Cerrar Buscador

La escuela rural: ¿en peligro?

Por Esperanza Calzado - Julio 11, 2019
La escuela rural: ¿en peligro?
Recogida de firmas. Foto: Ayuntamiento de Benatae

Fampa Los Olivos alerta de que Educación está aplicando a los centros públicos rurales la normativa a raja tabla y dejando con solo un profesor a muchos de ellos

Benatae, Orcera o Quesada. Cada vez son más las asociaciones de padres que alertan del cierre de unidades. En el primero de los casos, beatenses y orcereños denuncian que la Junta va a cerrar dos aulas de Infantil en el Colegio Santa María de la Peña, que cuenta con centros en ambos municipios. En los dos casos se perdería una línea de Infantil. Actualmente, en Orcera hay 3 aulas (3-4-5 años) que quedarían reducidas a 2. Benatae cuenta con 2 aulas que quedarían reducidas a 1. En Quesada, el PSOE alerta de que el afectado es el colegio Los Valles, de la aldea de Collejares, a la que la Consejería de Educación ya ha comunicado la supresión de 1 de las 2 unidades de Primaria, lo que conllevará, además, la pérdida de un maestro especialista en Educación Física y un maestro especialista en Música. 

Estos recortes en zonas especialmente rurales pone en alerta a la Federación de Asociaciones de Padres y Madres Los Olivos. Denuncian la "falta de sensibilidad" que la administración educativa está teniendo con los centros públicos rurales a los que, a su entender, se les está "aplicando la normativa a raja tabla" y dejando con solo un profesor a muchos de ellos.

En un comunicado, la federación, que aglutina a 250 ampas de centros docentes públicos de la provincia, advierte de que los centros rurales se han visto este curso alarmados como la aplicación estricta de ratios les deja con un solo maestro para atender el alumnado de Infantil y Primaria. "En un momento que en nuestra provincia se reclama especial atención para la España vaciada, no entienden esta poca sensibilidad hacia estos colegios y prevén numerosos cierres de estos centros en los próximos años", advierten.

Para Pedro Delgado, su presidente, cuando las familias cuando vean que sus hijos no tienen la misma atención y oportunidades que los de localidades mayores optarán por desplazarlos a otros centros, cerrándose los colegios públicos rurales. "Será el inicio del final de esas pequeñas localidades", advierte. Por eso, reclama una mayor dotación en docentes de la que marca la ley como compensación de las desigualdades y apuesta por revitalizar esos núcleos de población. "Es la hora de la verdad de demostrar que se quiere luchar contra la despoblación”, defiende.

EL CASO DE COLLEJARES

Por su parte, el alcalde de Quesada, Manuel Vallejo, explica que el colegio de Collejares tenía una unidad mixta de educación infantil y dos unidades mixtas de primaria. En estas dos se atendía a todo el alumnado desde primero a sexto. Ahora la Junta suprimirá una de estas unidades y sólo dejará como única aula la mixta de quinto de primaria. “Es decir, va a haber alumnado mezclado en un aula desde los 6 hasta los 11 años. A eso se le llama deterioro de la calidad de la enseñanza”, denuncia. Todo ello, en sus palabras, porque ha habido una matrícula menos que el año pasado.

“Si queremos luchar contra la despoblación, es imprescindible una educación pública de calidad en el medio rural. Si no ofrecemos esa educación, las familias acabarán marchándose. Desde luego, nosotros vamos a pelear de la mano de las familias para impedir este recorte”, garantiza.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.