Cerrar Buscador

Un bombero de Andújar salva la vida a un joven en Churriana de la Vega

Por Fran Cano - Septiembre 05, 2019
Compartir en Twitter @FranCharro
Un bombero de Andújar salva la vida a un joven en Churriana de la Vega
El bombero iliturgitano Santiago Millán.

El bombero iliturgitano Santiago Millán evita el suicidio de un joven de 20 años que se quería tirar de un tercer piso

Santiago Millán, bombero iliturgitano, ha vuelvo a vivir un momento dramático, habitual en su profesión y de los que hacen mella: hace dos días le salvó la vida a un joven de 20 años en Churriana de la Vega (Granada). El bombero apenas ha conciliado el sueño desde entonces. Poco le importan las medallas y las palabras de aliento. "Yo sólo hice mi trabajo", cuenta a este medio, aún consternado por lo ocurrido.

Fue en un tercer piso de una vivienda. Allí recibió el aviso Bomberos y hasta el lugar se trasladaron también efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil. Cuando Santiago Millán llegó, comprobó que se había iniciado el diálogo con el joven. "Enseguida me di cuenta de que no atendía a razones", señala.

El nerviosismo en el joven era total, y Millán tuvo que lidiar con una situación que no admitía un mal paso. Como el piso estaba cerrado, tuvo que subir hasta la terraza. Desde allí veía cómo el joven giraba la vista de un lado hacia otro. Estaba en el borde. La indicación previa de Millán a un policía fue muy diáfana: "Si le cojo, cuélgate de mí", le dijo.

El bombero aprovechó un momento en que el joven no miraba hacia él para lanzarse. Lo agarró fuerte con los dos brazos y echó todo el peso del cuerpo hacia atrás hasta que ambos se vencieron en la terraza. Después siguió abrazándolo, mientras el joven lloraba y lloraba rodeado de agentes.

"TENEMOS QUE HABLAR DEL SUICIDIO"

No es la primera vez que el bombero iliturgitano afronta una situación así. A comienzos de año ya logró que otro chico bajase de una grúa en Granada. "Tenemos que poner el asunto del suicidio encima de la mesa: se mata más gente por voluntad propia que por accidente de tráfico", señala.

Millán cree que la cuestión atañe a todos: desde la sociedad civil hasta pasando por la clase política, los medios y las Fuerzas de Seguridad. Hay, insiste, un asunto pendiente: entender qué ocurre para que un joven de 20 años decida hacer aquello que su intervención evitó.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK