Cerrar Buscador

Sebastián Tíscar, un corazón único

Por Javier Esturillo - Octubre 07, 2018

El triatleta villacarrillense es uno de los elegidos que completa la UltraKing, el primer Ultraman Non-Stop del mundo, con el único fin de recaudar fondos para ALES

Hay reyes que no necesitan corona. Suben al trono por una gesta o por un hecho sobrenatural, por algo que los hace diferentes al resto. Son únicos. Es el caso de Sebastián Tíscar, un empleado de seguros de Villacarrillo que acaba de completar la UltraKing, el primer Ultraman Non-Stop del mundo, celebrada este fin de semana entre Puebla de Alcocer y Siruela, la Siberia extremeña, en la que otro jiennense, el linarense José Padilla, ha acabado tercero de un total de veinte inscritos.

A sus 42 años, ha recorrido un total 515 kilómetros, de los que 10 kilómetros eran a nado en la Isla del Zújar, 421 kilómetros en bicicleta y dos maratones (84,4 kilómetros) de forma seguida en un tiempo máximo de 36 horas. Ha sido el cuarto de los once elegidos que han finalizado esta auténtica locura, pero, para él, más allá del resultado deportivo su hazaña escondía un fin solidario: colaborar con ALES, la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades de la Sangre, que está formada por madres y padres de niños con cáncer. "Eso era lo realmente importante y por lo que me siento más feliz", asegura a este medio ya algo más descansado.

Sebastián Tíscar llegó exhausto a meta, ayudado por los miembros de su equipo, Altarejos Seguros. Allí le esperaba su esposa y medio centenar de vecinos y amigos de su pueblo que lo han recibido como un auténtico héroe. Y es que no se puede definir de otra forma a un hombre capaz de poner al límite las capacidades de su cuerpo sin parar. Solo la doble maratón desde Puebla de Alcocer hacia Siruela, pasando por Tamurejo y Garbayuela, para terminar con la épica ascensión al Castillo de Puebla, supone un esfuerzo titánico para cualquier deportista. 

La noche fue la etapa más dura para este triatleta y ultrafondista villacarrillense. Fueron kilómetros eternos que supo soportar gracias a ese espíritu competitivo que lo acompaña desde que realizó su primer Ironman. Horas de sufrimiento, con latigazos en las piernas y el corazón a mil por hora. Sin embargo, Sebastián Tíscar han sentido, en todo momento, el aliento de su equipo y de todo el municipio que ha vivido con máxima expectación cada kilómetro recorrido. Las redes sociales eran el medio para comunicar su posición. "Va bien, va bien", informaban en su perfil de Facebook. "Estoy muy feliz y agradecido por todas las muestras de cariño que he recibido, no tengo palabras", destaca.

Considerado uno de los mejores atletas de resistencia de la provincia, se levanta a las seis de la mañana para salir a correr; a las nueve entra a trabajar en la correduría de seguros que regenta, para, después de almorzar, lanzarse de nuevo a la carretera, pero esta vez en bicicleta. Ya, por la tarde, se mete en la piscina para cerrar el entrenamiento. Todo ello alternado y estructurado en un plan de trabajo.

En su palmarés aparecen cinco Ironman, así como el Ultraman de Motril, a la que hay que sumar ahora la UltraKing, una cita deportiva no competitiva con características especiales. La primera de ellas es su vocación solidaria. Cada uno de los veinte participantes representa a una onegé, a la que la organización dona el importe íntegro de la inscripción (900 euros) del primer atleta en completar la prueba. La segunda es el ambiente familiar y de compañerismo que se genera tanto entre los triatletas como con sus acompañantes y los vecinos del pueblo.

 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.