Cerrar Buscador
'VECINOS' DE BELÉN POR UNOS DÍAS

'VECINOS' DE BELÉN POR UNOS DÍAS

Por Javier Cano - Diciembre 10, 2022
Compartir en Twitter @JavierC91311858

La provincia ofrece, por Navidad, una nutrida y sugestiva ruta de nacimientos de carne, alma y hueso en los que un buen número de jiennenses se vuelcan para asumir, temporalmente, los papeles bíblicos propios de esta época del año. Un itinerario que cada vez atrae a más público y se consolida en la agenda festiva del mar de olivos

Parroquias, colegios, academias, asociaciones o pueblos enteros, que de todo hay. Llegan la Pascuas y, con ellas, una sugerente oferta que hace de catecúmenos, estudiantes, socios o vecinos actores de cuerpo entero por unos días: los que abarcan su actuación y los que dura el eco de su interpretación.

Son los nacimientos vivientes, belenes de carne, alma y hueso que no se conforman con la quietud de los personajes o, como mucho, el movimiento de un río artificial o las aspas de un molino y tiran de ingenio y talento para armar el belén pero de verdad.

Con las luces navideñas ya encendidas en las alturas del mar de olivos y los dientes afilados para hincárselos al turrón o arroparlos con el embozo del mazapán, Lacontradejaén invita hoy a un entretenido paseo por los misterios encarnados (nunca mejor dicho) que se cuaja esta tierra en cuanto huele a mantecados.

 Vecinas de Villacarrillo, caracterizadas para su belén viviente en una edición anterior. Foto: Ayuntamiento de Villacarrillo.
 Vecinas de Villacarrillo, caracterizadas para su belén viviente en una edición anterior. Foto: Ayuntamiento de Villacarrillo.

BAJO TECHO O A CIELO ABIERTO

El interior de una iglesia o la puerta de una parroquia, la capilla de un centro escolar o el mejor de los rincones de cualquier colectivo vecinal, la plaza del pueblo o en plena naturaleza...

Los escenarios propicios para representar el Nacimiento de Jesús en el Santo Reino son tan variados como singular es su geografía en cada uno de los puntos cardinales que lo conforman. 

Ahí está Fontanar, a solo cinco kilómetros de Pozo Alcón, que desde hace más de tres lustros acude sin falta a su cita entrañable y pone en el mapa de los destinos predilectos esta preciosa pedanía. 

La escenificación, impulsada por un colectivo nacido a la par que el belén, tiene lugar en La Rambla, una calle estratégicamente situada que parece haber sido concebida para este fin y permite al público disfrutar visualmente casi de la totalidad de la obra en medio de un paisaje bucólico.

Un nacimiento viviente cuyo elenco artístico y técnico, como los cofrades cuando se quedan sin procesión, ya sabe lo que es llorar de impotencia ante las inclemencias meteorológicas o peor aún, por una pandemia que ha afectado de lleno a esta representación, una de las más esperadas de la provincia y recomendada por más de una guía de viajeros.

 Panorámica de las calles de la pedanía poceña durante su belén viviente.
 Panorámica de las calles de la pedanía poceña durante su belén viviente.

No en vano, la impaciencia por conocer en directo la propuesta (que se celebrará el próximo 23 de diciembre) viene animada, en 2022, por el cúmulo de ediciones que la lluvia (en 2019) y el Covid (2020 y 2021) se llevaron por delante: "Estamos deseando, este año vamos a por todas", asegura su directora, Tania Vidal. 

Vinculada a este representación desde su infancia, Vidal comenzó como figurante y desde hace seis años es la responsable de que todo salga a pedir de boca el día señalado. Vamos, que sabe como nadie lo que era en sus principios y lo que es, actualmente, uno de los principales atractivos de la pedanía poceña:

"Aquello empezó en una reunión, aprovechando que Fontanar tenía mucho que mostrar y surgió la idea, se confeccionaron trajes y Sebastián Bonill escribió la obra". Un texto en el que radica, precisamente, uno de las mayores singularidades de la propuesta:

"No sé sabe cómo ni por qué, todo comienza cuando el pregonero da su pregón y José y María aparecen en el Fontanar. Además, el Niño Jesús no nace en un pesebre, sino en una cueva natural típica de la zona", aclara la directora. O lo que es lo mismo, que el Mesías tiene acento del mar de olivos. 

Elementos propios de la recogida de la aceituna, atuendos tradicionales de Fontanar... Una suerte de reivindicación de la cultura popular local, que moviliza a alrededor de doscientos actores pero que está abierta también a la participación de foráneos: "Si alguien que no sea de Fontanar o de Pozo Alcón quiere vestirse y tomar parte puede hacerlo, les damos unas normas básicas y ya está", sentencia Tania Vida.

Una cita que cuenta con apoyo institucional municipal, provincial y autonómico y que, edición tras edición, gana en número de personas interesadas en disfrutar de este peculiar nacimiento y hace de la pedanía un particular destino navideño: "El año que más afluencia de público tuvimos se juntaron unas dos mil personas", concluye la directora de la obra. 

Mañana domingo era el día escogido por los ibreños para desplegar su belén viviente, que en 2022 hubiese alcanzado once ediciones si las previsiones de lluvia no hubiesen dado al traste con su celebración.

Tras dos años sin escenificación por culpa del coronavirus, "la gente tiene muchas ganas, mucha ilusión", afirma el alcalde de Ibros, Juan Matías Reyes, que lamenta la posibilidad de que este año sea el tercero sin su anhelada recreación, pospuesta ya oficialmente "hasta nueva fecha".  

Un nacimiento humano en el que se involucra todo el pueblo, desde el propio Ayuntamiento (que 'suelta la tela' para el montaje de puestos y escenas así como las viandas que el visitante puede disfrutar durante la representación) hasta el grueso de asociaciones, colectivos y particulares del municipio. 

"Es una de las actividades navideñas más importantes que tenemos, colaboran más de ciento cincuenta personas a título individual o colectivo", indica el máximo responsable municipal. 

Una de las peculiaridades de esta obra es el aprovechamiento de la colosal Muralla Ciclópea de Ibros, de los siglos II-I antes de Cristo y que se convierte en columna vertebral del belén, en escenario alrededor del que gira toda la propuesta. "Todas las calles del alrededor albergan las diferentes escenas, la muralla es el castillo de Herodes y dentro, en el patio, el propio nacimiento, los Reyes Magos, los pastores (uno de ellos haciendo migas)", detalla Reyes. 

Tres horas (desde las cinco hasta las ocho de la tarde) para un espectáculo navideño que cada año atrae a más público, que incluye la música de la Banda Municipal e iniciativas complementarias para procurar el mayor de los entretenimientos a quienes decidan pasar la jornada dominical en el pueblo: 

"Agradezco a todo el pueblo y a todos los colectivos el esfuerzo que hacen para que ese día esté todo preparado y la gente se vaya con el mejor sabor de boca", aplaude el munícipe, que como un personaje más se enfunda su traje de herrero de la época. Y apostilla:

"Es un día muy especial que, además, repercute turísticamente en Ibros, en sus bares, en sus terrazas", celebra el alcalde.

"Animo a la gente a que venga a visitar Ibros, que es un pueblo muy acogedor y que destaca por su gente, por su gastronomía... Tenemos unos dulces típicos muy ricos, muy buenos, y en esta recreación del belén viviente se van a sentir muy a gusto de paso que conocen nuestros rincones, nuestra Muralla Ciclópea. Invitamos a todos a que se acerquen y disfruten de la Navidad de nuestro pueblo", concluye Juan Matías Reyes. Tendrá que ser otro día, si no otro año. 

 Soldadas romanas en la fortaleza de Herodes del belén viviente de Ibros, que aprovecha su monumental muralla ciclópea como parte del decorado.
 Soldadas romanas en la fortaleza de Herodes del belén viviente de Ibros, que aprovecha su monumental muralla ciclópea como parte del decorado.

RUTA BELENISTA POR LA PROVINCIA 

Tiene Jaén, la provincia entera, un sinfín de rutas posibles a cual más interesante y de las más variadas naturalezas. Y claro, en esto del belenismo viviente no iba a ser menos. 

Seguro que más de una y de dos se quedan fuera, por su carácter escolar, cofrade o asociativo y, en consecuencia, prácticamente íntimos, destinados para el disfrute de unos pocos.

Pero aun a riesgo de pecar de ignorancia, quede aquí negro sobre blanco un posible itinerario para quienes decidan montar en burra (figuradamente hablando, claro) estas fiestas y conocer en persona a bíblicos como San José, María, el mismísimo Jesucristo, los Reyes Magos, los pastores... 

Baeza celebra, por tercera vez, su belén viviente y lo hace esta misma semana, desde el pasado jueves hasta hoy sábado. Tiene lugar en el picadero del antiguo Cuartel de sementales y según Pedro Herrera, presidente del AMPA Los Descalzos del colegio Antonio Machado, presenta novedades:

"Los días de puesta en escena se amplían a tres, decoración y escenas nuevas y la participación de los niños y las niñas de la Escuela Infantil de Baeza", detalla.

Los alrededores de la iglesia de la Encarnación de Bailén son el escenario propicio donde, desde hace más o menos una década, el colegio Sagrado Corazón del municipio recrea el acontecimiento que partió la historia en dos etapas. Una representación que, este año, a causa de la situación meteorológica, no podrá hacerse realidad el próximo 14 de diciembre, según confirman desde el centro escolar a este periódico. 

Los guardeños se echarán a las calles el 18, justo una semana antes del día de Navidad. Allí, en torno a la iglesia de San Pedro, el personal podrá sumergirse en los paisajes de Tierra Santa según La Guardia.  

Villacarrillo hará lo propio el próximo 23 de diciembre, desde las seis y media de la tarde, en la plaza de la iglesia de San Francisco, el mismo lugar donde su pedanía, Mogón, desarrollará su propuesta unos días antes, el 18 a partir de las 18.00 horas: "Participa gente del pueblo, y tanto la Virgen María como el Niño Jesús son niños", aporta Inmaculada García, concejal de Anejos villacarrillense. 

El 23 de diciembre es, igualmente, la fecha elegida por los niños de Comunión de Arjona, que se ataviarán al modo belenista en el cine Capitol, a eso de las siete de la tarde. 

No están todos los que son, pero seguro que sí todos los que figuran en esta relación incompleta que, a modo de catálogo efímero, aplaude el ingenio y la buena voluntad de los jiennenses a la hora de recrear lo que, para muchos, muchísimos, ocurrió hace nada menos que dos mil años en un pueblecillo de Israel. 

 El belén viviente de Baeza abrió sus puertas el pasado jueves. Foto: Ayuntamiento de Baeza.
El belén viviente de Baeza abrió sus puertas el pasado jueves. Foto: Ayuntamiento de Baeza.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK