Cerrar Buscador

Un desembalse de 1.100 hectómetros cúbicos

Por Esperanza Calzado - Mayo 05, 2018
Compartir en Twitter @Esperanza44
Un desembalse de 1.100 hectómetros cúbicos

Las lluvias registradas desde finales de febrero han posibilitado que la dotación haya pasado de los 600 hectómetros previstos a los 1.100 finales

El pleno de la Comisión de Desembalse de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir aprobó, ayer, un desembalse de 1.100 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General durante la presente campaña. Finalizará el próximo 30 de septiembre.

La presidencia de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha apelado a la necesidad de hacer un buen uso del agua, recordando la crítica situación que atravesaban las reservas antes del mes de febrero, cuando empezaron las precipitaciones de manera intensa en la Península. De hecho, la dotación prevista en la última Comisión de Desembalse, celebrada el 26 de febrero, era de 600 hectómetros cúbicos, cantidad que casi se ha duplicado gracias fundamentalmente a dichas precipitaciones, que permitieron que el Sistema de Regulación General pasara en dos meses del 24,7%, en estado de emergencia, al 57,94, en estado de prealerta.

Con respecto a las dotaciones, se ha aprobado en la cabecera de las grandes zonas regables, o en el punto de captación de las concesiones individuales, un límite de 5.000 metros cúbicos por hectárea, o el máximo establecido en la concesión de cada aprovechamiento si esta fuera inferior a este valor. El volumen a desembalsar y las dotaciones consideradas se comenzarán a contabilizar desde el pasado 1 de mayo. La campaña de riego se cerrará el día 30 de septiembre.

COMUNIDADES DE REGANTES

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (CREA) ha planteado que la gestión hídrica debe planificarse con mayor plazo, olvidando el concepto de año hidrológico (del 1 de octubre al 30 se septiembre). Propone que se aborden los desembalses desde una perspectiva de periodo hidrológico, con carácter bianual.

"Hoy podemos garantizar la dotación de agua para riego en esta campaña, pero hace apenas dos meses estábamos en situación de emergencia, con importantísimas reducciones en las dotaciones. Las lluvias de estos meses nos han permitido almacenar 1700 hectómetros cúbicos en el Sistema de Regulación General, pero las lluvias son imprevisibles. ¿Qué pasará en la próxima campaña si no llueve?”. Es la pregunta que se hace Eduardo López, su presidente.

Por eso, esta Asociación considera que hay que ser prudentes a la hora de hacer el desembalse y pensar en garantizar una mínima dotación para la próxima campaña. “No solo está en juego un cultivo, sino el hueco en el mercado que los agricultores han ganado a base de esfuerzo y de la calidad de sus producciones”, señala López.

FERAGUA

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía FERAGUA ha valorado positivamente la decisión adoptada hoy en la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en la que se ha aprobado un desembalse de 1.100 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General durante la nueva campaña de riego, que garantiza una dotación de 5.000.

Feragua ha vuelto a solicitar en la Comisión de Desembalse que la temporada de riego tenga carácter anual, dado que la mayor implantación de los cultivos implantados (arboleda de olivar, cítricos y frutales) y hortícolas de invierno, y la alta inversión efectuada en mejora de regadíos obliga a las Comunidades de Regantes a dar agua la mayor parte del año para un óptimo desarrollo de dichos cultivos.

Además, ha solicitado que se respeten los riegos extraordinarios autorizados el año pasado y que se permita a las comunidades de regantes poder modificar la ubicación de la superficie de riego, sin aumentar la superficie regada. Feragua estima que el volumen necesario para dotar a los riegos extraordinarios colindantes a las zonas regables –que tiene informe de la OPH favorable-, se puede contabilizar de la propia dotación de 5.000, no suponiendo volúmenes adicionales estos riegos extraordinarios.

RIEGOS EXTRAORDINARIOS

La Comisión de Desembalse ha aprobado autorizar de forma excepcional como riegos extraordinarios 45 hectómetros cúbicos para superficies de regadío en precario a aquellas explotaciones agrícolas que cuenten con infraestructuras de riego que lo permitan. Debido al estado actual de los embalses las dotaciones serán inferiores a las autorizadas en años anteriores en consonancia con la reducción general (Olivar: 1.350 m3/ha, Arroz: 10.000 m3/ha y para el resto de los cultivos en función del tipo de cultivo con un máximo de 3.500 m3/ha). Estas autorizaciones se otorgarán conforme a los siguientes criterios:

-Se incluye el río Guadalbullón, siempre que se respeten los aprovechamientos preexistentes y los caudales circulantes así lo permitan. En todo caso, se seguirán instrucciones que se dicten desde este Organismo de Cuenca teniendo en cuenta lo que establezca la Comisión de Seguimiento del Guadalbullón.

-En todo caso, las captaciones en cauces habrán de respetar los caudales mínimos ambientales establecidos en el vigente Plan Hidrológico de la Cuenca en cada tramo.

-Se acuerda autorizar el riego extraordinario del arroz para aquellas explotaciones agrícolas sujetas al acuerdo de regularización del sector arrocero. El volumen de estas autorizaciones se considera incluido dentro del volumen previsto para el riego del arroz (360 hm3) y su utilización seguirá los mismos criterios.

El pleno de la Comisión de Desembalse ha acordado autorizar 18 Hm3 de agua para los riegos de apoyo del olivar, con una dotación de 1.000 m³/ha.

Para favorecer el riego de la zona arrocera se adaptará el mismo sistema de suministro de los últimos años, consistente en que la zona arrocera de la margen izquierda del Guadalquivir, en lugar de realizar su toma en el río, lo haga directamente del Canal del Bajo Guadalquivir y otros cauces suministrados por agua regulada a través de conducciones directas. Así, el volumen a suministrar será de 360 hectómetros cúbicos, con un caudal medio de 3,5 metros cúbicos por segunds. Este volumen se contabilizará desde el inicio de llenado de las tablas, siempre que se requiera para ello de la realización de desembalses para alcanzar el caudal medio previsto por la Presa de Alcalá de 27 metros cúbicos por segundo.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK