Cerrar Buscador

El Ayuntamiento sigue ahogado por la deuda

Por Javier Esturillo - Mayo 03, 2018
El Ayuntamiento sigue ahogado por la deuda
El Ayuntamiento de Jaén prosigue con el plan de prejubilaciones para aligerar la plantilla municipal.

Pese a la ingeniería financiera, los planes de ajuste y los esfuezos del equipo de Gobierno, una deuda de 565 millones de euros lastra la economía municipal

Jaén, con 113.522 habitantes, se ha convertido en una de las ciudades más endeudadas del Estado. La grave situación económica del Ayuntamiento, con una deuda de 565 millones de euros, lastra cualquier movimiento del equipo de Gobierno con vistas al futuro más inmediato, a pesar de sus esfuerzos, la ingeniería financiera para confeccionar los presuestos o los planes de ajuste. Su bancarrota no es consecuencia de la crisis ni de la caída del ladrillo, sino de la pésima gestión -en tiempos de abundancia- que se hizo de los recursos municipales. De los 565 millones de euros, 427,7 corresponden con deuda financiera y el resto pertenece a proveedores. Esta cifra evidencia, como reconoce el propio concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, que la deuda del Ayuntamiento sigue creciendo, ya que el último dato de referencia es el constatado por la Intervención Municipal a mediados de 2017 cuando se situó en 550 millones de euros.

En cuanto al endeudamiento financiero total, el edil indica que se ha incrementado levemente debido a la refinanciación de la deuda financiera con el Fondo de Ordenación. Respecto al endeudamiento a corto plazo, Bonilla ha destacado que ha disminuido pasando de 41,8 millones de euros a 11,3; un dato que valora puesto que baja "por primera vez en nueve años del límite legal del 30 por ciento".

LEVEMENTE MEJOR EN OTROS EJERCICIOS

Manuel Bonilla ha presentado en rueda de prensa la liquidación del presupuesto municipal correspondiente a 2017 y la ha calificado como "la mejor liquidación de los últimos nueve años", con un déficit consolidado de menos 13,5 millones de euros, lo que supone una caída de cinco millones de euros y del 27 por ciento con respecto al ejercicio anterior, y 31,5 millones menos que la media del mandato PSOE-IU (déficit medio de 45 millones de euros). Bonilla ha resaltado que esta evolución "nos hará cumplir el objetivo que ya anunció el alcalde la semana pasada de alcanzar el equilibrio presupuestario al presentar la liquidación de 2020". El edil de esta área ha añadido que el déficit por ingresos y gastos no financieros ha sido de 9,4 millones de euros, mientras que en 2016 fue de 12,9 millones, por lo que se ha producido una reducción de un 27 por ciento menos con respecto a 2016.

Respecto a los ingresos totales no financieros, Manuel Bonilla ha resaltado que han crecido "de manera significativa", incluso más que en los últimos años. Así, crecieron una media de un dos por ciento en los ejercicios de 2015 y 2016, mientras que en 2017 creció un once por ciento (se ha pasado de liquidar 87,9 en 2014, 89,7 millones de euros en 2015, 91,5 millones de euros en 2016, y, por último, en 2017 han sido 101,4 millones de euros). El edil ha explicado que este incremento se ha producido, en parte a consecuencia de los ingresos extraordinarios derivados de la subvención del Teatro Infanta Leonor por importe de 2,8 millones de euros, una venta de un terreno a Somuvisa por importe de 800.000 euros, además de la subida del IBI, y la adopción de otras medidas de la recaudación ejecutiva que han supuesto un crecimiento significativo den los tributos y tasas municipales de casi seis millones de euros, el mayor incremento que se ha experimentado en el Ayuntamiento de Jaén en la última década.

GASTOS TOTALES

En relación con los gastos totales, Manuel Bonilla ha destacado que el año pasado se reconocieron más de 13 millones de gastos de ejercicios anteriores, y ha especificado que éste fue un importe superior al que se reconoció en 2016 “debido a que teníamos un presupuesto prorrogado y no pudimos hacer reconocimientos de créditos, lo que ha hecho que la masa total de gastos crezca y suban los gastos desde los 112,4 millones de euros en 2016 a los 125,5 millones en 2017, ”si bien ha valorado que pese a esto “el déficit se ha reducido en 5 millones de euros”. Esto determina que, con esta imputación de gastos de ejercicios anteriores, no haya sido posible cumplir con la regla de gasto, por lo que el concejal de Hacienda ha aseverado que, aunque es verdad que se ha incumplido, el gasto computable ha crecido mucho menos que los gastos generales, y así la regla de gasto consolidada “sólo se incumple en un 4%, es decir, 3,2 millones de euros”.

En estos términos ha afirmado que en 2018 debe ser más sencillo cumplir con la regla de gasto, una vez que ya se han adoptado medidas de control de gasto, como son la aprobación de un plan de incentivación de jubilaciones anticipadas, y la firma del nuevo contrato de basura y limpieza viaria, que en conjunto deben conllevar ahorros de más de 3 millones de euros, además de algunos gastos computados en 2017 y que ya no existirán en 2018, como es el pago de un tercio de la paga extra de 2012 a los empleados municipales, la incorporación de la regla de gasto de Somuvisa por primera vez, o sentencias de policías y bomberos. También se han vuelto a reducir los gastos financieros, pasando de los 10,3 millones de euros en 2016 a 8 millones de euros en 2017, es decir, un 22 por ciento menos.

El edil de Hacienda y Contratación también ha valorado que por tercer año consecutivo el resultado presupuestario vuelva a ser positivo “como ya ocurrió en 2015 y 2016, “porque entró más dinero en el Ayuntamiento del que salió, en este caso fue por los fondos de ordenación hasta llegar en esta liquidación de 2017 a los 26.5 millones de euros de resultado presupuestario positivo (en 2015 fue de 23,3 millones de euros y en 2016 fue de 13,2 millones de euros).

MÁS DATOS POSITIVOS

Otro dato positivo, que ha recalcado Bonilla, es que se ha vuelto a recuperar en 2017 el remanente negativo de tesorería (déficit estructural acumulado), cuyo máximo histórico estuvo en 2011 en -204 millones de euros. En la etapa municipal del PSOE (2007-2011) pasara de -56,2 millones a -204,2 millones de euros. Sin embargo, en el ejercicio de 2017 ese remanente negativo ha quedado en -62,5 millones de euros, mientras que en 2016 fue de -71, con una caída de -8,5 millones de euros.

Con respecto al ahorro neto (la capacidad de hacer frente a futuras obligaciones), Bonilla ha valorado su recuperación paulatina, puesto que en la etapa municipal del PSOE alcanzó su máximo histórico con el -72%, si bien este año 2017 ha bajado hasta el -33%, es decir, a niveles del año 2008. En cuanto al endeudamiento financiero total (deuda con bancos), el edil de esta área ha indicado que se ha incrementado levemente debido a la refinanciación de la deuda financiera con el Fondo de Ordenación, por tanto ha explicado que ha pasado de 413,1 millones de euros en 2016 a 419,3 millones, lo que ha supuesto un incremento de 6,2 millones de euros. Respecto al endeudamiento a corto plazo, Bonilla ha destacado que ha disminuido pasando de 41,8 millones de euros a 11,3; un dato que ha valorado puesto que baja “por primera vez en 9 años del límite legal del 30%”.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK