJ andaluz que había un elemento adicional para no ratificar la orden de confinamiento, como es que ésta era contraria al Reglamento de la Unión Europea 2021/1953, que rechaza restricciones a la libertad de circulación que no tengan en cuenta la existencia de ciudadanos ya inmunizados y que disponen del llamado pasaporte COVID. 

La Sala explica que las restricciones adicionales a la libertad de circulación de las que los Estados se han de abstener según el Reglamento son la exigencia de pruebas adicionales, cuarentenas o autoaislamientos en vinculación con viajes de los titulares de estos documentos expedidos en otros países de la UE. 

La sentencia indica que la Orden de la Junta de Andalucía sobre Peal de Becerro no impone ninguna de esas restricciones adicionales, aparte de que el Reglamento acepta, en determinadas condiciones, la competencia de los Estados para establecerlas incluso a los titulares de los certificados de vacunación. Por lo que, según concluye el alto tribunal, no hay un trato diferente para los titulares de esos certificados, y la Orden de la Junta no es contraria al Reglamento Europeo.

 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK