Cerrar Buscador

"Quiero más, mi objetivo todavía no ha llegado ni al primero, yo aspiro a mucho"

Por Javier Cano - Mayo 30, 2021
Compartir en Twitter @JavierC91311858

Se llama María Jesús Belinchón Bujes (Linares, 1985), pero esperar que responda si se la llama por ese nombre es como pedirle a la gran Juana Mordó que contestase por su Jeanne Naar de pila. Promotora de arte, galerista, marchante, diseñadora, organizadora de eventos... Chus Belinchón hace balance de su trayectoria profesional, volcada desde hace alrededor de tres años en la empresa tocaya en la que da rienda suelta a su espíritu emprendedor.  

—Chus Belinchón... Con ese apellido, a pocos lectores les extrañará que forme parte usted del universo creativo, del arte en general y del urbano en particular. 

—Correcto, así es. 

—¿Una sombra alargada, un lastre para usted eso de compartir cognombre con el gran grafitero Belin, o todo lo contrario?

—Nunca quiero ver que algo sea negativo, y menos cuando tiene algo que ver con mi trabajo. Y es cierto que en todos los lados por donde me muevo por mi trabajo, Belin no es tan conocido; me muevo también en galerías más clásicas, con gente que a lo mejor no está tan metida en el arte urbano, con lo cual ahí puedo dar también a conocer a mi hermano.

—Si se llevase todavía eso de presentar la tarjeta de visita, necesitaría usted una de tamaño XXL. Promotora de arte, galerista, diseñadora...

—Hago un poco de todo, y mucho de todo. Soy diseñadora de interiores y también soy diseñadora gráfica. Me dedico a todo el tema del diseño, incluso si tengo que abarcar campos nuevos, también lo hago. Soy promotora de arte, organizo eventos, especialmente enfocados al arte urbano. También soy galerista on-line, represento a artistas en galerías de diferentes ciudades y los presento en ferias de arte. He sido directora de comunicación en una feria de arte en Madrid y soy marchante, allí donde voy muestro las obras de mis artistas y hablo sobre ellos, siempre intento vender su obra allá donde voy.

—Lo dicho, una tarjeta XXL. ¿Y Chus Belinchón Gallery? ¿Cuándo decidió establecerse como empresaria?

—Hará unos tres años y pico que me lancé en solitario.

No le tentaron unas oposiciones, algo más tradicional...

—Estaba muy agobiada con todo y dije: "¡Quiero ser más, hacer más!". Ya estaba dentro del mundo del arte, hacía eventos y demás, pero quería ser más innovadora, ser yo y no tener otro referente que mi galería, Chus Belinchón Gallery. Cogí mi maleta, empecé a viajar, a contactar con empresas, a entrar en festivales, siempre dando mucha visibilidad a la mujer en el arte urbano. Ese mismo año me enfrenté a una feria de arte en Madrid, fui la galerista más joven de la feria, representando a catorce artistas, la mayoría de Jaén.

—¿Qué balance hace de esta trayectoria? ¿Cree que ha dado en el clavo, que no se equivocó cuando se lio la manta a la cabeza y creó su propia firma?

—Sí, creo que sí. Es verdad que en el tema de la cultura llevamos un año muy duro, pero se está empezando a ver otra vez la luz, empiezo a moverme más, ya estoy organizando más eventos, sobre todo aquí, en la provincia. Estoy bastante en contacto con Diputación, ayuntamientos y otras empresas y estoy viendo la luz. Este año ha sido tan triste en todos los aspectos... ¡eso sí que me ha fastidiado!, pero es cierto que gracias a la Diputación Provincial, que me otorgó un premio (en concreto la diputada Pilar Lara Cortés, me lo otorgó ella) por mi trayectoria, eso ha sido también un importante aliciente para mí, no tiro la toalla. Estaba bastante mal, me decía: "¿Sigo o no sigo?", y eso fue un aliciente. 

—Pensó entonces en abandonar su sueño durante la pandemia... 

—Sí lo llegué a pensar en momentos muy críticos, psicológicamente nos afectó a todos, y si encima ves que tu trabajo no está funcionando... Vendía algún cuadro, algún diseño que hacía, pero estaba muy tranquila la cosa y eso era duro, muy duro. Me lo pensé más de una vez; es más, estuve buscando a ver si me salía otro trabajito mientras, pero luego pensaba: "Es lo que yo quiero, es mi sueño, por lo que llevo luchando varios años, llevo toda mi vida metida en el mundo del arte, no puedo abandonar". Igual que me caía me levantaba, me autoalimentaba yo misma y aquí sigo, no creo que lo deje nunca. 

—En ese "siempre", Linares es el paisaje de fondo. ¿Ha pensado en cambiar de aires, o está a gusto en su tierra?

—De momento vivo en Linares y no tengo pensado irme. No sé de aquí a un tiempo lo que pueda ocurrir en mi vida, pero no tengo pensado irme, porque desde un punto físico, que yo tenga para tener estabilidad, me puedo ir moviendo, no tengo problema en eso. 

—No me queda claro, Chus. Podría estar en cualquier otra parte, pero está donde está...

—Bueno, lo que es para mi actividad, ahora mismo puedo estar donde quiera para trabajar, no tengo algo que me impida moverme de Linares, no tengo nada físico allí y a mí me gusta moverme y mostrar lo que hago en diferentes puntos. 

¿Pero presume usted de linarense por el mundo, como Raphael?

—Sí, sí, me encanta, sí, sí. Además lo tengo claro cuando voy a algún lado donde me conocen, donde he conocido a gente de diferentes países: todos saben que soy de Linares y que tienen que visitar mi tierra.

—Ahora sí lo ha dejado claro. Le tira su patria chica pero, ¿un negocio como el suyo es rentable, viable, en una provincia en la que no abundan precisamente las galerías de arte?

—Bueno, siempre, cuando trabajamos fuera, es como más fácil en todos los sentidos. Pero bueno... 

—De todos los servicios que ofrece Chus Belinchón Gallery, ¿cuál es el más requerido, qué le funciona mejor a día de hoy?

—Ahora mismo estoy muy enfocada en los proyectos que me han salido de eventos, ya depende en cada momento, pero ahora mismo estoy en varios proyectos que tengo.

—¿En qué anda enfrascada en estos momentos?

—Tengo un proyecto con Diputación, un proyecto muy bonito, muy innovador, en el que estamos haciendo una ruta turística-artística. Este año vamos a comenzar pintando nueve murales en nueve municipios diferentes de Jaén, y cada mural que se realice, por artistas diferentes, llevará una plaquita con un código QR. Será a través del programa Jaenícola, la marca que ha creado la diputada Pilar Lara Cortés. Este es el primer año que vamos a funcionar así, y tenemos pensado seguir haciéndolo varios años más, mientras se pueda, aumentando la cantidad de murales y municipios y atraer así al público de fuera, que cuando vengan tengan un referente en cada muncipio donde poder ver arte urbano y a partir de ahí saber más sobre el municipio, sobre la Diputación, sobre Chus Belinchón, sobre el proceso del mural...

—Una agenda intensa, desde luego.

—Y voy a ser también directora artística de una película, que en parte se grabará en Linares.

—Hablando de su ciudad, ¿qué papel juega la provincia de Jaén en el arte urbano? Artistas, público... 

—Es un arte que ya lleva años llamando la atención, yo llevo unos años ya trabajando con el mundo del arte urbano, desde que se hacía incluso Desencaja [Programa de Arte y Creación Joven del Instituto Andaluz de la Juventud] aquí, en Linares. Empezó a hacerse en Sevilla y nos lo trajimos por el tema de que estaba aquí Belin, el artista internacional. Ya llevamos años atrayendo a gente y dándole su valor al arte urbano, creo que ya lleva años que es potente, pero esto es como siempre, no vamos a dejar de seguir luchando por el arte urbano y porque se dé más a conocer, porque no puedes llegar a todo el mundo siempre. Creo que esto es un proceso, en el que estamos todavía en el camino.  

—¿Ha calado esta disciplina artística por aquí?

—A ver, esto es como todo, hay gente a la que puede no llegarle a encajar una obra de arte en la calle, pero una vez que ya ve la obra de arte, que ha sido un espectáculo y demás, ya cambia la visión que tienen del arte. Además tenemos artistas urbanos muy buenos en la provincia, tanto chicos como chicas somos muy buenos, y algunos muy jóvenes, una gran... 

—¿Una gran cantera?

—Gran valor de arte, sí, sí.

—Un día cualquiera de su vida, con la organización de eventos, la representación artística, la venta de cuadros... Debe de ser apasionante desde que se levanta hasta que se acuesta (si es que no trasnocha usted).

—Sí que es atractivo, sí. Pero no todo es siempre color de rosa, como mi logo. 

—O como su mascarilla...

—[Ríe].Sí, pero es verdad que es emocionante. Tienes que estar continuamente pendiente de que todo salga bien, de los artistas; a mí me encanta. Desde que me levanto hasta que me acuesto estoy pendiente, menos cuando hago deporte, ese rato, ese momento es de libertad. 

—Vamos, que no para.

—No, ahora mismo estoy a tope, y quiero más.

—Hablando del trato. Además de con los creadores, está usted obligada a vérselas con las instituciones, con los promotores... ¿Quién le da más dolores de cabeza? 

—Depende del artista, unos son muy complicados y otros son más faciles de llevar. Y depende también de con quien des en las organizaciones. Hay de todo. De momento estoy bien, tenemos nuestras cosillas pero intento llevarlo bien, siempre que pasa cualquier cosa, algún problema, intento buscar la solución rápidamente, que no llegue a ser un verdadero problema.

—Es de las que ve el vaso medio lleno.

—Sí, siempre empiezo a pensar en positivo, para adelante.

—Mirando para adelante, precisamente: ¿cómo se ve a medio plazo? ¿Quiere quedarse como está, o aspira a ampliar horizontes?

—Sí, claro, quiero más, llevo poquito y ya sabemos que montar algo, y más en el tema cultural, con todo lo que ha pasado... Es complicado crecer a lo grande, pero mi objetivo es seguir creciendo y que mi empresa crezca, sea grande, que haya un equipo grande dentro de ella. Ya tengo colaboradores y estoy trabajando en meter a más gente en mi equipo y salir fuera. Que Chus Belinchón Gallery, cuando alguien esté tomando una copa, sea el logotipo que se vea.

—Se la ve con fuerza, con ganas, como si el parón de la pandemia la hubiese zarandeado...

—Quiero seguir creciendo, no estancarme, no llorar en la cama. Estoy estudianto un máster para el tema de los eventos, porque me encanta, es algo que me motiva mucho, es algo muy dinámico; tienes que estar siempre en movimiento, pensando, haciendo, y me gusta mucho ese mundo. Entonces, para poder hacer más eventos de diferentes sectores, estoy ampliando el campo con un Máster de Organización de Eventos, Protocolo y Relaciones Institucionales, que me da tres tiulaciones, tanto a nivel nacional como internacional, a través de la Universidad de Lleida, muy potente, que tiene al Grupo Planeta detrás.

—¿Se reinventó mientras estuvo confinada?

—Tuve que innovar, buscar más opciones para que el arte no estuviera estancado y saliese a la luz, hacer como eventillos dentro de casa, on-line, saqué unas postales físicas a través de un sorteo, para ganar unas litografías, y bueno... No ha quedado otra que reinventarnos. 

—Reinventada y en movimiento. ¿Tiene pensado parar, aunque sea un rato?

—Yo quiero más, mi objetivo todavía no ha llegado ni al primero, los tengo muy altos. Yo aspiro a mucho. 

Vídeo y fotos: Esperanza Calzado.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS

Gabe Abrahams

Gabe Abrahams Junio 04, 2021

Positividad, eso es bueno. Gabe Abrahams Villaescusa

responder

COMENTA CON FACEBOOK