Cerrar Buscador
BELENES QUE CONQUISTAN LOS JAENES

BELENES QUE CONQUISTAN LOS JAENES

Por Javier Cano - Diciembre 18, 2021
Compartir en Twitter @JavierC91311858

Napolitanos, vivientes, artesanales, localistas y hasta de juguete. A una semana de los días grandes de la Navidad escaparates, parroquias, hogares e instituciones presumen de nacimientos en el mar de olivos 

Asegura la tradición que, en 1223, el bueno de San Francisco de Asís montó el que sería el primer belén de la historia para explicarles a los agricultores de un pueblecito italiano cómo y dónde nació Jesús, sin pensar que, pasado el tiempo, aquel gesto suyo encontraría eco a lo largo y ancho de la cristiandad. Y claro, el mar de olivos, el Santo Reino, no iba a ser una excepción.

Desde principios de diciembre familias, parroquias, cofradías, bancos, tiendas..., presumen de nacimientos en escaparates, vestíbulos, patios o allí donde el belenista en cuestión pone el ojo. Una costumbre de siglos en los Jaenes que invita a un entretenido paseo para encontrar el más original, el que rebosa arte, el de mayor tamaño... "Pasen y canten".

 El hogar huelmense de Juan Luis Guzmán alberga un gran belén.
El hogar huelmense de Juan Luis Guzmán alberga un gran belén.

BELENISTAS EN EL MAR DE OLIVOS

Vivientes, artesanales, napolitanos, de inspiración local, comestibles, luminosos, de juguete... De todo y para todos hay en esta viña que es la provincia jiennense si se habla de misterios. Un campo tan arraigado aquí que, incluso, mueve estos días a un grupo de enamorados del belenismo a crear la asociación del ramo en la única capital andaluza sin este tipo de colectivos hasta la fecha: 

"La Asociación Andaluza de Belenistas contactó conmigo a través de terceros en busca de la asociación de Jaén, porque querían hacer un reconocimiento a los colectivos que trabajaron durante el confinamiento y contar con los belenistas jiennenses. Así empezó todo, entré en su grupo de Watshapp y me animaron a ponerla en marcha aquí", explica Jesús Pegalajar, conocido cofrade y cabeza visible de esta nueva 'proentidad', que se dio a conocer el pasado jueves. 

Según Pegalajar, si el proyecto cuaja Jaén tendrá actividad belenista más allá de las fechas navideñas, con la realización de dioramas, talleres, exposiciones y otras actividades: "En un futuro, ojalá en estos próximos años potenciemos el belenismo, seguir esta tradición. La asociación de Málaga incluso organiza la cabalgata de Reyes", aclara. 

No ocurre lo mismo en el resto del paraíso interior, con municipios donde el belenismo sí está organizado desde hace tiempo. Pero, ¿qué mueve al personal a volcarse en esta práctica, cuál es el perfil común del belenista actual?

"Es una tradición familiar; en mi caso viene de mis abuelos, de mis tías y principalmente de mi madre, que desde chico me inculcó esta pasión. Yo, como jiennense con una infancia en la calle Millán de Priego, tenía muy cerquita la tienda de Peñalver y tomaba como referencia los belenes que veía en su escaparate. Siempre me ha llamado la atención, desde crío, y como cristiano, por su puesto, lo he venido desarrollando también por su valor catequético", explica.

 Belén viviente del colegio Antonio Machado y el AMPA Los Descalzos en el Picadero de Sementales baezano. Foto: Ayuntamiento de Baeza.
Belén viviente del colegio Antonio Machado y el AMPA Los Descalzos en el Picadero de Sementales baezano. Foto: Ayuntamiento de Baeza.

UNA CURIOSA AFICIÓN

El propio impulsor del belenismo local asegura que país que visita, país del que se trae un belén típico: "Tengo el tradicional, pero poseo además alrededor de quince misterios de otros países, en casi todos los que he estado he comprado; el último, antes del confinamiento, en Tailandia, que en vez del portal tiene una edificación típica de allí".

Y es que, en esto de los nacimientos, los hay para todos los gustos y edades. ¡Lo que disfruta un belenista a la hora de montar el suyo, que en casos como el de Pegalajar tira de habilidades para construirse sus propios recursos!: "Yo empecé a elaborar cosas no hace mucho, como casas, estructuras para salvar desniveles, puentes, un carro...".

Y es que, en ocasiones, el bricolage se convierte en la herramienta más a mano para poder disponer de todo lo necesario y que el Belén en miniatura quede lo más realista posible: 

"En Jaén se ha ido perdiendo esta tradición y es difícil encontrar piezas para comprarlas, antes había muchas alternativas que han ido cerrando, hoy hay que irse a la Alcaicería de Granada, por ejemplo, para adquirir piezas de barro. En La Alcantarilla hay una papelería que creo que es de los últimos reductos", detalla en tanto evoca comercios entrañables de la capital ya desaparecidos, como el propio Peñalver, Furnieles, Tejidos Gangas...

Precisamente en el momento en que conversa con este periódico, el cofrade anda con las manos en la masa en plena instalación del belén que los jiennenses disfrutan en el Patronato de Asuntos Sociales; vamos, que parece el protagonista de aquel poema de Felipe Molina Verdejo... 

"He puesto sobre el musgo un portalico. / He abovedado un cielo en cartulina / y en Jordán de cristal, nevando harina, / he bautizado en luz a un pastorcico...".

PARA TODOS LOS GUSTOS Y EDADES

Puestos a confeccionar una antología de nacimientos jiennenses, la cosa está más que complicada si se tiene en cuenta la variedad de propuestas que salpica la provincia, con nacimientos de lo más curiosos y, a buen seguro, un montón de ejemplos de los que este reportaje no tiene conocimiento y, por lo tanto, quedan fuera de la nómina por más que merezcan figurar en ella. Lo que les pasa a muchos poetas que, luego, van llorando por las esquinas.

En cualquier caso, un paseo por el Santo Reino (in situ o vía redes sociales) deja claro que los Jaenes son tierra de belenes. Ahí está, en la capital, los que muestra la Antigua, Insigne y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores, la Hermandad de El Abuelo, en su camarín y en su sede social

El primero, instalado por Jesús y Antonia Sánchez y que fue bendecido el pasado domingo a manos del capellán, Antonio Aranda Calvo, destaca por la inclusión de monumentos de la ciudad en su escenografía, este año con una Catedral no terminada, algo así como la que vería el gran Vandelvira cuando cerró sus ojos para siempre, pero a escala mínima.

Destaca por eso y, sobre todo, porque detrás de su elaboración se encuentran internos del Centro Penitenciario de Jaén, que dedican parte de su tiempo a currarse edificios y demás piezas hechas con material reciclable, para añadir a este nacimiento un motivo más de visita.

Lo de su casa de hermandad es otra cosa. Tanto es así que, esta Navidad, pasar por la esquina de la calle Maestra con Campanas es comprobar que el simpático belén de croché salido de las manos de Amparo Salas que exhibe la cofradía en su escaparate despierta más interés, incluso, que la recién restaurada Casa del Reloj.

Enamorada de este tipo de labores, la artesana ha volcado toda su experiencia en un nacimiento de lo más atractivo, fotografiado ya miles de veces por el personal:

"Lo hice el año pasado, el año de la pandemia, pero con menos figuras, y lo puse en mi casa. Lo subí a las redes y gustó un montón", celebra Salas. 

Un año entero de trabajo, de forma intermitente, en el que esta jiennense afincada en Granada ha puesto lo mejor de sí misma al manejar las agujas: 

"Hace ya por lo menos tres años empecé a hacer Virgencicas, luego un San José y al final hice también los Reyes Magos, todo el nacimiento; hicieron un concurso en el pueblo, me apunté y cuando vinieron a verlo del Ayuntamiento, dijeron que no habían visto nunca un belén de croché y me dieron el tercer premio", recuerda. 

Y es que no le falta de nada, incluso "morcillillas, choricillos, salchichillas y hasta el cuchillo del carnicero", enumera Salas Ibáñez. Un auténtico trabajazo que, eso sí, le encanta. Como dice el refrán, sarna con gusto no pica.

Lejos de dedicarse a esta labor profesionalmente, la creadora de este singular belén intenta satisfacer las peticiones de quienes desean tener en casa un nacimiento con su firma, pero lo hace (que quede claro) por pura afición, y ya está pensando en nuevas figuras para agrandar en el futuro el que, estos días, se puede admirar en la hermandad nazarena.

"Me gusta verlo en mi casa, pero allí no luce como en el escaparate; estoy encantada de que la cofradía lo haya instalado ahí, me hace mucha ilusión". Ah, y asegura que tiene terminada la procesión de El Abuelo, clara candidata a sustituir la escenografía navideña en el expositor cofrade en cuanto empiece a oler a incienso. Aviso para navegantes... capillitas.

A cuatro pasos, en un bajo de la Catedral que fue, en su día, taller de canteros del propio templo, un hermoso belén napolitano atrae a un buen número de visitantes de la mano de la Fundación Caja Rural. Un montaje que, año tras año, guiña el ojo al público con la inclusión de nuevos escenarios propios del repertorio patrimonial jiennense. 

Tampoco falta a su cita con la capital de la provincia el que ofrece, Navidad tras Navidad, la Cofradía de la Virgen de la Capilla en su casa museo, a espaldas de la basílica. Un completísimo nacimiento que todavía evoca la figura de aquel enamorado belenista que fue Juan García Carmona, durante décadas alma mater de esta actividad en el seno de la hermandad de la patrona. 

El histórico Raudal de la Magdalena, por su parte, en lugar de agua despide luz estos días a cuenta del belén luminoso instalado por el Ayuntamiento en el lugar por el que, asegura la tradición, el Lagarto asomaba sus fauces. 

 Consumado belenista, a la cofradía de la patrona regaló su monumental belén, plagado de maquetas hechas por él mismo, como muestra en esta foto de 1993. Foto cedida por Joaquín Sánchez Estrella.
Consumado belenista, a la cofradía de la patrona regaló su monumental belén, plagado de maquetas hechas por él mismo, como muestra en esta foto de 1993. Foto cedida por Joaquín Sánchez Estrella.

VIVIENTES, DE PLAYMOBIL, MONUMENTALES...

La lista es larga, casi inacabable. La renacentista Baeza puede presumir de diversidad, con los belenes vivientes del colegio Antonio Machado y el AMPA Los Descalzos en el Picadero de Sementales o el napolitano de la soprano Nieves Romero, instalado en su domicilio baezano. 

 El belén napolitano de la soprano Nieves Romero, en su casa de Baeza.
El belén napolitano de la soprano Nieves Romero, en su casa de Baeza.

De tradición puede calificarse ya el nacimiento viviente de Fontanar, en el municipio de Pozo Alcón, que desde 2005 implica a más de doscientos vecinos en esta lograda representación de la llegada de Jesús al mundo, en su regreso tras el parón impuesto por la pandemia, como informan desde la Diputación Provincial, colaboradora del acontecimiento. Será el próximo 26 de diciembre. 

Huelma es, también, tierra de misterios, con muestras tan curiosas como el que instala la vecina Antonia Gómez González, hecho a mano y con hitos patrimoniales del municipio entre sus elementos: la Fuente de la Teja, el castillo, la pedanía de Solera...

O el realizado a base de muñecos Playmobil, que goza de carácter municipal y se puede ver en un local de la calle Antonio Machado, a cargo de la Asociación de Coleccionistas Click Clack. Tampoco se queda atrás el que pone Juan Luis Guzmán, a la sazón concejal de Cultura del Ayuntamiento huelmense y que se curra a lo Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como: 

"Lo llevo haciendo desde chico, primero en casa de mis padres y luego ya en la mía. El 90% de las figuras son de escayola pintadas por mí; casas, castillo y arcos de muralla y demás, también", manifiesta el edil, que reserva el patio cubierto de su domicilio para su entrañable belén, durante muchos años primer premio del concurso local y, en una ocasión, protagonista indiscutible de las Pascuas en el Centro de Interpretación de El Pajarillo. 

 Huelma exhibe un belén con figuritas Playmobil. Foto: Ayuntamiento de Huelma.
Huelma exhibe un belén con figuritas Playmobil. Foto: Ayuntamiento de Huelma.

De enormes pueden calificarse el de la parroquia de la Asunción de Villacarrillo o el de la Unión de Cofradías de Úbeda, que tras su ausencia por el Covid ha regresado este año a la iglesia de Santo Domingo: "Creemos que es el más grande de toda la provincia de Jaén", expone Felipe Torres Villalba, vocal de Caridad de la agrupación. No en vano, más de quinientas figuritas conforman este nacimiento que atrae a "miles de visitantes".

O el que propone la Hermandad de Antiguos Legionarios y Miembros de las Fuerzas Armadas en el antiguo cuartel de la compañía La Cruz, en Linares, o el de... Lo dicho, una lista inacabable.

Una auténtica ruta navideña por una de las actividades que, ya desde el ámbito doméstico o a la luz pública, tiene en el mar de olivos un nutrido grupo de embajadores empeñados en que Belén y Jaén sigan rimando. 

Foto de cabecera: Cofradía de Nuestro Padre Jesús de Jaén. 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK