Cerrar Buscador

"¿Nosotros no podemos entrenar y los bares sí pueden abrir?"

Por Javier Cano - Junio 16, 2020
"¿Nosotros no podemos entrenar y los bares sí pueden abrir?"
El entrenador charla con sus pupilos durante un entrenamiento, en una imagen anterior al confinamiento.

La escuela de fútbol de la Fundación Real Madrid retoma la actividad tras el confinamiento volcada en concienciar a los jugadores en los nuevos protocolos

Entrenadores y jugadores del equipo Juventud de Jaén, enmarcado dentro de la Fundación Real Madrid que dirige en la ciudad el futbolista Toni García (Córdoba, 1976), volvieron a la actividad el pasado martes, 9 de junio, tras el largo periodo de confinamiento provocado por el coronavirus.

Había muchas ganas de regresar y también muchas preguntas entre los pupilos de García, que no comprendían el porqué de su inactividad mientras en otros sectores la libertad campaba por sus fueros: "Los niños me decían que por qué no habían entrenado antes. Les dije el motivo y me contestaron: ¿y entonces, las terraza y los bares...? No supe qué decirles, me quedé pillado, son niños de once años". 

Superado el trance, la cuestión es que las promesas de la fundación (noventa y seis alumnos hay a día de hoy en las distintas categorías del club) pudieron tocar balón y volver a lo suyo, disfrutar del deporte entre compañeros, sentarse alrededor de su admirado profe... Eso sí, con todas las medidas de seguridad que la situación impone: mascarillas, distancias, geles...  

"Gracias al Patronato de Cultura y a su gerente, Ana Belén Jurado, que nos facilitó las instalaciones de Las Lagunillas para empezar a entrenar, pudimos retomar los entrenamientos; queremos que los niños y las familias sean conscientes de lo que estamos viviendo y que sea el fútbol lo que les sirva para asimilarlo, para saber cuál es su grado de responsabilidad con el compañero, las medidas de seguridad, a cumplir los protocolos", aclara García, y añade: 

"Se han reincorporado con muchísimas ganas, me sorprendieron no solo en lo deportivo (que esperaba que fueran muy motivados); también en su seriedad a la hora de acatar las normas, de esperar a que termine uno para empezar el otro, en su responsabildad... Toda una lección, si se tiene en cuenta que hablamos de niños desde cinco años. Felicité a los padres en ese sentido".

 Foto de familia del club.
Foto de familia del club.

Sí, entre los valores que intenta imprimir el club del que fuera jugador del Real Jaén tiene tanta importancia la parte deportiva como la formativa, la ética se podría decir, con vistas a que los chavales crezcan como futbolistas a la par que se forjan como personas: "Estoy muy satisfecho de ellos; somos un club humilde, no tenemos una gran cuota, incluso ayudamos a las familias cuyos niños quieren jugar y no pueden pagarlo. Hay que anteponer los valores, así lo entiendo, lo he hecho y lo haré siempre que pueda", sentencia el cordobés. 

Parece que su método pedagógico funciona, vaya que sí. Ahí están los resultados, con un equipo alevín en el que muchos de sus componentes saben ya lo que es "probar con equipos como el Real Madrid, el Málaga...". "Cuatro de ellos han sido seleccionados con la seleccion de Jaén, y otro está en la selección andaluza", celebra. Junto a ellos, prebenjamines, benjamines e infantiles conforman un plantel dispuesto a comerse el mundo. 

Dos ascensos de categoría, un campeonato de Segunda División: "Antes del confinamiento cada equipo estaba en sus respectivas ligas. Debido a las obras de Las Fuentezuelas hemos tenido que estar de un lado para otro, ha sido el año más duro, pero gracias al trabajo realizado estos años atrás hemos tenido los mejores resultados deportivos". 

Tienen claro hacia dónde van, qué quieren y cómo hacerlo: "Este año la meta es que aprendan mucho, que jueguen, vamos a reducir los grupos de niños para que jueguen más minutos en los partidos. Intentaremos hacer más equipos pero con más niños, y sobre todo sacarlos a jugar fuera, contra niños de otras ciudades, en partidos amistosos en Córdoba, Málaga, Sevilla, Almería, Granada... Eso es muy enriquecedor".  

Tanto como las actividades extradeportivas que desarrollan y que pasan por salidas al cine, visitas, asistencia a partidos... "Este año han recibido clases de refuerzo emocional, que quiero agradecer a Cristóbal Calderón; han aprendido a reconocer sus emociones, sus frustraciones, a cómo tratar al compañero...". Un aprendizaje que, según Toni García, se refleja claramente sobre el terreno de juego cuando la Juventud de Jaén pisa el césped.  

 Los chavales de la Fundación Real Madrid posan con los del Real Betis durante un partido.
 Los chavales de la Fundación Real Madrid posan con los del Real Betis durante un partido.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.