Cerrar Buscador

La peregrinación más profunda con el mensaje de aliento del Papa

Por Esperanza Calzado - Abril 26, 2020
Compartir en Twitter @Esperanza44
La peregrinación más profunda con el mensaje de aliento del Papa
Foto: Retransmisión Canal Sur.

El Papa Francisco envía una bendición apostólica a los fieles y devotos de la Virgen de la Cabeza en una Romería única como consecuencia de la pandemia

La Romería de la Virgen de la Cabeza de 2020 quedará grabada en la historia de Andújar y de la devoción mariana. Lo hará por partida doble. Por un lado, por la singularidad de haber vivido la peregrinación más profunda e íntima, con los fieles confinados y siguiendo por televisión su día magno, gracias a la retransmisión de Canal Sur. Pero también por el mensaje llegado desde el Vaticano. El Papa Francisco ha enviado una bendición apostólica a los devotos de La Morenita.

Este año, la noche en vela aguardando a portar las andas que llevan en volandas a La Morenita a su reencuentro con sus miles de hijos ha sido sustituida por horas de reflexión interna. Las lágrimas al ver caer los pétalos desde el balcón a la salida de María Santísima por las puertas de su Santuario han dado paso a nudos en el estómago al seguir, por televisión, una eucaristía recogida, con el mínimo de participantes, respetando las medidas de seguridad y con un silencio sobrecogedor. Pañuelos blancos han roto el viento desde los balcones de miles de devotos en sus balcones de confinamiento para acompañar, desde la distancia, a la Reina de Sierra Morena en su día grande. Y lo han hecho al amparo de las palabras del Papa que han resonado en un Cerro desierto de fieles pero lleno de amor en la distancia.

 Foto: Retransmisión Canal Sur.
Foto: Retransmisión Canal Sur.

Ha sido el Vicario General de la Diócesis, Francisco Juan Martínez Rojas, el encargado de leer las palabras del pontífice con el sonar del volteo de las campanas del Santuario de fondo. En un texto enviado por el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, su Santidad ha saludado a todos los que se han unido a través de los medios de comunicación a la Romería de la Virgen de la Cabeza, que este año, a causa de la pandemia, se vive como una peregrinación interior al Cerro del Cabezo. Ha animado a los romeros a que en estos momentos "difíciles e inciertos" confíen en en Ella "que supo estar al lado de su Hijo Jesús en el momento de la Pasión y de la Cruz, también está presente junto a nosotros, acogiendo nuestras preocupaciones, dolores y temores; y, desde lo alto, La Morenita y Pequeñita los mira y los abraza". 

Antes de las palabras del Papa, ha tenido lugar la eucaristía en honor a la Virgen de la Cabeza, a puerta cerrada. Como únicos testigos, dentro de la Basílica, en este día histórico, los padres trinitarios que custodian el Santuario, miembros de la Cofradía Matriz, el Vicario General de la Diócesis y el Obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro. Él ha presidido la celebración sobria pero emotiva. La Virgen lucía el manto del Centenario, que estrenó en el año 2009 y que está realizado por el bordador, Pedro Palenciano. Bajo sus pies, un crespón negro por los millares de fallecidos a causa de esta pandemia del coronavirus.

Las lecturas han estado participadas por los miembros de la Matriz y el Evangelio de San Lucas, lo ha proclamado el rector de la Basílica, el trinitario, Pascual Villegas. Después, Amadeo ha tomado la palabra para pronunciar una homilía que ha sido un diálogo del Prelado jiennense con la Santísima Virgen. "¿Verdad, Madre, que no es ni triste ni a puerta cerrada? En una peregrinación, antes de que nosotros nos decidamos a subir al Cabezo para estar contigo en tu Santuario, ya has ido tú a nuestro corazón, a nuestras casas, a nuestros pueblos y nos has invitado y atraído", ha reconocido. Hoy, ha sido Ella la que, como romera ha salido espiritualmente, como peregrina, para acercarse a las casas de los devotos. "Vas a confinarte entre nosotros y a llevarnos el consuelo de tu corazón; hoy te haces médico, enfermera, del servicio de limpieza o cocinera, policía, transportista y voluntaria… y también capellana para el último adiós”.

El obispo ha querido pedir a la Virgen por el futuro de la sociedad que ahora vive sumergida en este compás de espera del confinamiento, y que probablemente pasará duros momentos de crisis económica. “Te encontrarás, querida Virgen de la Cabeza, mucho dolor, mucho sufrimiento y no sólo por la enfermedad, sino también por las graves consecuencias económicas, sociales y laborales que nos va a traer esta larga interrupción de lo ordinario. Este mundo con muchas luces, pero con un funcionamiento tan insolidario, puede generar, en un próximo futuro, un confinamiento, si cabe más doloroso, el de la exclusión social. Al pasar por nuestras casas y al entrar en nuestras vidas pon un impulso de solidaridad, que oriente una respuesta mundial ante la caída que se espera de nuestro sistema económico y social”.

 Foto: Retransmisión Canal Sur.
Foto: Retransmisión Canal Sur.

Y ha apelado a su maternal cuidado para aquellos que tienen que pasar solos el trance de la muerte. "¿Qué sientes al saber que nuestros enfermos mueren en soledad y sólo pueden encontrar la mano amiga de sus médicos y enfermeras? Con este silencio dolorido entiendo que me dices, desde lo más hondo de tu corazón, que también para ti es muy dolorosa y cruel esa soledad por la ausencia de los seres queridos". Para finalizar su prédica, el Obispo del Santo Reino ha pedido a los telespectadores que cogieran un pañuelo blanco para el final de la celebración.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK