Cerrar Buscador
EL PRECIO DE VOLVER AL COLE

EL PRECIO DE VOLVER AL COLE

Por Javier Esturillo - Septiembre 01, 2018

Un año más, la vuelta al cole regresa como uno de los grandes desembolsos anuales para la mayoría de las familias. Hablamos con padres, papelerías y buscamos cómo ahorrarse unos euros

Quien tiene hijos, sabe que la cuesta de enero es nada al lado de la de septiembre. La principal preocupación entre las familias jiennenses es cómo afrontar el importante gasto que significa la compra de material escolar. Se estima que este año los padres desembolsarán entre 100 y 300 euros por niño, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Librerías y papelerías son los establecimientos más concurridos en estos días. Los escaparates lucen carpetas, mochilas y montones de libros que apilados, esperan ser vendidos. Carteles por las calles anuncian descuentos. Y los padres deben afrontar esta inversión extra, algunos todavía con el bañador puesto, con la hucha vacía, después de las vacaciones de verano. Otros, en cambio, ni siquiera eso. Su situación económica les obliga a recurrir a campañas solidarias para poder completar el estuche de sus hijos.

Los libros, la ropa y el material escolar se llevan la mayoría del gasto que requiere el comienzo de las clases. El precio medio de los libros varía según el curso escolar y el tipo de centro en el que se matricule al alumno (público, concertado o privado). La ropa también tendrá costes diferentes en función de si se usa uniforme o no. Entre tantas variantes que influyen directamente en la vuelta al cole, lo mejor es aplicar consejos generales que pueden ayudar a ahorrar en distintas situaciones.

Los grupos de Whatsapp de madres y padres bullen. "Aquí en Jabalquinto mi cuñada se gasta en Infantil unos 150 euros", comenta Yolanda Carruana, quien durante un tiempo fue miembro del Ampa de la escuela del pueblo. "El colegio mira mucho el interés de los padres. He estado en la asociación de padres y luchábamos por eso", señala. "La cosas cambian a partir de Bachiller, pero en la ESO no me puedo quejar", remata. A solo unos pocos kilómetros de Jabalquinto, en la vecina Linares, Sonia Martínez es maestra. Asegura que el gasto depende del colegio y con qué editorial trabajen.

FÓRMULAS PARA AHORRAR

Si uno no puede, o no quiere, desembolsar los 300 euros que puede costar la vuelta al cole, tiene varias opciones para rebajar de forma significativa la factura, aunque rara vez se librará de pagar algo. Los libros, las zapatillas, el material de papelería y el chándal forman parte de los gastos indispensables a los que tienen que hacer frente las familias.

Planificar: Es un consejo muy manido en lo que a temas de finanzas personales se refiere, pero no por ello es menos importante. Antes de empezar a comprar bolígrafos, zapatillas o libretas, sentarse un minuto a hacer una lista con todo lo necesario puede hacer que ahorres unos cuantos euros. Hará que compres solo lo indispensable y así no habrá ningún gasto de más en productos innecesarios.

Comparar precios: La diferencia es muy notable, por lo que antes de comprar nada es muy importante informarse de cuánto cuesta cada producto. También hay que tener en cuenta las ofertas y descuentos en libros de texto, mochilas, calculadoras, portameriendas, agendas escolares, etc.

Promociones: Son muchas las tiendas físicas y online que ofrecen estos días promociones en los libros de texto y material escolar. La precaución que sí hay que tener es no dejarse llevar por ofertas si no necesitamos el producto que se abarata o si la cantidad es excesiva.

La solución puede estar en casa: Es muy recomendable una exploración de la casa en busca de material de años anteriores que se puedan reaprovechar: cuadernos, carpetas y estuches que se encuentran en buen estado son solo algunas alternativas de herramientas que pueden rescatarse.

Reutilizar ropa o libros de familiares o amigos: Antes de comprar nada, sobre todo si se trata de prendas costosas como abrigos o libros de texto, preguntar a los familiares y amigos cercanos con hijos mayores que los vuestros, es probable que os hagáis un favor mutuo si vosotros os quedáis con algo que necesitáis y que ellos ya no utilizan y, además, les ocupa sitio.

Compras de segunda mano y trueque: Actualmente hay varias alternativas que pueden ayudar tanto a 'truequear' o regalar productos para niños como a comprarlos de segunda mano y de esta manera ahorrar un dinerillo de manera sostenible. También, en estas mismas páginas, podemos poner en venta algunas de las cosas que a nuestros hijos ya no les sirven.

Solicitar becas y ayudas: Es el sistema al que más se recurre, ya que se puede complementar con otros.

 Consejos del Ayuntamiento de Úbeda.
Consejos del Ayuntamiento de Úbeda.

El Ayuntamiento de Úbeda también prepara la vuelta al cole y quiere que esta no suponga un pellizco excesivo del presupuesto familiar. La concejal de Consumo, Josefa Chinchilla, considera que es muy importante implicar a los hijos en la tarea de preparar las cosas que serán necesarias antes de regresar a las aulas, con el fin de que ellos también sean conscientes del esfuerzo realizado por los padres y de la repercusión que tiene para la economía familiar. “Se trata de un buen momento para educar en un consumo responsable”, declara en una nota la edil del ramo.

La Administración local ha lanzado una campaña para que la temida cuesta de septiembre sea más suave, al tiempo que anima a las familias ubetenses a pasarse por la Oficina Municipal de Información al Consumidor, en la Avenida Constitución, 10, para asesorarse y conseguir un bloc de notas que podrán utilizar para apuntar la lista con todos los artículos que son necesarios.

LA COMPETENCIA ESTÁ EN EL COLEGIO

En Andalucía se estima que el gasto medio de la vuelta al cole será de unos 190 euros, un 25 por ciento menos que la media de España y un 33 por ciento menos que el declarado en 2017, según refleja un análisis del Observatorio Cetelem, un banco de crédito especialista en préstamos personales. Este presupuesto irá destinado en buena parte a material escolar, libros y ropa. Las papelerías y librerías están preparadas para recibir a más clientela que el resto del año. Tratan de ser positivos y confían en que las ventas aumenten en las semanas previas al inicio de las clases para paliar los meses de verano, en los que la actividad baja bastante.

Las expectativas, sin embargo, son similares a ejercicios anteriores. Rogelio Sánchez regenta una papelería en la Avenida de Madrid, en la que ofrece todo tipo de material. Mientras realiza unas fotocopias, asegura que los centros comerciales o los chinos han dejado de ser su competencia directa porque los precios son "más o menos los mismos". "Incluso -matiza- si comparamos, muchos de los artículos que vendo son más baratos. Además, la gente puede pagar con tarjeta, por lo que no hay prácticamente diferencias", esgrime. 

Para Rogelio Sánchez, como para el resto de papelerías de Jaén, el competidor más duro no son los grandes almacenes. Muchos colegios, sobre todo privados y concertados, "sugieren" a sus alumnos comprar los materiales en el propio centro, alejando a las familias de adquirirlos en los negocios de toda la vida. Una práctica que ha sido denunciada en repetidas ocasiones por la Asociación Provincial de Papelerías y Librerías de Jaén. No solo venden los libros de texto, sino todo tipo de material escolar, camisetas, uniformes y equipaciones deportivas, con lo que también afecta a otros comerciantes. Y el problema es que lo hacen de forma ilegal, al carecer de licencia fiscal, y por lo tanto, no pagar impuestos. "Llevamos años luchando contra esta competencia desleal, pero la Junta de Andalucía hace oídos sordos", denuncia Rogelio Sánchez. "¿Son tiendas o son colegios?", se pregunta. "De toda la vida, se la daba al niño una lista y los padres iban donde querían, pero, de una década a esta parte, hay centros que dan esa lista, pero con un coste añadido. Es decir, son los que suministran el material a cambio de un dinero. Eso es lo que verdaderamente nos está haciendo daño", censura. 

 Rogelio Sánchez, en su papelería de la Avenida de Madrid. Foto: Javier Esturillo
Rogelio Sánchez, en su papelería de la Avenida de Madrid. Foto: Javier Esturillo

La legislación establece que los colegios no pueden realizar ningún tipo de actividad comercial en sus instalaciones. Sin embargo, cada año se repite la misma historia, a pesar de las advertencias del Gobierno andaluz, que, el pasado mes de junio, recordó a los colegios que "en el caso de que las ampas hicieran venta de libros no estarían libres de ciertas obligaciones como tener licencia fiscal, disponer de un local (fuera del centro) con su licencia de apertura y pagar los correspondientes impuestos". "Todo queda en casa, ponen los precios que quieren y, además, piden muchísimo material complementario", confirma un docente. "Han llevado a la ruina a más de una papelería", critica.

Miguel Ángel Espinosa tiene su establecimiento en la calle Millán de Priego, donde vende todo lo necesario para ir equipado a la escuela. Al igua que Rogelio, denuncia las "malas prácticas" de los centros. "Es muy complicado luchar. Por ejemplo, yo les doy un vale de descuento por comprarme los libros para material escolar y me dicen los padres que lo compran en el propio colegio". "El negocio lo tienen los almacenes al por mayor donde acuden los centros", lamenta.

Pero la situación es aún más grave, ya que, según aseguran desde varias librerías consultadas por este medio, los colegios están ejerciendo presión a los padres para que compren los libros allí, lo que supone una competencia desleal. La teoría del cheque-libro es muy clara: los colegios entregan los cheques a los padres del alumnado y estos lo llevan a la librería libremente elegida. No obstante, en la práctica los cheques ni siquiera salen del centro. "Es fácil, crean una asociación con un NIF y compran los libros. Los padres con tal de no moverse, pues los compran en el colegio", advierte.

Con todo, Miguel Ángel Espinosa cuenta con una clientela fiel y espera que la campaña de este año sea buena. "Intento ser positivo. La verdad es que tengo familias de muchos años y el goteo es constante", apunta.

 Miguel Ángel Espinosa atiende a una joven en la Papelería Espi. Foto: Javier Esturillo
Miguel Ángel Espinosa atiende a una joven en la Papelería Espi. Foto: Javier Esturillo

LA SOLIDARIDAD VUELVE ANTES AL COLE

Algunas oenegés movilizan a sus voluntarios estas semanas para reunir material escolar y libros para familias que carecen de recursos. Cruz Roja y la Fundación Solidaridad Carrefour han puesto en marcha un años más -y van diez- la campaña 'Vuelta al Cole Solidaria'. Se trata de una acción conjunta para "ayudar a aquellas familias con menores en edad escolar que están atravesando serias dificultades económicas y no pueden hacer frente al gasto que supone el inicio de un nuevo curso". La iniciativa se desarrolla entre los días 31 de agosto y 2 de septiembre en los centros de La Loma, en Jaén capital, Úbeda y Andújar.

Los voluntarios de Cruz Roja son los encargados de atender a los ciudadanos que se acerquen a las mesas instaladas en los centros Carrefour para donar material escolar como cuadernos, bolígrafos, lápices, rotuladores, entre otros. Posteriormente, Cruz Roja será la encargada de distribuirlo entre los menores beneficiarios de cada una de las provincias participantes.

Carrefour arranca este año con la donación directa de 121.000 euros en material escolar, con la que se estima poder dar cobertura a las necesidades de 6.000 escolares en situación de emergencia social de todo el país. A esta cantidad se sumarán las aportaciones que realicen los clientes a favor de estos menores. En la pasada edición de la 'Vuelta al Cole Solidaria' Fundación Solidaridad Carrefour entregó a Cruz Roja material escolar por valor de 653.611 euros, lo que permitió dar cobertura a más de 21.000 estudiantes en situación de vulnerabilidad de toda España.

Cáritas, por su parte, no impulsa en la provincia iniciativa alguna en este sentido. Son las interparroquiales las que se encargan de esta misión, pero de manera personalizada con la familia que lo demanda y lo necesita, y con la que, además, se realiza un seguimiento.

El Ayuntamiento de Bailén echa una mano al Grupo de Jóvenes Cofrades de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores y Cristo del Buen Morir en la recogida material escolar para los más pequeños sin recursos del municipio. Esta es la quinta edición de esta acción solidaria que el grupo de jóvenes lleva a cabo en colaboración con el Programa de Ayuda a la Escolarización de la Administración municipal, con muy buenos resultados en campañas anteriores. Lo que más demandan son cuadernos, folios, lápices, bolígrafos, rotuladores, gomas, sacapuntas, tijeras, ceras, carpetas, estuches, pegamentos, entre otros artículos.

Los comercios que colaboran en la campaña son Papelería AJ, Papelería Ana, Papelería Carmen, Papelería Eclipse, Papelería El Estudiante y Casa Herminia. El material se recoge en todos los establecimientos hasta el día 15 de septiembre y en la ermita de la Soledad del 12 al 14 en horario de once de la mañana a una y media de la tarde y de cinco de la tarde a nueve de la noche.

 Campaña de recogida de material del Ayuntamiento de Bailén.
Campaña de recogida de material del Ayuntamiento de Bailén.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.