Cerrar Buscador

"Repetir entre los diez mejores docentes de España ya es un éxito"

Por Fran Cano - Diciembre 09, 2020
Compartir en Twitter @FranCharro
"Repetir entre los diez mejores docentes de España ya es un éxito"
El docente universitario Javier Cachón.

Javier Cachón Zagalaz vuelve a estar nominado entre los mejores docentes de España con motivo de la IV Premios Educa Abanca

De nuevo entre los mejores. Javier Cachón Zalagaz (Jaén, 1977) está nominado entre los diez mejores docentes de España en el marco de la cuarta edición de los Premios Educa Abanca. El año pasado ya acabó quinto en el ranking, y este curso tiene una oportunidad estupenda para mejorar la marca.

"Ya volver a estar en el top 10 es un reto. Sólo repetimos con respecto al año pasado Pablo Álvarez, de la Universidad de Sevilla, y yo", precisa en declaraciones a este periódico acerca de una lista en la que también figuran Elena Moreno y Sara Suárez, compañera de Cachón en la Universidad de Jaén. Los premios se fallarán definitivamente el próximo 10 de enero, cuando se hagan públicas las puntuaciones obtenidas por cada docente, y la gala de entrega será telemática entre el 25 y el 27 de febrero.

Javier Cachón imparte Didáctica de la Educación Física II en la UJA, donde acumula trayectoria desde que llegó en 2010. "Me veo con posibilidades porque llevo más baremación que el año pasado, cuando di las clases completas antes de que llegase el coronavirus", reflexiona, y reconoce que pudo impartir su asignatura en el primer cuatrimestre sin "ningún problema".

Acerca del futuro —y del presente— que afronta el profesorado con la pandemia y el aumento del protagonismo de las clases telemáticas, el jiennense considera que cada docente debe hacer una pregunta: "¿Es algo pasajero o llega para quedarse? Yo tengo claro que no volverá a tener 120 alumnos en prácticas hasta dentro de muchos años", señala. A su entender, el profesor debe pensar en microgrupos de enseñanza.

"El magisterio es pasional. A nosotros la pantalla no nos viene bien", dice alguien que apuesta por una forma de enseñar "muy llegadora", con la ilusión de sorprender al alumnado en cada clase más allá del impacto del clic.

Al docente le preocupa también cómo viven los menores la crisis sanitaria. Lo dice con la experiencia de quien trabajó en colegios antes de llegar al ámbito universitario. "Falta empatía facial ahora, con las mascarillas. Ya no hay sonrisas ni de asentimiento. Puede ser un problema y me consta que los psicólogos especializados en infantil ya han dado la voz de alarma", apunta. Las aulas están cambiando. Y los profesores están obligados a cumplir con nota.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK