Cerrar Buscador
EL TRASLADO INTERMINABLE A PERITOS

EL TRASLADO INTERMINABLE A PERITOS

Por Miguel G. Barea - Junio 22, 2019

Hace seis años, el instituto Santa Engracia y la Escuela de Idiomas de Linares unieron sus fuerzas por un objetivo común: trasladarse a los edificios de la antigua Escuela de Peritos. Tras haber superado varias dificultades, hoy se encuentran más cerca que nunca de conseguirlo 

Cuando un forastero pasa por delante de los edificios que conformaban la antigua Escuela de Peritos de Linares y quiere saber qué hay allí ahora, la respuesta coincide más o menos con “por el momento están vacíos”. Sin embargo, no es por falta de pretendientes ni de proyectos. De hecho, el instituto de Educación Secundaria Santa Engracia y la Escuela Oficial de Idiomas Carlota Remfrey están luchando desde 2013 por trasladarse a dichas instalaciones. Motivos no les faltan, desde luego. 

La 'cruzada' de Santa Engracia viene de lejos. El instituto está ubicado en un inmueble del siglo XIX de dimensiones reducidas que no reúne las condiciones mínimas de seguridad. Además, tampoco tiene posibilidades de adaptación para alumnos con dificultades de movilidad.

En el curso 2009/2010, el centro solicitó al Ayuntamiento la construcción de un nuevo edificio. El consistorio dio luz verde a su petición, incluso adecuaron un terreno y quedaron a la espera del visto bueno de la Consejería de Educación. Pero entonces comenzó la crisis económica, que vino acompañada de los decretos de reducción de gasto público. Y desistieron de aquel proyecto.

Ese mismo año, la Escuela Oficial de Idiomas 'Carlota Remfry' se acababa de trasladar al instituto Cástulo. Hasta entonces, la institución se ubicaba en un inmueble propiedad del Ayuntamiento localizado en el casco antiguo, concretamente en la sede actual del Juzgado de Instrucción número cinco.

"El edificio estaba en malas condiciones y el Ayuntamiento decidió hacer obras para rehabilitarlo. En el transcurso de la rehabilitación, el tejado del bloque se derrumbó por las lluvias. Como consecuencia, todo el material que había dentro quedó destruido y el proceso se alargó", comentan a este periódico fuentes vinculadas a la Escuela de Idiomas. Pero lo peor estaba por llegar. Cuando las obras concluyeron, a la dirección de la EOI les comunicaron un repentino cambio de planes: el edificio pasaba a ser una de las sedes del Juzgado. O lo que es lo mismo: la EOI seguiría compartiendo sede con el Cástulo. 

MATRIMONIO DE CONVENIENCIA

La convivencia entre el instituto Cástulo y la Escuela de Idiomas no ha estado exenta de roces, inevitables por otra parte. Dado que esta última dispone de un presupuesto limitado, el primero ha de cargar con los gastos de calefacción y mantenimiento. "Después de muchos tira y afloja, llegamos a un acuerdo en el que nosotros le damos al Cástulo la mitad de nuestro presupuesto para gastos de luz y calefacción. Somos conscientes de que es menos de lo que deberíamos aportar, pero si no, nos quedaríamos sin presupuesto", declaran a este periódico desde la dirección de la Escuela de Idiomas. 

Además, el centro de lenguas cuenta con dos grupos en horario de mañana, cuyos integrantes han de desplazarse a la Escuela de Adultos 'Paulo Freire', a 500 metros del instituto. Una situación de incomodidad permanente que llevó a la EOI a exigir un edificio propio y que les convirtió en aliados del IES Santa Engracia. Poco después, una y otra dirección se integraron en la 'Plataforma Pro-traslado' y vienen librado desde el año 2013 una ardua batalla por un objetivo común: instalarse en los viejos edificios de la Escuela de Peritos.  

 Alumnos y profesores de la Escuela Oficial de Idiomas reclaman su traslado a Peritos.
Alumnos y profesores de la Escuela Oficial de Idiomas reclaman su traslado a Peritos.

UNA CARRERA DE OBSTÁCULOS

Aunque la andadura de la Plataforma Pro-traslado comenzó en 2013, no fue hasta 2016 cuando se produjeron lugar sus principales movilizaciones. Sin duda, una de las más llamativas tuvo lugar el 4 de diciembre de ese año. Aquella jornada, alumnos y docentes de Santa Engracia protestaron a las puertas de Peritos interpretando una versión del 'Santa Bárbara Bendita' popular himno minero con una letra adaptada para la ocasión. Un gesto que dio paso a otros muchos, siempre con el objetivo de presionar para concluir el traslado lo antes posible. 

"Nosotros somos muy educados, pero firmes e insistentes. Si hay que ser reivindicativos, lo somos. Hemos llevado a cabo concentraciones, los alumnos han hecho parones por iniciativa de las familias, nos hemos pronunicado en la misma puerta de Peritos... pero a la vez intentamos ser muy argumentativos y le hemos explicado todo a la administración", declara a este periódico Alfredo Márquez, exdirector de Santa Engracia e integrante de la plataforma. 

El 14 de diciembre de 2016, apenas diez días después de la 'concentración por Santa Bárbara', aconteció en el Ayuntamiento una rueda de prensa en la que participaron la entonces delegada del Gobierno, Ana Cobo, junto con la delegada de Educación de aquel tiempo, Yolanda Caballero, además del exalcalde Juan Fernández y de miembros de ambas comunidades educativas. El mensaje fue cristalino: la petición de traslado era razonable, por tanto se aceptaba y se iba a proceder con ella de inmediato.

Sin embargo, había otro obstáculo en el camino. Los edificios de la antigua Escuela de Peritos pertenecían (y siguen perteneciendo) a la Universidad de Jaén. Según su propia legislación, la Universidad no puede desprenderse de su patrimonio. Empero, consideraron justa la reivindicación y accedieron a ceder el uso de los inmuebles. El pasado 28 de julio de 2018, la UJA ratificaría la decisión en su Consejo de Gobierno.  

 Padres y madres del instituto Santa Engracia reclaman el traslado del centro a Peritos.
Padres y madres del instituto Santa Engracia reclaman el traslado del centro a Peritos.

 Y ENTONCES LLEGÓ EL CAMBIO

Aunque las acciones reivindicativas continuaron, todo parecía ir viento en popa. Las distintas administraciones se habían comprometido con las partes afectadas; la mudanza a Peritos parecía cuestión de tiempo. Pero llegaron las elecciones autonómicas del 4 de diciembre y la Junta de Andalucía cambió de color y de signo político. Y con el cambio de interlocutores, tocaba volver a empezar.

El giro en el Gobierno de la Junta de Andalucía detuvo en seco este proceso. Al tradicional periodo de adaptación de los nuevos responsables hubo que sumarle un doloroso imprevisto: las obras estaban paralizadas. No había ninguna consignación para las obras de traslado en el presupuesto autonómico.  

"Teníamos entendido que para el proyecto de la escuela se habían presupuestado unos 600.000 euros y que ese dinero ya estaba preparado para adjudicárselo a la obra", nos explica una fuente de la plataforma vinculada a la Escuela de Idiomas. "El nuevo delegado de Educación nos dijo que ese dinero no estaba asignado a este proyecto. Existía, pero no había sido adjudicado", añade. 

"¿Qué falta entonces? Aprobación del proyecto, sacar a concurso la aprobación del proyecto, acordar a qué empresa y a qué gabinete de arquitectos se le da, que ese gabinete de arquitectos confeccione el proyecto, y cuando ya lo tengan, habrá que sacar a concurso la adjudicación de la obra a una empresa constructora", explica Márquez. 

No obstante, el contacto entre la plataforma y el nuevo delegado en Educación, Antonio Sutil, ya se ha producido. Tras varias conversaciones, desde la administración han quedado convencidos de la pertencia del traslado y están estudiando la preferencia de las distintas obras pendientes en la provincia de Jaén. A finales de este mes les darán una respuesta en cuanto a los plazos para llevarla a cabo. 

APOYO POPULAR UNÁNIME

A diferencia de otras acciones más proclives a dividir a la opinión pública, el traslado de Santa Engracia y de la Escuela de Idiomas a los edificios de la Escuela de Peritos cuentan con un apoyo unánime por parte de la población linarense. 

Razones objetivas hay unas cuantas. A los problemas ya citados que padecen los centros de enseñanza hay que añadir el hecho de que el edificio de Santa Engracia quedaría libre. La idea del Ayuntamiento pasa por aprovechar ese espacio para ubicar a las distintas asociaciones aquejadas de falta de espacio, la mayoría pertenecientes al ámbito sociosanitario. Además, las obras permitirían a la universidad ahorrarse un dinero en cuanto a la vigilancia y al mantenimiento de los dos bloques abandonados. 

 Instituto Santa Engracia de Linares. Foto: Google Maps
Instituto Santa Engracia de Linares. Foto: Google Maps

En cualquier caso, este proyecto alberga un enorme valor simbólico. "Para la ciudadanía, Peritos es algo propio. Es muy de Linares. Lo entendía muy bien Ana Cobo, que es de aquí. Parece que también se lo hemos hecho comprender al nuevo delegado, aunque sea de Jaén", bromea Márquez.  

"Yo quiero ser optimista. Primero porque estamos cargados de razón. Los edificios de la escuela de peritos están cerrados y se están deteriorando. La administración sabe que es algo viable y necesario. Espero que más temprano que tarde, el traslado se produzca", confirman a Lacontradejaén fuentes relacionadas con la Escuela de Idiomas.

A día de hoy, todo parece indicar que no hay en Linares ninguna otra obra más prioritaria. Sea como fuere, dentro de poco las partes afectadas serán informadas al respecto. Y, por el bien de toda la ciudad, va siendo hora de que reciban una buena noticia. 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.