Cerrar Buscador

"La Virgen del Carmen espera a todos con los brazos abiertos"

Por Javier Cano - Julio 07, 2020
"La Virgen del Carmen espera a todos con los brazos abiertos"
Sonia Agustino, en el centro, con miembros de su junta de gobierno en la procesión del año pasado.

Más que apellidos, Sonia Agustino Aponte lleva tras su nombre dos estandartes de devoción antigua hacia las Vírgenes del viejo templo de San Juan. Hermana mayor de la Cofradía de la Reina del Carmelo desde hace cuatro años, el coronavirus le ha alargado el mandato sine die y le toca afrontar en el cargo unas fiestas de julio atípicas, sin la Señora por las calles de Jaén en su tradicional y entrañable procesión. Tan discreta como apasionada por la patrona del mar, la máxima responsable de la hermandad invita a los jiennenses a participar en su novena (que comienza esta tarde a partir de las ocho y media) y celebra el vigor de una fe mariana que (asegura) va in crescendo. 

—La pandemia se ha llevado por delante las elecciones previstas para el pasado mes de mayo. Una vez que pase todo y puedan celebrarse, ¿tiene pensado continuar al frente de la primitiva cofradía carmelitana?

—Hasta que esto se aclare, realmente no se sabe cuándo se podrán realizar las nuevas elecciones, pero por ahora no tengo ningún problema en continuar otros cuatro años más. 

—¿Cómo afronta las fiestas de la Virgen del Carmen de 2020?

—Con la ilusión de siempre, pero con toda la seguridad que podamos, esto está aquí todavía y ahora es cuando más cuidado hay que tener. Nuestros feligreses de San Juan son personas muy mayores, aunque hay que decir que vienen también personas de muchas partes de Jaén, de cualquier lugar suben. Pero sí, todo es diferente este año, tenemos que controlar la distancia, que se pongan las mascarillas... El párroco lo tiene ya todo dispuesto, como todas las parroquias. Estaremos vigilantes y le ayudaremos, para que todo se cumpla.

—Por lo pronto, esta misma tarde comienza la tradicional novena a la Señora en el templo de San Juan, con el prior de la provincia bética, Francisco Daza, como predicador... 

—Comenzamos la novena con mucha ilusión, sí, como siempre. La Virgen ya está en el altar con su dosel, adornos de flores... Esperamos que suban muchas personas y nos acompañen en esta novena. Todos los años lo hace mucha gente, y no solo del barrio: la Virgen del Carmen es de todo Jaén. 

—¿Quiere decir que la cofradía que usted gobierna va más allá del barrio donde recibe culto la Virgen, que trasciende las fronteras parroquiales?

—Casi la mayoría son de otros barrios. Coges el censo y muchos viven en el Bulevar, en las casas de Juan León... Hay muchos de San Juan, pero también de todo Jaén. Esperamos que este año nos acompañen a pesar del calor, que nos acompaña siempre también.  

—Y de edad, ¿cómo está el fichero de cofrades de la Reina del Carmelo en Jaén?

—Hay gente mayor, pero también mucha gente joven se hace cofrade. Es una tradición que va mucho de padres a hijos, se va heredando. Una vez que los padres fallecen, muchos hijos continúan. Cada vez hay más gente, y cuando la Virgen sale a la calle cada vez la acompañan más personas.

—Una devoción que no decae, ¿no?

—No decae. Mucha gente le reza continuamente, es una devoción que está viva.

—El día grande de la Señora, el próximo 16 de julio, es una de las mejores oportunidades para comprobar el apego de los jiennenses de todas las edades a la patrona del mar, con actos tan entrañables como la imposición de escapularios, que se ha convertido ya en toda una tradición.

—Sí, la gente lo compra o lo tiene en casa, pero nunca lo ha tenido impuesto. Se hace una pequeña oración, se bendicen y se les imponen, también a los niños. Yo, de pequeña, siempre llevaba un escapulario enganchado en mi camiseta interior, y mi madre me decía: "Así no te pasa nunca nada". Además, las medallas que teníamos eran escapularios, la típica medalla del Corazón de Jesús y la Virgen del Carmen es un regalo que se sigue manteniendo hoy día.

—Después de la imposición de escapularios saldría la procesión...

—Sí, pero este año no la tenemos.

—¿Llegó a imaginarse alguna vez vivir una situación como esta?

—Nadie se lo podía imaginar, nunca creí que viviríamos algo así en ningún sentido. Ademas parecía que quizá pudiera ser, pero no. Y como a nosotros les ha pasado a la Virgen de la Capilla y al resto de procesiones. El virus sigue, no hay manera, así que ni nos lo hemos planteado.

—¿Será un día triste para usted?

—Agridulce: no vamos a poder sacar a la Virgen del Carmen a la calle, pero bueno, está en nuestro corazón y en el templo, para que todo el que quiera pueda ir.

—¿Qué mensaje envía la hermana mayor de la Antigua, Primitiva, Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestra Señora del Carmen a los jiennenses para que vivan con la mayor intensidad posible estas fiestas?

—Que los esperamos, que la Virgen del Carmen los espera con los brazos abiertos y que sigue siendo el día del Carmen; allí está, esperándonos con todas sus peticiones, sus gratitudes... Gracias a Dios estamos aquí, sin la ayuda de la Virgen es imposible superar estos momentos que estamos pasando. 

 La hermana mayor, ante la imagen de la Virgen del Carmen en la iglesia de San Juan.
La hermana mayor, ante la imagen de la Virgen del Carmen en la iglesia de San Juan.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.