Cerrar Buscador

"Mi sueño es seguir trabajando por las costumbres y tradiciones de Siles"

Por Javier Cano - Agosto 13, 2022
Compartir en Twitter @JavierC91311858
"Mi sueño es seguir trabajando por las costumbres y tradiciones de Siles"
Tomás Olivares Herrera, en su mesa de trabajo.

Tomás Olivares, dinamizador cultural en el Ayuntamiento del municipio, sabe lo que es la gran ciudad pero lo tiene claro, como su pueblo nada

Taurino confeso, decía Hemingway que el paraíso, para él, era una plaza de toros bien grande, con dos buenas localidades reservadas a perpetuidad. Para Tomás Olivares Herrera (Siles, 1982) no, ni mucho menos, su edén particular lo tiene a un paso, bajo sus pies, la tierra que pisa cada día, su patria chica: 

"Es mi pueblo, lo amo, lo adoro", asegura, y añade: "Mi sueño es seguir aquí trabajando por la cultura, las tradiciones, las costumbres, no quiero que se pierdan, quiero estar al pie del cañón, luchando contra viento y marea cuando, a veces, hay obstáculos". Vamos, que lo tiene claro no: lo siguiente.

Dinamizador cultural en el Ayuntamiento sileño, lleva toda su existencia vinculado a la actividad sociocultural del escenario cotidiano donde desarrolla su compromiso, que tiene en la idiosincrasia de Siles su principal leit motiv:  

"Llevo unos cinco o seis años como técnico de Cultura, pero ya participaba en tiempos del alcalde José Ángel Cifuentes, con trece o catorce años; de manera altruista hacía las carrozas de los Reyes Magos con un grupo de amigos, tuve la iniciativa de hacer el belén viviente, que ya es un referente en la comarca; siempre colaborando, y al final se ha convertido en mi trabajo, en mi medio de vida", comenta, satisfecho. 

 Oivares, con componentes de la asociación Misericordia y Esperanza el día de su presentación pública.
Oivares, con componentes de la asociación Misericordia y Esperanza el día de su presentación pública.

Sí, escucharle es oír la voz de una persona colmada en el capítulo de los arraigos, presume de pueblo y de esa agenda de actividades en la que pone lo mejor de sí para que rezume atractivo, razones para visitar Siles y hasta para quedarse. 

Y eso que sabe lo que es vivir en la gran ciudad, ese lugar donde (según Delibes) se destruye la cultura que se crea en los pueblos; no en vano, tras estudiar Información y comercialización turística y pasar cinco años como animador en un hotel del municipio, hizo la maleta y recaló primero en Málaga y después en Madrid, coqueteó con el cine... Hasta que, un día, otro alcalde, "Javi" [Francisco Javier Bermúdez] le dijo: 

"¿Por qué no te vienes a Siles y haces allí lo que mejor sabes?". Dicho y hecho. Desde entonces, lo mismo se le ve al frente de la asociación que preside (Misericordia y Esperanza) que hilvanando los hilos de una trama cultural que en este precioso pueblo serrano, como reza uno de sus eslóganes, está pensada para todo el año. 

"El belén viviente todos los años es un éxito rotundo, viene mucha gente, es una cita muy importante en Navidad; colabora conmigo un grupo de mujeres y hombres que se visten de serranas, hacen dulces, que están 0siempre al quite. También tenemos las luminarias de San Antón, el entierro de la sardina..., todo eso se había perdido, como las cruces de mayo, que llevaban años sin hacerse", detalla encantado de la vida. 

Enfrascado en el Verano Cultural sileño, no lo duda a la hora de invitar al personal a escoger el mejor de los destinos: "Que se vengan a Siles", concluye. 

 Tiñendo serrín para engalanar con alfombras las calles del pueblo para el Corpus.
Tiñendo serrín para engalanar con alfombras las calles del pueblo para el Corpus.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK