Cerrar Buscador

Versos de una marmolejeña que ya recita ante el público

Por Fran Cano - Junio 17, 2018
Versos de una marmolejeña que ya recita ante el público

Luanna Extremera Luque, poetisa de Marmolejo, queda finalista en el concurso de recitales dramatizados Poetry Slam Nacional 2018

La poesía de Marmolejo, con repercusión en un certamen nacional. Luanna Extremera ha sido finalista en el Poetry Slam Nacional 2018, un concurso de recitales dramatizados celebrado en Valencia. La marmolejeña ha quedado en tercera posición después de pasar a la final, con diez participantes. "Ni siquiera me esperaba ser representante de Jaén", señala en declaraciones a este periódico.

En efecto, la joven de 26 años tuvo primero que pasar la criba en la provincia. Todas las ciudades participantes en el Slam deben competir primero en el ámbito local para que el público —en este tipo de certámenes el jurado es popular— determine quién es el representante. En Jaén ganó ella, y la victoria tuvo su eco porque Extremera nunca había recitado en público; le gustaba la poesía, pero eso de exponerse en cuerpo y voz delante de la gente era otra historia. Vaya si ha aprendido.

Un día, mientras paseaba a sus perros descubrió un cartel que anunciaba el concurso en Valencia. A partir de ahí comenzó a informarse en internet. Tres minutos para recitar. Esa era la principal regla. "Me gustó la idea, porque la poesía me atrae desde siempre", recuerda.

Entró en contacto con la gente que recita. Dice de memoria que en la prueba local no había "más de seis o siete", y que veinte minutos antes de que le tocase recitar cundió el pánico. Se quería ir a casa. La poesía no iba a salir, pero al final salió y bastante bien. "Recité tres poemas, y el público me eligió", señala sobre la experiencia.

 Fue elegida representante de Jaén.
Fue elegida representante de Jaén.

POEMAS, HISTORIAS DE VERDAD

A Valencia se llevó ocho creaciones propias, todas sin título. La artista no pone nombre ni apellidos a la historias que produce. Todas son verdad. En la semifinal habló de un episodio turbio que vivió de niña. Después, en la finalísima, primero abordó la eutanasia y la ELA, del dolor y de cómo hay leyes que en este caso protegen más a los animales que a las personas. "En el último poema me inspiré en el caso de una amiga", dice. Así quedó tercera.

Extremera tiene un grado superior en Educación Infantil, ha trabajo de cocinera y en breve hace las maletas para ganar el jornal en Francia. Cuando vuelva, cumplirá una meta que las limitaciones económicas retrasaron: quiere cursar el grado en Trabajo Social.

La poesía siempre estuvo en casa, pues a la madre le encanta escribir y ha sido un aliento para la joven de Marmolejo, quien también tuvo tiempo de silencio literario. ¿Acabarán los poemas sin título en un libro? ¿Seguirá recitando? Contesta que sí a las dos. El móvil estético, la intención, es producir sin pensar en otro tipo de recompensa.

POEMA DE LUANNA EXTREMERA

Hoy llegaron los resultados del veterinario.

En la biopsia que le hicieron a Nala vieron algo extraño en sus ovarios y estoy asustada.

Que ironía esto de que la muerte forme parte de la vida,

Saber que algún día pagaras con ella el hecho de vivirla.

No soy capaz de abrir la carta.

Son muchas las preguntas que taladran mi sien,

Pero necesito saber que todo irá bien,

Y me lo repito como un mantra una y otra vez,

Que esto es solo un tachón de una palabra mal escrita en un papel.

Abro la carta.

Las lágrimas se me hacen cortinas para no ver, ni leer, que tiene cáncer y que no hay cura para el.

¿Y ahora qué?

Ne comunican que como máximo llegará a septiembre, 

Pero que cada sol de poniente se llevará un trocito de ella al esconderse.

Que ya no habrá correa que la sujete.

Tengo la suerte de que de esto ella no se entere,

Porque no sabría como explicarle que aun queriéndola más que a mi vida, he decidido que después de un largo paseo y una buena comida, muera en su cama, tranquila.

¿Pensaríais que soy una asesina?

Pero ¿que diríais si os confesara que todo esto es solo una historia inventada?

Que en la historia real ella tiene ELA,

Que Nala es Laura,

Y que no es mi perra, 

Es mi hermana.

Que diríais si os dijera que sus dedos ya no bailan sobre lienzos,

Que su sonrisa ya ni la recuerdo, que en su vida ya no hay ni luz, ni bailes, ni paseos.

Que se hicieron humo sus sueños, que por no poder ni puede disfrutar del sexo y aun queriendo hablar no puede hacerlo.

Que diríais si os dijera que aunque su cuerpo no responda su mente esta consciente, que aunque no sepa el día exacto sabe que se muere.

Que si hubiese algún atisbo de esperanza ella echaba un paso al frente, pero hay veces que en la vida no solo con quererlo se puede.

Que diríais si os confesara que mirada me busca, me habla y me suplica, ayúdame hermana que la vida no es solo un corazón que late atado a una cama.

Y yo quiero ser la perra fiel que siempre acompaña, la que lame las heridas sin sal para curarlas, la que esconde en la arena las recompensas del mañana.

Pero para ella ya no habrá más soles asomados a su ventana, se quedó dormida en mis brazos susurrándole una nana que de pequeña le cantaba:

"Duerme mi niña duerme,

La luna te mece,

Tu hermana te quiere.

Duerme, hermana, duerme."

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.