Cerrar Buscador

Migrantes temporeros: legalidad o jornales con fuego

Por F.Cano/E.Calzado - Enero 06, 2019
Migrantes temporeros: legalidad o jornales con fuego
Jornaleros que vivían con el fallecido.

La muerte del joven guineano, sin precedentes en Alcalá, apunta a la responsabilidad de propietarios agrícolas

Solo la persona que contrató a O.B., el guineano que perdió la vida el viernes en el hospital de Alcalá tras un incendio, sabía quién era. La Guardia Civil consiguió tras el suceso una copia en la que rezan datos personales del fallecido: la edad, 23 años, y su país de procedencia. De los 17 jornaleros que también habitaban la nave incendiada en Santa Ana, ¿cuántos conocían a O. B.? El joven había llegado a la instalación del camino de La Carraca la noche del jueves. No tuvo tiempo.

"Es un accidente lamentable. Todos estamos consternados. Hablamos de personas que vienen a nuestra tierra a trabajar, a ayudar", expresa Carlos Hinojosa, alcalde de Alcalá, en declaraciones a este periódico. No hay precedentes en las últimas décadas de la pérdida de un temporero por circunstancias similares en la ciudad de La Mota. La tragedia coincidió en el umbral de la Cabalgata de Reyes, solo un día después de que dos migrantes de Malí pidiesen en público, durante una concentración organizada por IU a las puertas de El Silo, más responsabilidad a los "jefes" que sí contratan pero no dan piso a los extranjeros.

Las fuentes consultadas indican que el guineano pudo ser, como Souleymane y Yacouba Moro, un migrante más a la espera de tajo en la calle, junto a la Estación de Autobuses, donde fue contratado.

 Albergue de temporeros de El Coto, en Alcalá. Foto: Fran Cano.
Albergue de temporeros de El Coto, en Alcalá. Foto: Fran Cano.

LA CRONOLOGÍA DE LA DISTRIBUCIÓN DE LOS JORNALEROS: ES POSIBLE QUE SIETE ESTÉN AHORA EN LA CALLE

El Ayuntamiento de Alcalá conoció la situación y atendió a 10 de los 17 temporeros que sobrevivieron al incendio, cuya causa todavía es objeto de investigación. Sofocadas las llamas, el equipo de Gobierno dio cobertura a nueve de los migrantes en el hostal Zacatín. Otro, el décimo, decidió cobijarse en casa de un amigo, de acuerdo con el relato municipal. Los siete restantes no aparecieron ni todavía se sabe dónde están. Es posible que anden a la intemperie o que hayan huido por miedo a que sean descubiertos sin, presuntamente, la documentación necesaria.

Ayer a la mañana, el Ayuntamiento, con el alcalde a la cabeza, volvió a tener contacto con los 10 jornaleros. Todos pasaron a las instalaciones del albergue ubicado en El Coto, donde aún restan en torno a una decena de camas libres. Ya han tenido contacto con los empresarios y han vuelto a trabajar.

El discurso desde el equipo de Gobierno de Alcalá ante la posibilidad, promovida por IU, de abrir más espacios públicos para alojar a migrantes sin vivienda ha sido contundente: es impensable sin un dispositivo de seguridad que ofrezca garantías.

Los actores sociales coinciden, incluidos los propios afectados, en que la responsabilidad atañe a los propietarios. Ellos, sostienen, deben velar por las condiciones de los inmuebles que albergan a los trabajadores durante la recolecta. El incendio con muerte de un extranjero ha sido excepcional en Alcalá, pero no en la provincia. "Deben ser las cooperativas y los pequeños propietarios quienes colaboran y solventen la cobertura de vivienda", señalan desde las administraciones.

Los casos paradigmáticos existen: dueños de fincas que habilitan con tiempo suficiente casas destinadas para los trabajadores. Hay casos en Frailes y en otros municipios de la Sierra Sur, incluido Alcalá. Está por determinar cómo vivían los 18 jornaleros de la nave siniestrada. Podemos Jaén denuncia que el "empresariado agrícola y las instituciones de la provincia" no ponen al servicio de las personas temporeras los recursos necesarios, "públicos y privados", para un alojamiento digno. CC OO también ha lamentado la muerte del migrante en Alcalá.

 Diez migrantes están alojados en El Coto.
Diez migrantes están alojados en El Coto.

UNA MIRADA AL PASADO

Fue la madrugada del 25 al 26 de diciembre. Era noche cerrada cuando los vecinos escucharon gritos de auxilio. Tres temporeros perdían la vida en el incendio que se originó en una cochera de la pedanía ruseña de El Mármol. La tragedia se cebó con B a Cheick, Moussa Camara y DiatouruTougarr aquella Navidad de 2016. Murieron en el incendio de una cochera en la calle Cárcel. El suceso tuvo lugar entorno a las 04:30 horas, momento en el que se recibió la primera llamada en el teléfono 112. El centro de coordinación de emergencias informó de inmediato a los bomberos, Guardia Civil, Policía Local y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias. Pero para ellos tres ya era tarde. Los bomberos confirmaron el fallecimiento, se asfixiaron.

La oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, sindicatos, la propia Junta y la Subdelegación del Gobierno pusieron su mirada en las condiciones en las que vivían los temporeros. Analizaron si una cochera era el lugar adecuado mientras estos jornaleros se ganaban el pan en la recolección de la aceituna. Se analizaron el sistema de contrataciones, las condiciones laborales, los alojamientos, todo para evitar que volviera a suceder. Pero ha vuelto a pasar. El caso llegó a los tribunales. El juez encargado de las diligencias previas decretó su archivo al no apreciar responsabilidad penal.

Se temió por la vida, por otro lado, de dos temporeros que también se vieron afectados por el humo acumulado en la vivienda en la que residían en Albanchez de Mágina. Este caso mucho más reciente. Fue el 18 de diciembre de 2018. Ambos llegaron en estado grave a Jaén después de inhalar humo que podría proceder de un brasero. Fueron ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos, una en el Hospital Médico-Quirúrgico y el otro en el Neurotraumatológico, de donde ya han salido, a pesar de que uno de ellos llegó en una situación bastante crítica. Los médicos lograron estabilizarlos.

Fue el propio empresario el que los echó de menos y dio la voz de alarma. Trabajaban en la campaña de recogida de la aceituna y ese día no fueron al tajo. El dueño del inmueble fue el que acudió a la casa para saber qué pasaba toda vez que los temporeros no se habían presentado a su puesto de trabajo. Gracias a la rápida intervención, hoy lo pueden contar. En la casa había una tercera persona que resultó ilesa.

El caso más reciente, de hace apenas unos días, en Villacarrillo. El incendio ocasionado, al parecer, por una chimenea obligó a evacuar a la veintena de temporeros que estaban en el inmueble. Esta vez, solo fueron daños personales. El aviso se recibió sobre las 19:25 horas del 3 de enero. Una llamada informaba del incendio originado en una casa situada en la calle Ministro Benavides. El fuego hizo que se desplomara parte del techo de la vivienda. No pasó de ahí.

RED DE ALBERGUES

Jaén tiene una completa red de albergues para acoger a los migrantes temporeros que llegan a la provincia para la recolección. Está coordinada por el Foro Provincial de la Inmigración. Este año, veinte empezaron a abrir sus puertas a partir del día 23. Municipios como Alcalá la Real y Andújar fueron de los primeros en prepararlos. Este año han sido tres instalaciones menos que el año pasado las que han abierto sus puertas. 681 plazas (600 para hombres y 81 para mujeres). La Puerta, Pegalajar y Bailén apenas tuvieron demanda.

La delegada del Gobierno en Jaén, Ana Cobo, mandó un mensaje claro: no hace falta mano de obra para los tajos de este año ya que en Jaén hay suficiente. A pesar de las noticias aparecidas a nivel nacional, que apuntan a casos muy concretos, las organizaciones agrarias aseguran que no hace falta. Aún así el efecto llamada es inevitable, más con una cosecha prometedora, con 685.000 toneladas de aceite. 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.