Cerrar Buscador

"Me costó creer que llegaría a la élite del fútbol sala"

Por Fran Cano - Octubre 27, 2019

Alan Brandi (Las Palmas de Gran Canaria, 1987) ha superado la treintena en un estado de forma estupendo: es uno de los jugadores más respetados y con más talento del Jaén Paraíso Interior, donde acumula temporadas con gestas como la Copa de España. Está feliz de ser un amarillo más y no pone fecha al adiós. "Éste que no se vaya, es de los mejores que tenemos", dice un aficionado, en un banco, enfrente de la Diputación, mientras este diario toma fotos a Brandi para la entrevista. Español y argentino, tocó con la albiceleste la gloria del fútbol sala en el Mundial de Colombia.

El jugador que nunca se esconde, que pisa la pelota y entiende que meterse en el barro es innegociable para ganar, quería —y quiere aún— ser periodista. Lo tuvo claro desde niño y completó la carrera en la Universidad Complutense de Madrid. El Brandi del presente ya está construyendo cómo será el Brandi posterior a las pistas. Lo normal es que la pelota sea la constante.

—¿De niño jugaba más a fútbol sala que a fútbol once?

—Jugaba más a fútbol once. Lo hacía en la calle. Me gustaba jugar en los callejones con los amigos, que es donde solíamos hacerlo. Después ya jugué con un equipo a fútbol once.

—¿Cómo eran las pistas de su infancia?

—Recuerdo que era un callejón cerca de casa, porque no había acceso a pistas de fútbol sala. Jugábamos en la calle. Le dábamos balonazos a los comercios y alguna vez nos quitaron la pelota. Eso no se olvida.

—¿Qué edad tenía cuando supo que tenía condiciones para ser profesional?

—La verdad es que no lo valoré hasta que lo conseguí. Con 23 ó 24 años en el filial de Movistar, estaba acabando la carrera, y unos meses después me dijeron de hacer una prueba en Santiago Futsal, en Primera División. Ahí me di cuenta, pero antes, aun en el filial de Inter Movistar, sabía que era muy complicado. Con aquella oportunidad sí me di cuenta de que al menos se abría una opción en el ámbito profesional.

—¿Cuál fue el entrenador que más apostó por usted cuando aún no era conocido?

—No hubo uno en particular. Sí es cierto que en los primeros años de fútbol sala había entrenadores que me decían que yo podía llegar alto. Quizá no a Primera, pero sí a Segunda, porque empecé tarde. Yo estaba muy perdido en fútbol sala: no sabía nada de estrategia ni de táctica. Lo veía muy difícil. Todos los entrenadores me ayudaron y no podría destacar a uno. Cuando me decían que podía llegar arriba, no me lo terminaba de creer.

"EL AMBIENTE EN UN BENFICA-SPORTING ES IMPRESIONANTE"

—Ha jugado en Portugal, Italia y España. ¿Cambia mucho el juego en función de los países?

—Sí, hay mucha diferencia. En España es donde más se nota que la Liga es profesional. En Italia la gente va menos a ver el fútbol sala y hay menos tradición. Portugal me sorprendió, porque pese a ser un país más humilde el fútbol sala es el segundo deporte. Se le dedica mucha atención, con las televisiones y los periódicos. Me sorprendió gratamente.

—¿España tiene la hinchada con más pasión?

—Sí, porque hay más tradición. Los aficionados se identifican bastante con los equipos de fútbol sala. Aunque en Portugal el ambiente era impresionante en partidos importantes, como el Benfica-Sporting. No voy a vivir nada parecido. La atmósfera era increíble.

—¿Usted eligió venir al Jaén Paraíso Interior o fue al contrario?

—Yo elegí al Jaén. Después de años fuera de España quería volver y jugar en un equipo con un proyecto competitivo, con aspiraciones altas. Cuando hablé con mi representante de las opciones le dije que Jaén era una de las opciones que más me gustaba. Yo ya había hablado con jugadores que estuvieron en el Jaén, como Eloy Rojas. Le pregunté por la ciudad y por el club. Me habló muy bien, y al final decidimos venir aquí.

—Imagino que no está arrepentido.

—No, para nada. La experiencia está siendo muy buena.

"GANAR LA COPA DE ESPAÑA EN MADRID FUE INCREÍBLE"

—Ha ganado la Copa de España como amarillo. ¿Es el título de clubes más especial de su palmarés?

—La Copa de España tiene algo especial. Es diferente a ganar la Liga u otro torneo. Es una competición con los mejores clubes, todos concentrados y se juega en pocos días. Creo que ganarla es diferente. Mi experiencia de ganarla con el Jaén en el WiZink Center de Madrid, abarrotado de aficionados de nuestro equipo, fue mejor imposible.

—Supongo que lo del Mundial de Colombia es insuperable. Su mejor experiencia deportiva.

—Sí, obviamente. Lo voy a recordar toda la vida. Es el sueño de cualquier jugador. Cumplirlo es lo más grande como deportista.

—Usted podría ahora estar haciendo esta entrevista. ¿Por qué estudió Periodismo?

—Por vocación. Desde niño me gustaba mucho la prensa deportiva. Me leía todos los periódicos que había. Me gustaba mucho el mundo del deporte y también el del periodismo. Desde los nueve o diez años ya tenía claro que estudiaría la carrera.

"ME GUSTAN LOS ARTÍCULOS DE SEGUROLA"

—¿Sigue el periodismo deportivo? ¿Qué programas le gustan y qué revistas o articulistas lee?

—Como articulista me gusta Santiago Segurola. Leo todo, la verdad. Me gusta leer toda la prensa, porque al final hay que saber lo que lees y calibrar todas las opiniones. Suelo leer cuatro o cinco diarios digitales al día para estar al tanto del deporte. También leo información general.

—¿El Chiringuito o Mundo Maldini?

—(Ríe) Obviamente quien estudie Periodismo contestará que Mundo Maldini. Creo que El Chiringuito, con todos los respetos al programa, apuesta por una dinámica que va más hacia el entretenimiento que a la información. Sí que es cierto que a veces lo veo como algo incluso gracioso. Si quiero ver algo de fútbol y aprender, sé que hay contenidos de calidad en Movistar. Representa más a quienes estudiamos Periodismo.

—¿Con qué frecuencia visita Argentina?

—Prácticamente nada. Cuando era pequeño sí lo hacía, porque tenía familia en Argentina. Pero ya están casi todos en España. No suelo volver más que cuando voy concentrado con la selección.

—¿Le preocupa la situación de Argentina como país?

—Estoy al tanto, y mi familia aunque esté aquí también se informa. Es preocupante ver que todo sigue igual y que la situación no sólo no mejora, sino que va a peor.

—Tiene 31 años. ¿Sabe ya cuánto tiempo le queda en las pistas?

—A veces lo pienso. Me cuido para jugar el máximo tiempo, pero eso lo marcarán mi cuerpo y mi cabeza. No tendrá sentido seguir cuando constate que falta motivación y que las piernas ya no me dan. Aunque me gustaría llegar a los 36 ó 37, el día que no tenga la pasión de ahora diré 'se acabó' y me buscaré la vida fuera del fútbol sala.

"ME PREPARO PARA TENER EL MÁXIMO DE SALIDAS"

—¿Habrá más clubes después del Jaén Paraíso Interior?

—Es complicado, porque siempre digo que hay dos partes cuando hablamos de clubes. Yo he estado en bastantes, pero ahora mismo estoy muy bien en Jaén. Quiero continuar, veo que el club sigue creciendo, hay objetivos importantes y mi día es seguir. El club también tiene que querer mi continuidad. Aquí estaré mientras así sea.

—¿Y quién será Alan Brandi cuando se acabe el fútbol sala?

—Me preparo para tener las máximas salidas posibles. Hice la carrera de Periodismo y estoy estudiando inglés para tener más formación. Quiero seguir ligado al fútbol sala ya sea desde el periodismo o desde una escuela. Me preparo de varias maneras para tener diferentes salidas, porque a veces no hay opción de elegir. Intento tener las máximas opciones y después ya se verá.

—¿Qué me dice de Jaén como ciudad?

—Es una ciudad pequeña, y nos hemos adaptado muy bien tanto yo como mi familia. Estoy muy contento del trato que he recibido por parte de la gente desde el primer día. Sólo puedo tener buenas palabras. Me adapté muy rápido y estoy muy feliz aquí.

Fotografías y vídeo: Esperanza Calzado.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.