Cerrar Buscador
CENTROS COMERCIALES SIN COMERCIO

CENTROS COMERCIALES SIN COMERCIO

Por Esperanza Calzado - Enero 23, 2021
Compartir en Twitter @Esperanza44

El anuncio del cierre de El Corte Inglés de Linares vuelve a poner sobre la mesa un problema que se arrastra desde antes de la llegada del virus. Centros comerciales sin comercio, como está ocurriendo en Jaén. Empresarios se abrazan a la esperanza y tiran de imaginación ante un futuro que se dibuja incierto

—Enero y febrero siempre son meses de transición entre la época de Navidad y la nueva temporada. Las compras realizadas por los empresarios para la temporada de otoño e invierno ha sido controlada. Es por ello que estimamos que aunque la facturación baje, se compense con la inversión moderada que hemos realizado.

Cada céntimo cuenta. Cada decisión que se toma tiene una repercusión, ya sea inmediata o a largo plazo. La nueva normalidad impuesta por la pandemia deja un panorama desolador en los centros comerciales. No en grandes superficies sino para las tiendas de barrio, que conforme avanzan los días echan la persiana asfixiadas por un virus que infecta su salud y su economía.

Son 51 calles las que engloban el Centro Comercial Abierto Las Palmeras. Hace dos años, un reportaje de estas mismas características publicado por Lacontradejaén apuntó la existencia de 228 establecimientos sin actividad. Hoy, son más de 250 clausurados de los 864 locales existentes. Es complicado pasear por una de esas vías sin toparse con un cartel de "se alquila". El 17 por ciento pertenece al sector de la hostelería, que merece una mirada profunda independiente; más del 20 por ciento tienen actividad de servicios y el resto, más del 57 por ciento, son comercios. 

—Estamos realizando una parada técnica y así poder aguantar el último empujón y reactivar nuestras empresas en la próxima temporada. Los tres primeros meses del año 2021 van a ser duros para todos los sectores y en especial para el sector del comercio tradicional. Meses que afrontamos con la ilusión y la esperanza de que podamos tener un segundo trimestre con una cierta normalidad y una visión de poder disfrutar de un verano controlado y permisivo en acontecimientos sociales y familiares.

Son las palabras del presidente del movimiento empresarial Müy Jaén, Francisco Marín, quien como tantos y tantos escucha cada tarde el sonido de las persianas bajar con la esperanza de que al día siguiente se vuelvan a levantar. Es un colectivo impulsado en el año 2017 e integrado por más de 150 empresarios del centro de la capital jiennense pertenecientes a distintos sectores, que abarcan desde el comercio, hasta la estética, la hostelería o la abogacía, entre otros.

¿Cuál es el panorama que le espera a esta provincia? Para 2021, las previsiones apuntan a un aumento del Producto Interior Bruto superior al 4,0% en todas las provincias, con crecimientos superiores al promedio regional (6,7%) en Málaga, Granada y Cádiz. En un escenario menos favorable, estos incrementos se situarían entre el 2,0% de Jaén y el 5,0% de Málaga, según las estimaciones recogidas en el último número del informe trimestral ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco.

Por su parte, Randstad revela que Andalucía es la comunidad donde se firmó el mayor número de contratos temporales de 2020, 3,8 millones de firmas, y supone el 26,2% del total del país. A pesar de ello, se ha reducido un 23,9% en este 2020, una caída 5,4 puntos porcentuales menos acusada que la media nacional. En Jaén, este tipo de relaciones laborales cayó un 24,2% durante 2020 por culpa de la crisis. "La contratación de duración determinada ha sido un recurso de gran utilidad para muchos empleadores en una situación de notable incertidumbre, dando respuesta de manera eficaz a picos de demanda a sectores tan importantes como la agricultura o la logística. Sin embargo, hasta que la crisis sanitaria no se solvente completamente, el volumen de contratación temporal no regresará a los niveles de 2019”, asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.

La Confederación de los comerciantes andaluces, Comercio Andalucía, plataforma en la que se engloba Comercio Jaén, asegura que 2020 ha sido un año nefasto para el negocio de cercanía, cuando aun no han desaparecido las consecuencias negativas de la crisis económica de 2008. Se ha producido la tormenta perfecta para un sector que venía de años complicados y para el que el cierre total decretado por el estado de alarma supuso la puntilla definitiva. 

Ni siquiera la reapertura, tras el primer estado de alarma, ha sido suficiente para mejorar las ventas del comercio de cercanía, ya que la situación de incertidumbre generada por la Covid-19 ha hecho que el consumo se retraiga y desciendan la facturación a niveles impensables. En este sentido, los comerciantes cifran la caída de las ventas en un 50% en el 2020 con relación al 2019, lo que es un dato muy negativo para un sector vital para la economía de Andalucía y para la de Jaén. Un descenso similar ya se produjo en la crisis anterior, aunque no fue en un solo ejercicio sino en el período de 2007 a 2014, por lo que la actual coyuntura puede calificarse de muy virulenta y en muy poco tiempo ha tenido efectos devastadores. En esta línea, los comerciantes andaluces auguran una "reconversión salvaje" en el sector, que según sus previsiones puede llegar a destruir un 25% del tejido comercial.

 Comercios cerrados en la calle Bernabé Soriano. Foto: Esperanza Calzado.
Comercios cerrados en la calle Bernabé Soriano. Foto: Esperanza Calzado.

Plan Colce, la Inversión Territorial Integrada y los fondos Next Generation de la UE son proyectos que apuntan a la esperanza.

—Jaén tiene grandes necesidades que sólo podremos cubrir e invertir si actuamos aquí y ahora. No debemos ser pobres siendo potencialmente ricos. No debemos ser torpes pudiendo y sabiendo actuar con inteligencia social.

Es el diagnóstico que realiza la asociación empresarial PROA. Apoya el Plan COLCE y valora el esfuerzo de empresas e instituciones que cooperan para superar la crisis de la provincia. Sin embargo, va más allá. Exige un mayor compromiso con los fondos ITI, porque entiende que aún estamos a tiempo, y emplaza a las administraciones a no perder la gran oportunidad que representan los fondos Next Generation de la Unión Europea para proyectos relevantes y transformadores.

En todos estos proyectos y en muchos más, siempre están dispuestos a arrimar el hombro colectivos como la Plataforma Jaén Merece Más. Juan Manuel Camacho es director del Hotel Xauen y una de las caras visibles del colectivo y apunta algunas ideas para hacer más atractiva, en este caso, la ciudad. 

—Obviamente, esta situación de crisis desborda a todos los sectores pero nosotros entendemos que existen tres caminos para mejorarla.

Respecto a la ciudad y al comercio de la zona centro de Jaén capital se apuesta por algo tan evidente, a la par que importante, que mantenerla limpia, bien iluminada, atractiva y adecentada. También se propone que en el nuevo aparcamiento que se realizará en el solar donde estaba Simago se destine la planta que se quedará el Ayuntamiento para un estacionamiento de rotación con un precio simbólico. De esta manera, se motivaría a la gente de fuera a que llegue al centro y gaste en estos comercios. 

Sin embargo, la mayor apuesta pasa, a su modo de ver, por definir un modelo de ciudad en el que se defiende llevar infraestructuras al centro de la ciudad y no a las afueras. En este sentido, se cita a la Universidad de Jaén.

—Es una demanda muy importante el que hubiera facultades en el casco histórico para movilizar universitarios.

Para Jaén Merece Más es "fundamental" alojar unos 2.000 o 3.000 universitarios en el casco histórico para relanzarlo

Las propuestas de Jaén Merece Más van más allá y, como PROA, buscan otro modelo de ciudad que atraiga la inversión industrial. Demandan crear una gran área industrial para atraer empresas. Esto pasaría por declarar el parque Nuevo Jaén y el Polígono Los Olivares en Zona Franca. Así, se haría que las industrias se fijarán en la ciudad, generaría empleo y, a su vez, atraería población a una capital cada vez más despoblada. Y, por supuesto, Juanma Camacho demanda a los políticos ir a Madrid, a Sevilla y a la Unión Europea a buscar dinero. 

Y eso es lo que ha hecho esta semana, precisamente, el alcalde de la ciudad, Julio Millán. Se ha trasladado hasta la capital de España para reuniese con responsables de Vivienda y Urbanismo del Gobierno para abordar proyectos en los que trabaja el Ayuntamiento de cara a atraer inversión de fondos públicos. Así, ha mantenido un encuentro con David Lucas, secretario general de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio de Transportes y Movilidad, para trabajar en las líneas de financiación dentro de los planes de vivienda y de eficiencia energética y regeneración urbana para los barrios de la capital. 

El regidor señala que la mejora de instalaciones administrativas, culturales y de colegios cuentan en estos momentos con ayudas específicas del Gobierno de España en las que el Ayuntamiento de Jaén trabaja. "Nos permitirían inyectar apoyo a empresas, a inversiones, creación de empleo y mejora de la calidad de vida". Con este objetivo, la ciudad se ha volcado con la campaña de respaldo al Plan Colce. 

Se ha puesto en marcha una campaña de adhesión ciudadana, a través de la plataforma change.org, para que los vecinos de toda la provincia pueden mostrar su apoyo a este proyecto que supondrá la creación de más de 3.000 puestos de trabajo directos e indirectos. Representaría un foco de atracción para empresas de muy diversos sectores, abriendo una puerta a la industrialización de última generación. La petición para que el centro logístico del Ejército se ubique en la capital ya cuenta con más de seis mil firmas.

Todos estos pasos, y muchos más imposibles de resumir en este reportaje, son granitos de arena para completar una montaña sobre la que vuelva a situarse el faro del mar de olivos. Porque la capital del Santo Reino debe ejercer, efectivamente, de capital de la provincia. Ha de tirar del carro y abanderar una provincia que languidece, que se despuebla, que se enfanga en la crisis. Y en este empujar están ellos, estamos nosotros, los pequeños y medianos empresarios, los comerciantes. Eje vertebrador de la economía local y de la generación de empleo.

El comercio está abocado a una reestructuración y cambio debido a la revolución del negocio de la venta retail, en lucha con los grandes operadores multinacionales online, como explican desde la Cámara de Comercio de Linares, ya que Jaén no cuenta con una propia. Cambios que ya se venían produciendo pero que el coronavirus ha acelerado de forma exponencial con la reducción de afluencia de clientes debido al temor al contagio y a las medidas impuestas. La pandemia ha sido y continúa siendo un golpe externo para todas las empresas de distribución y la crisis económica que sobreviene es incontestable. Los comercios minoristas tradicionales están intentando sobrevivir, no olvidemos que 1 de cada 12 trabajadores está empleado en el sector del comercio minorista y este representa casi 5% del PIB de España.

Es una realidad que el comercio electrónico ha cambiado los hábitos de compra y su implantación se ha visto acelerada por las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia mundial del coronavirus. En toda Europa las ventas en el comercio físico han caído entre 20% y 30%. Se viene fraguando el cambio de la industria comercial desde hace tiempo, el cierre constante de comercios en los centros de todas las ciudades, locales vacíos y ahora tras el paso del Covid-19, ese cambio se ha precipitado. "Es el deber de las empresas, las instituciones y las corporaciones como la nuestra diseñar y proponer estrategias para que nuestra cuidad siga siendo un polo de atracción comercial de la comarca, potenciando el turismo de compras, hoy todo ello aparcado por la pandemia, en todos los piases y ciudades del mundo", defiende la Cámara de Comercio de Linares, preocupada por la situación de su ciudad.

Por Paco, María, Elena, Javier y por tanto y tantos...

 

He visto un error

COMENTARIOS

Santiago Lopez Poyatos

Santiago Lopez Poyatos Enero 23, 2021

Es realmente preocupante la situación en la que se encuentra Jaén; pero cuando sales de Jaén, entiendes, en parte el motivo...... Jaén, pasó de ser una provincia agrícola, rural, y semianalfabeta, a ser una provincia donde la juventud estudiaba y hacía oposiciones. En un momento dado, esa cultura y ese cambio de mentalidad supusieron un avance para la ciudad y la provincia; pero esos jóvenes estudiantes, funcionarios, ya son jubilados, y la inercia de muchos de sus hijos es seguir siendo funcionarios (con respeto a quien se ha ganado una plaza sobredimensionada por la Administración), conservadores en el espíritu de vida, inmovilizados e inmovilizantes..... . Nuestras autoridades se regocijan en la seguridad con que se vive en una ciudad con sabia vieja y no se atreven a innovar ni a levantar alfombras... pero ¿se puede ir a mucho peor si hay una apuesta por el cambio: por innovar en algo, por dejar de ser la casa de Bernarda Alba?.

responder
Santiago López Poyatos

Santiago López Poyatos Enero 24, 2021

Ruego corrijan “sabia” por “savia”. Gracias

responder

COMENTA CON FACEBOOK