Cerrar Buscador

'Noche de arte, noche de paz' en la Peña Flamenca El Trillo

Por Javier Cano - Diciembre 29, 2019
'Noche de arte, noche de paz' en la Peña Flamenca El Trillo

La entidad mancharrealeña acoge una nueva cita de su ciclo navideño, en esta ocasión protagonizada por los propios socios de la ensolerada institución

El escenario de la Peña Flamenca El Trillo de Mancha Real es tan apreciado, tan prestigioso, que ni los propios socios de la entidad se resisten a subirse a las tablas.

En este colectivo, afición y talento no faltan y de la mano de Luis Casas, Juan María, Juan Pulido y Antonio Martínez Garrido, entre otros, la Navidad se hizo melisma hermosísimo, quejío justo, cante grande.

Así lo demostraron, precisamente, en su última gran cita, el pasado viernes, en la que el llenazo se volvió a repetir. Habían transcurrido apenas unos días desde que la cordobesa familia Plantón dejara en el aire de El Trillo sus mejores ecos y ya estaban impacientes los socios por volver a marcar el compás.

"En estas fiestas navideñas donde impera la alegría se produce una de las manifestaciones culturales más genuina de nuestra Andalucía, los villancicos flamencos se prodigan por todos los rincones de nuestra tierra y nuestra peña es muestra de ello", celebran desde la organización. 

Dicho y hecho: cogieron sus instrumentos, calentaron la voz y a cantar en zambombá se ha dicho. ¡A gloria sonaron (nunca mejor dicho) los cantes del Niño Gloria, el gitano de Jerez al que bautizó artísticamente el villancico que hizo célebre en su voz; de Canalejas de Puerto Real, tan vinculado a Jaén, donde formó familia, murió y, cada Viernes Santo, ofrendó sus magistrales saetas a El Abuelo desde su balcón de la calle Roldán y Marín (el mismo donde, en 1993, Menese detuvo el tiempo cantándole al Nazareno), o de la Niña de la Puebla, que a ver quién ha cantado los campanilleros con más hondura.  

Al finalizar el acto, el presidente de la peña, Ángel Jiménez, expresó sus mejores deseos para el año entrante a todos los socios, que abrocharon la noche con una copa de sidra acompañada de los tradicionales mantecados. ¡Noche de arte, noche de paz!

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK